Utilizamos cookies propias y de terceros para evaluar el uso que se hace de nuestra página Web y la actividad general de la misma, así como para facilitar los enlaces a las redes sociales. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información haciendo click aquí | OK

Preguntas y respuestas medicas

Busca tu médico en OnSalus.com

El Blog de Alicia González García

  • ANTOJOS DURANTE EL EMBARAZO; MITO O REALIDAD

    ANTOJOS DURANTE EL EMBARAZO; MITO O REALIDAD

    - Escrito por Dr./Dra. Alicia González García hace alrededor de 5 años -

    Entre el 60 y el 90 por ciento de las embarazadas sufren, en mayor o menor medida los tan conocidos antojos, que no son otra cosa más que un deseo irrefrenable de ingerir un alimento concreto, ante el cual de nada sirven los sustitutivos.

    Cualquier comida, incluso la que antes de estar embarazada nos resultaba desagradable o indiferente, puede convertirse en el objetivo de nuestro paladar, aunque existen algunos más comunes que otros: las bebidas con gas y el hielo picado, muy eficaces para paliar las nauseas y los vómitos; el picante, las comidas muy saladas o condimentadas, el dulce.


    Sobre las causas de estos antojos, los científicos no se ponen de acuerdo. Para algunos son una llamada de atención del cuerpo sobre una necesidad concreta, por ejemplo el deseo de una comida salada podría deberse a una carencia de sodio en el organismo. Otros cuestionan este argumento con la siguiente reflexión, si realmente estas llamadas de atención respondiesen únicamente a una necesidad nutricional, ¿no sería cierto que nuestra dieta sería más rica en verduras y frutas y menos en dulces y alimentos grasos?


    Otra explicación sobre este tema pasa por los cambios hormonales que la mujer, y también en algunos casos el hombre, sufren durante los meses de gestación, que pueden modificar nuestros gustos y manías en lo referente no sólo a los olores, sino también a los alimentos.


    Por último, se barajan como razonamiento a esta situación, que seguro muchas mujeres dan por cierta porque la han sufrido en sus embarazos, las causas sicológicas, atribuyendo que los antojos no sólo sacian un deseo alimenticio sino uno emocional. Pedir a nuestra pareja que nos consiga fresas fuera de temporada, o que nos compre un bocadillo en nuestra tienda favorita para lo cual se debe desplazar varios kilómetros, supone para la mujer la confirmación de que su compañero la apoya, la consiente y está dispuesto a sacrificarse por ella.


    Sea cual sea la causa, lo cierto es que los antojos se producen y deben ser atendidos, eso sí, controlemos nuestras apetencias y reduzcamos al máximo aquellas contrarias a una alimentación sana y equilibrada, ya que durante el embarazo ésta es básica para el desarrollo del bebé y para el bienestar de la futura madre. Para más información consultad los siguientes links: los antojos de las mujeres embarazadas y por qué surgen los antojos durante el embarazo.


    Por Alicia G. García.