Compartir

Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento

Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento

La hormona del crecimiento o somatotrópica actúa principalmente sobre los tejidos y huesos estimulando su crecimiento y regeneración, por ello cuando la hipófisis o glándula pituitaria secreta excesivas cantidades de esta hormona produce una serie de alteraciones y se desarrolla una enfermedad conocida como acromegalia.

Esta enfermedad no es común y suele ser de larga duración, a nivel mundial se registran 4 o 5 casos por cada 1.000 personas al año aproximadamente. Puede presentarse durante la adolescencia o en la tercera edad, pero tiene mayor incidencia en personas de entre 40 y 60 años de edad, afectando mayormente a mujeres. Si esta alteración de las hormonas somatotrópicas se desarrolla en la infancia recibe el nombre de gigantismo, ya que genera otras consecuencias.

El presentar una producción anormal de la hormona del crecimiento conlleva varias reacciones adversas y complicaciones serias, por ello es importante saber detectar sus indicios y acudir con el médico para que dé un tratamiento oportuno. Por este motivo, en ONsalus nos interesa informarte sobre la acromegalia: causas, síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Pancreatitis: síntomas, causas y tratamiento

Causas de acromegalia

La elaboración elevada de la hormona del crecimiento por la hipófisis se puede deber a unas pocas razones. Entre las causas de acromegalia un tumor en la hipófisis es la más común, mayormente es benigno aunque también es posible que sea del tipo canceroso, no se tiene certeza de qué lo origina, pero se plantea que el factor genético juega un papel importante. Además de la alteración en la secreción de la hormona somatotrópica, el aumento anormal en el tamaño del tumor puede ir presionando los tejidos a su alrededor y ocasionar así mayores molestias.

Otra posible causa de acromegalia es por el desarrollo de tumores en alguna otra parte del cuerpo, como en las glándulas suprarrenales o los pulmones. En este caso, la alta producción de la hormona del crecimiento se debe a la mayor estimulación de la glándula pituitaria por parte de la hormona somatocrina o liberadora de la hormona de crecimiento, que es secretada por el tumor.

Aunque es muy raro que llegue a pasar, la acromegalia puede producirse como un efecto secundario durante las terapias de reemplazo con hormona del crecimiento artificial, generalmente utilizadas en personas que no producen la cantidad suficiente de esta hormona, en trastornos como el bocio y para controlar el desarrollo de nódulos en la glándula tiroides.

Principales síntomas de acromegalia

Cuando una persona adulta padece de este trastorno, las manifestaciones no suelen distinguirse rápidamente, ya que son graduales y en muchas ocasiones las personas cercanas al paciente pueden confundir los cambios con los del proceso natural de envejecimiento. La sintomatología de acromegalia que se presenta es ocasionada por la acción propia de la hormona somatotrópica y por el posible crecimiento del tumor. Entre los síntomas del trastorno de acromegalia destacan:

  • Cansancio y debilidad muscular.
  • Sudoración excesiva y olor corporal.
  • Engrosamiento de los tejidos blandos de las manos y los pies, generalmente acompañado de dolor y enrojecimiento.
  • Desfiguración facial, principalmente se ensanchan los huesos de la frente y la nariz.
  • Dientes muy separados y mandíbula prominente, el maxilar inferior se desplaza hacia adelante.
  • Aumento del tamaño de la lengua, los labios y la tráquea.
  • Dolores de cabeza.
  • Alteraciones de la visión a causa de la presión del nervio óptico por el incremento del tumor.
  • Dolor articular, debido a la hinchazón de estructuras óseas cercanas a la articulación. Frecuentemente se desarrolla el síndrome del túnel carpiano.
  • Apnea del sueño ocasionada por el agrandamiento de los tejidos blandos bucales y de la garganta.
  • Hinchazón de las glándulas sebáceas.
  • Deficiencia hormonal con consecuencias como la alteración en la función sexual, en el metabolismo o la respuesta al estrés.
  • Ensanchamiento de órganos y glándulas con sus respectivas complicaciones, frecuentemente el corazón, el hígado, el riñón y la glándula de tiroides.
Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento - Principales síntomas de acromegalia

Tratamiento para aliviar la acromegalia

Una vez que ha sido diagnosticada la enfermedad, el médico indicará el mejor tratamiento para la acromegalia que se ajuste a la condición. En primera instancia puede sugerir la extracción del tumor vía quirúrgica, con ello se buscará la remoción total o parcial de este, dependiendo de su tamaño y extensión. Frecuentemente suele ser suficiente esta cirugía para corregir la producción elevada de la hormona del crecimiento y que los síntomas desaparezcan.

Por otro lado, cuando el tumor se ha extendido a zonas donde no se puede operar o la cirugía no ha sido exitosa, mayormente se recurre a la radioterapia focalizada como tratamiento de acromegalia. El objetivo es reducir el tumor, hasta que sea operable si es el caso, y a su vez que disminuya la producción de la hormona somatotrópica. Sin embargo, los resultados llegan a ser lentos, siendo necesario exponerse a radiación periódicamente y por un largo tiempo, además de acompañar con fármacos para mejores resultados.

Otro tratamiento para la acromegalia que puede recetar el médico es el uso de fármacos específicos, principalmente los análogos de la somatostatina y los agonistas dopaminérgicos. El primero se administra por medio de inyecciones periódicamente y da buenos resultados disminuyendo la cantidad de la hormona del crecimiento y en ocasiones ha ayudado a reducir el tamaño del tumor. Mientras que los agonistas dopaminérgicos, aunque igualmente disminuyen el nivel de la hormona somatotrópica, su eficacia suele ser menor y su administración es por vía oral.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Escribir comentario sobre Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento
1 de 2
Acromegalia: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba