Utilizamos cookies propias y de terceros para evaluar el uso que se hace de nuestra página Web y la actividad general de la misma, así como para facilitar los enlaces a las redes sociales. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información haciendo click aquí | OK

Preguntas y respuestas medicas

Busca tu médico en OnSalus.com

El Blog de Alicia González García

  • PASOS PARA CURAR UNA HERIDA

    PASOS PARA CURAR UNA HERIDA

    - Escrito por Dr./Dra. Alicia González García hace alrededor de 5 años -

    A continuación vamos a detallar una serie de pasos necesarios para curar una herida.

    1.- En primer lugar nos lavaremos las manos con agua y jabón y nos colocaremos unos guantes quirúrgicos, en caso de no disponer de ellos, debemos procurar que nuestros dedos no toquen directamente la herida.

    2.-Lavaremos la herida, lo ideal sería con suero fisiológico, pero sino tenemos servirá con agua.

    3.- La limpieza se realizará con una gasa estéril, nunca con pañuelos de papel o con algodón porque dejan residuos en la herida.

    4.- Al limpiar la zona procederemos desde el interior de la herida hacia el exterior. El proceso debemos realizarlo con energía, pero sin brusquedad, tratando de arrastrar con el movimiento las posibles impurezas. En caso de tener objetos clavados en la herida es mejor no sacarlos y acudir a un profesional médico para que el realice el proceso.

    5.-Si el sangrado es abundante colocaremos una gasa sobre la herida y presionaremos con la palma de la mano, cuando la gasa se empape colocaremos otra encima, sin retirar la primera y seguiremos presionando hasta que cese de sangrar.

    6.-Cuando tengamos limpia la herida, la secaremos con ligeros golpecitos y  aplicaremos sobre ella un antiséptico que ayude a evitar infecciones.

    7.-Si las condiciones higiénicas que nos rodean y el lugar donde se ha producido la herida lo permiten, es mejor que permanezca al aire para favorecer su cicatrización, en caso de no ser así, la cubriremos con una gasa procurando cambiarla a menudo.

    Como es lógico estas indicaciones hacen referencia a heridas leves y superficiales, para las cuales no es necesario acudir a un centro médico.

    Si el daño se produce en un niño menor de un año, en una persona con problemas de coagulación o se trata de una herida profunda lo más aconsejables es acudir a un profesional que valore la situación y actúe en consecuencia.

    Para más información os recomiendo el siguiente enlace.

    Por: Alicia G. García. Más artículos de Alicia aquí