Utilizamos cookies propias y de terceros para evaluar el uso que se hace de nuestra página Web y la actividad general de la misma, así como para facilitar los enlaces a las redes sociales. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información haciendo click aquí | OK

Preguntas y respuestas medicas

Busca tu médico en OnSalus.com

Blog de Carlos Gutiérrez

  • DOCTOR SEXO. CÓMO ACARICIAR UN CLÍTORIS (II)

    DOCTOR SEXO. CÓMO ACARICIAR UN CLÍTORIS (II)

    - Escrito por Dr./Dra. Carlos Gutiérrez hace alrededor de 5 años -

    En el artículo anterior hicimos una breve introducción sobre el clítoris, su anatomía y algunos trucos. Entremos en materia, cómo acariciar el clítoris.
    Muchos hombres piensan que cuando ven el clítoris en plena erección ya es pan comido, sólo frotarlo y ¡San orgasmo aparece! Craso error.

    Recordad, el clítoris es extremadamente sensible, si no se manipula con cuidado puede resultar doloroso o incómodo para la mujer, igual que un pene. No hay que olvidar que el clítoris tiene un capuchón, como en el pene de los hombres no circuncidados. Hablando en forma apropiada sería el “prepucio” del clítoris. La mayoría de las mujeres prefiere el “masaje” sobre esta zona. Ese es un punto clave. Si su pareja puede deciros cómo prefiere, si sobre el capuchón o el clítoris directamente, ya tienen mucho terreno ganado.

    Veamos los distintos tipos de masajes y caricias que se pueden hacer sobre el clítoris para que la mujer llegue al éxtasis sexual.

    Masajes circulares.
    Con la pulpa de uno de nuestros dedos hay que hacer movimientos circulares sobre el clítoris o el capuchón.

    De arriba hacia abajo.
    Con la pulpa de uno de nuestros dedos hay que hacer movimientos de arriba hacia abajo sobre el clítoris o el capuchón. Es decir en dirección del monte de Venus hacia el perineo.

    Masturbando el clítoris.
    Al igual que sucede cuando se masturba a un hombre, con movimientos de arriba hacia abajo. En este caso la inmensa mayoría de las mujeres prefiere que el hombre con los dedos índice y pulgar agarre el capuchón y ejerza movimientos de arriba hacia abajo apareciendo y desapareciendo el clítoris, exactamente como cuando se masturba a un hombre. La intensidad, fuerza de presión y rapidez nos la debe de pedir la mujer.

    Sexo oral sobre el clítoris.
    Aquí, a diferencia de la masturbación del clítoris con los dedos, se utilizan los labios, y estos al ser de un tejido conjuntivo más suave y menos agresivo provocan placer y no dolor si tocan directamente al clítoris. Lo mejor es preguntarle a nuestra pareja qué sensaciones le provoca. Al igual que el sexo oral sobre el pene, se trata de introducir el clítoris dentro de la boca y una vez dentro masajearlo con la lengua, movimientos circulares, de arriba hacia abajo y demás ocurrencias. Siempre sondeando a nuestra pareja.

    Masajeo del clítoris con los labios.
    Dentro de las modalidades del sexo oral tenemos el masaje con los labios de su pareja sobre esa zona. Muchas mujeres disfrutan si su contraparte combina pequeñas “mordidas” utilizando los labios con caricias con la punta de la lengua.

    Anillos vibratorios.
    Son cada día más las compañías dedicadas a artículos relacionados con el placer sexual (Sico, Durex, etc) que buscan nuevos “juguetes para adultos”. De un tiempo para acá los anillos vibratorios se han puesto de moda. El hombre lo coloca en la base del pene, aprieta el botón y las vibraciones provocan placer en la pareja. Es importante realizar una penetración muy lenta y tratar de acercar lo más posible el anillo a la zona del clítoris para estimularlo de forma más intensa.

    Si queréis compartir alguna técnica con el resto. Bienvenidos.

    Por: Carlos Gutiérrez