Compartir

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas

En la vida nos tenemos que enfrentar adversidades e imprevistos que van dejando huella en nuestro interior. Con el paso del tiempo nos damos cuenta de que diferentes experiencias pueden debilitarnos, pero también es precisamente cuando nos percatamos de que debemos hacernos más fuertes. La vida se basa en equivocarnos y aprender de nuestros errores, pero a veces dar un paso hacia adelante resulta más difícil de lo que nos pensamos. En ONsalus te explicamos 7 hábitos para sanar el alma y curar las heridas para conseguir un mayor equilibrio y paz interior.

También te puede interesar: 10 hábitos de vida saludable para niños

Equivócate

Si no nos equivocamos es difícil que podamos aprender. Es cierto que los errores pueden producir heridas, pero de ellas surge la oportunidad de hacernos más fuertes. Equivocarnos abrirá heridas, pero también ayudará a que cada vez seamos más conscientes de cómo curarlas y que cicatricen antes. No te martilices, nadie es perfecto, y las imperfecciones suponen tropezar, caerse y sufrir durante un tiempo. Pero al fin y al cabo, de eso se trata, el tiempo también es quien cicatriza las heridas.

Aprende

Aprovecha para aprender. Sanar nuestra alma y curar las heridas es posible cuando aprendemos de nuestros errores. Prueba cosas nuevas, busca experiencias que te llenen, rodéate de gente que te quiera, en la que puedas confiar, que saquen lo mejor de ti, y que te ayuden a mejorar tu peor versión. Aprender es apasionante cuando estamos dispuestos a traspasar fronteras, a ser curiosos y a asumir riesgos. Nadie ha llegado lejos sin arriesgarse.

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas - Aprende

Perdónate

Perdonarse es un hábito para sanar el alma y curar las heridas fundamental. Sin perdón no se avanza, y si no se avanza no es posible crecer y mejorar. Perdonar a los demás es importante, pero perdonarte a ti lo es aún más. Perdonarte a ti mismo es aceptar tus errores, asumir derrotas y tratar de mejorar como persona; es ser valiente. Mirar hacia otro lado es fácil, pero cuando nos detenemos, reflexionamos, pensamos y vaciamos el polvo acumulado en nuestro interior, es cuando más reluce nuestra alma, y cuando la fortalecemos.

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas - Perdónate

Mejora

El resultado de equivocarse, perdonarse y aprender es mejorar. Cuando se han adoptado estos hábitos para sanar el alma y curar las heridas, es cuando realmente logramos avanzar. Mejorar puede ser resultado de estos hábitos, y no es fácil de conseguir. Debemos ser pacientes y luchar por lo que queremos, siendo conscientes de que podemos perder, pero también de que podemos saborear la victoria. Debemos ser exigentes con nosotros mismos, confiar en nosotros y convencernos de que mejorar solo depende de nosotros.

Nútrete de los demás

Absorbe la energía de los que te rodean: la familia, los amigos, etc. Conseguir tu paz interior y estar en armonía contigo mismo es fundamental, pero para ello también necesitas del amor de los demás. Es posible que no seas consciente de la cantidad de cosas que alguien te puede aportar hasta que le das una oportunidad. No te cierres y deja que los demás te aconsejen, déjate apoyar, pero también permite que te critiquen. Una buena crítica constructiva te ayudará a darte de cuenta de cosas que no puedes ver por ti mismo. Crea el hábito de disfrutar de la compañía de seres que valen la pena y que te llenan.

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas - Nútrete de los demás

Cuídate

Cuídate por dentro y por fuera. Riega tu alma y nutre tu cuerpo. Tu cuerpo es el lugar en el que vives, y tu alma el ser que lo habita, por lo que piensa en todo lo que puedes hacer para mimarlos. Lleva una alimentación sana, date algún capricho, realiza ejercicio, ponte a prueba física y mentalmente y entrénate. Leer, buscarte aficiones, viajar...todas estas opciones te mantienen vivo por dentro y por fuera. Crea el hábito de quererte para sanar el alma y curar las heridas.

Exprésate

Muy poca gente tiene el hábito de expresarse, de decir lo que piensa y de desahogarse. Tenemos la ventaja de poder comunicarnos, entablar conversaciones a través de las cuales razonar y debatir. Di lo que sientes y lo que piensas para, de esta forma, sentirte bien contigo mismo, siempre tratando de ser coherente. No te encierres en ti mismo porque lo único que conseguirás será ir acumulando pensamientos y energía negativa. Otras formas de expresarte es a través de la danza, el teatro, la pintura y otras formas artísticas.

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas - Exprésate

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a 7 hábitos para sanar el alma y curar heridas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario sobre 7 hábitos para sanar el alma y curar heridas

¿Qué te ha parecido el artículo?

7 hábitos para sanar el alma y curar heridas
1 de 5
7 hábitos para sanar el alma y curar heridas

Volver arriba