11 Remedios caseros para la colitis nerviosa

11 Remedios caseros para la colitis nerviosa

El colon o intestino grueso es la segunda porción de nuestro intestino, la primera es el intestino delgado. Cuando hablamos de “colitis”, estamos haciendo referencia a la existencia de un proceso inflamatorio y afectación consecuente a nivel del colon, cualquiera sea su causa. La colitis nerviosa o colon irritable es una afección crónica en la cual se van a presentar una serie de síntomas en forma repetitiva y sin ningún patrón específico.

En este artículo de ONsalus, te explicaremos cuáles son las causas y los síntomas de la colitis nerviosa y qué medicamentos y/o remedios caseros para la colitis nerviosa puedes utilizar para aliviar las molestias que te provoque. ¡Sigue leyendo!

Colon irritable: síntomas y causas

Se ha establecido que es una afección más común en mujeres y aunque las causas de la colitis nerviosa no han sido aclaradas, algunos hechos están fuertemente relacionados con su origen:

  • Afecciones psicológicas. Se plantea que las personas que padecen de colitis nerviosa tienen mayor tendencia a padecer o reportan antecedentes de depresión, ansiedad y/o fobias. La personalidad de ellas las orienta a un estado continuo de estrés, preocupación y/o frustración que no se evidencia en el resto de las personas sin este padecimiento. Adicionalmente, son personas que presentan frecuentes cambios en el estado de ánimo, siendo fácilmente conducidos hacia el enojo y presentando frecuentes conflictos en sus relaciones personales y laborales.
  • Malos hábitos alimenticios. De forma característica, las personas con colitis nerviosa reportan un elevado consumo de sustancias nocivas como el café, el tabaco y el alcohol que sobrepasan el estándar de la población general. Además, se ha evidenciado en ellas una muy alta ingesta de azúcar, sal y grasas. Es más frecuente en personas con un fuerte apego a los restaurantes de “comida rápida”.

Los síntomas de la colitis nerviosa pueden ser resumidos en:

  • Dolor abdominal tipo cólico, de aparición repentina, de intensidad y duración variables.
  • Distensión abdominal en grados variables, que no guarda relación con alguna alteración específica de la flora intestinal o con la función propia del colon.
  • Alteración errática del ritmo intestinal, presentándose períodos alternos de estreñimiento o diarrea de duración variable.
  • Flatulencias, característico en este tipo de pacientes, sin que exista tampoco ninguna alteración de tipo infecciosa o del metabolismo intestinal normal comprobable.
  • Saciedad temprana, que se presenta a los pocos minutos de haber comenzado a comer y habiendo ingerido pocos alimentos.
  • Presencia de moco en las heces, sin que sea comprobable algún proceso infeccioso a nivel intestinal que lo justifique.

Se pueden presentar algunos otros síntomas fuera de la esfera gastrointestinal, pero que son muy inespecíficos y pueden acompañar cualquier otra condición dentro o fuera de esta.

Medicamentos para la colitis nerviosa

El tratamiento de la colitis nerviosa va orientado a controlar los síntomas y a regular la esfera psicológica del paciente, que es el elemento esencial para tratar adecuadamente esta enfermedad.

Medicamentos

  • Antiflatulentos: orientados a atenuar el meteorismo o exceso de producción de gases que puede llegar a ser realmente incómodo para el paciente.
  • Antiespasmódicos: orientados a calmar los cólicos cuando estos se presentan, y no para ser consumidos de forma regular.
  • Probióticos: contribuyen al restablecimiento del hábito intestinal normal.

La indicación de antibióticos, laxantes u otros debe hacerse bajo estricta prescripción médica, pues algunos de estos medicamentos pueden empeorar la condición más que contribuir a su mejoría.

Además de los medicamentos apropiados, hay otros dos factores importantes a tener en cuenta para curar la colitis nerviosa: la dieta y el tratamiento psicológico.

Dieta

Una dieta adecuada es fundamental en el control de esta condición. El cumplimiento estricto de las indicaciones dietéticas conducirá a la disminución de la aparición de las “crisis” de diarrea y/o estreñimiento.

Es importante el consumo adecuado de alimentos ricos en fibra liposoluble e hidrosoluble, pero sin llegar a excesos pues estos mismos pueden inducir flatulencias.

Además, el consumo adecuado o reducido de grasas, azúcar y sal produce también cambios que contribuyen al control de la colitis nerviosa.

Es importante la eliminación de café, tabaco y picantes, y algunos estudios han mostrado un efecto beneficioso con la incorporación de alimentos antioxidantes (vitaminas A, C y E) de forma regular en la dieta de estos pacientes.

Terapia psicológica

Es el fundamento y elemento esencial en el tratamiento de la colitis nerviosa. Para ello, la terapia cognitiva-conductual deberá ser incorporada dentro del plan de tratamiento.

La orientación de esta terapia es provocar cambios actitudinales, conductuales y de personalidad que contribuyan a la disminución o desaparición de las afecciones psicológicas que mencionamos anteriormente.

Remedios caseros para la colitis nerviosa

Existen una serie de remedios para la colitis nerviosa que contribuyen a aliviar sus síntomas de forma natural:

Aceite de pimienta

Los resultados de los estudios con este aceite han mostrado que es uno de los remedios para la colitis nerviosa más eficaces contra el dolor cólico. Por su fuerte sabor y efecto, se recomienda tomar 3 gotas (disueltas en cualquier otro líquido) en el momento de sentir dolor y repetirlo una o dos veces al día, de ser necesario.

Agua de arroz

Coloca una taza de arroz en seis tazas de agua y deja hervir hasta que se consuma aproximadamente a la mitad. Puedes consumir este agua a lo largo del día.

En el siguiente artículo, puedes ver con detalle todos los beneficios del agua de arroz para la diarrea y cómo hacerla.

Jugo para la colitis de manzana y papaya

El zumo de manzana y papaya, al que puedes agregarle zumo de limón, es un aporte importante para la regularización del hábito intestinal y la disminución de las flatulencias.

Zanahoria

La zanahoria en zumo (sola o con piña) tomada en ayuno tiene un importante efecto depurativo a nivel del tracto gastrointestinal y beneficiará tu colon.

Puedes agregarla a las ensaladas o comerla sola, en forma de palitos, como merienda vespertina.

Raíz de regaliz

La infusión de raíz de regaliz una o dos veces al día (hierve la raíz y luego cuela la preparación), con miel, ha mostrado tener buenas propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias que ayudarían a nivel intestinal. Puedes tomarlo cuando se presenten cólicos.

Hinojo

Agrégalo a tus ensaladas o licúalo junto con los otros zumos que aquí te indicamos y tómalo. Es ideal para la reducción de las flatulencias y la distensión abdominal. Puedes combinarlo con eneldo, lo que potencia su efecto.

Jugo para la colitis de aloe vera y miel

El cristal de sábila (la parte interna de la “hoja” de la planta) preparado con miel y tomado en la mañana, en ayuno, tiene un importante efecto antiinflamatorio a nivel del colon y te ayudará a prevenir los cólicos.

En el siguiente artículo, también puedes ver cómo usar el aloe vera para combatir el estreñimiento.

Linaza

Deja en remojo durante toda la noche una cucharada de semillas de linaza en una taza con agua. A la mañana siguiente, cuela las semillas y toma el agua en ayuno. Puedes convertirlo en un hábito regular o tomarlo tres o cuatro veces a la semana.

Té de manzanilla

Esta maravillosa infusión tiene propiedades antiinflamatorias que serán de gran ayuda para tu colon. Puedes tomarlo una o dos veces al día en sustitución del café.

Plátano

Comer uno o dos plátanos al día ha mostrado un efecto beneficios en los pacientes con colitis nerviosa, reduciendo las flatulencias y regularizando su hábito intestinal.

Tratamiento “tópico”

Las compresas empapadas con vinagre de manzana o aceite de ricino colocadas sobre la zona dolorosa también han sido reportadas como remedios caseros para la colitis nerviosa beneficiosos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a 11 Remedios caseros para la colitis nerviosa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Bibliografía
  • Shiel Jr, W. C. (12 de diciembre de 2018). Medical definition of nervous colon syndrome. Recuperado el 29 de mayo de 2019, de MedicineNet: https://www.medicinenet.com/script/main/art.asp?articlekey=4541
  • Otero, W., & Gómez, M. (2005). Síndrome de intestino irritable. Revista Colombiana de Gastroenterología, 20(4), 72-83.
  • Remes-Troche, J. M., Gómez-Escudero, O., Nogueira-de Rojas, J. R., Carmona-Sánchez, R., Pérez-Manauta, J., López-Colombo, A., ... & González-Martínez, M. (2010). Tratamiento farmacológico del síndrome de intestino irritable: revisión técnica. Rev Gastroenterol Mex, 75(1), 42-66.