Compartir

Afonía y dolor de garganta: causas y remedios caseros

 
Afonía y dolor de garganta: causas y remedios caseros

La pérdida de uno de los bienes más preciados. como la voz, puede ser desesperante, pero tómalo con calma, habitualmente, suele mejorar en poco tiempo. Todo depende de la causa, el tiempo que lleves con disfonía, si usas tu voz para trabajar, si padeces alergia, reflujo gastroesofágico u otra enfermedad.

A continuación, en ONsalus, te explicamos cuáles son las causas más frecuentes de dolor de garganta y afonía, los posibles tratamientos médicos y remedios caseros.

También te puede interesar: Remedios caseros para la afonía

Causas de afonía y dolor de garganta

La afonía es la ausencia completa de voz, lo que a menudo se suele padecer es la disfonía. Esta es cuando la voz pierde fuerza, se entrecorta, se pierden los tonos agudos o queda solo un "hilo de voz". Existen muchas causas diferentes para que esto suceda, las mismas radican en la laringe, que es donde están las cuerdas vocales, pero no todas los motivos que ocasionan una disfonía producen, además, dolor de garganta. A continuación, las causas más comunes de ambos síntomas:

Laringitis por infección viral

A menudo, algunos virus comunes que ocasionan rinitis, secreción nasal tipo agua, sensación de fiebre y malestar por 1 o 2 días, producen también dolor faríngeo y disfonía. A continuación, pueden ocasionar tos seca que puede durar entre dos o tres semanas.

Laringitis por alergia

Suele ser estacional, es decir, que en algunas épocas del año algunas personas susceptibles suelen sufrir por el contacto de sustancias que a otros no hacen daño, como polen, ácaros o bien al ingerir ciertos alimentos. Suele producirse un cuadro de inflamación nasal (moco claro tipo agua, estornudos, picazón), inflamación de los ojos (picazón y lagrimeo) e inflamación en la garganta (dolor, ardor, picazón y hasta disfonía).

Laringitis por reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es la llegada de ácido desde el estómago a áreas que no están acostumbradas al mismo (esófago, laringe, faringe, nariz, oídos y hasta pulmones), ocasionando una variedad de síntomas, entre los que se encuentran el dolor de garganta y la pérdida de voz. Puede acompañarse de una sensación de tener algo en la garganta, carraspera e incluso rinosinusitis o asma. Es un cuadro crónico y puede ser insidioso, es decir, que la inflamación es lenta.

Cuerpo extraño en la laringe

Si la molestia comenzó después de haber estado comiendo, puede que haya quedado algún pequeño resto de comida o espina en la zona. Esto es grave, una urgencia, ya que el cuerpo extraño puede obstruir la vía respiratoria e incluso pasar a pulmones.

Contractura muscular

Las cuerdas vocales se mueven por pequeños músculos y ligamentos, estos no funcionan bien cuando existen contracturas musculares en zonas como el cuello o la espalda, y hacer un esfuerzo para hablar normalmente puede ocasionar dolor en la zona.

Disfonía por exigencias de la voz

El mal uso de la voz por hablar fuerte, demasiado o bien por no tener una buena coordinación entre la respiración y la fonación puede hacer que estés usando mal tus cuerdas vocales, con lo cual esto puede generar pérdida de voz y dolor en la zona, por hacer esfuerzo al hablar. Con el tiempo, puede generar lesiones en las cuerdas vocales como, por ejemplo, nódulos.

Lesiones en las cuerdas vocales

Si en las cuerdas existe algún tipo de lesión, como quistes o bien algún tumor, puede que la voz no salga normalmente y, al esforzarte por usarlas, aparezca cierto dolor.

Irritantes

Puede que la inhalación de humo, vapor o alguna sustancia haya generado inflamación en la zona, habitualmente, cede si desaparece ese estímulo, pero si notas que además te cuesta respirar debes ir a consultar de inmediato a tu centro de salud más cercano.

Tratamiento médico de la afonía o disfonía y dolor de garganta

Cuando llegas a consultar por dolor de garganta y disfonía, es importante determinar el tiempo que llevas con estos síntomas, si se acompaña de otras dolencias, si has padecido esto antes o no, si tienes otras enfermedades, si trabajas con tu voz, en fin, muchas preguntas que llevarán a tu médico/a a pensar en una u otra causa.

Después de revisarte, puede medicarte para un resfriado con analgésicos, antialérgicos y resposo. Si es muy importante el cuadro, puede que indique corticoides por uno o dos días.

Lo más importante ante una disfonía o afonía es el reposo de voz, ya que continuar exigiendo a unas cuerdas vocales inflamadas solo generará más molestias y una evolución más lenta, incluso puede hacer que las mismas se dañen. Así mismo, evitar irritantes es clave.

Si el problema es más bien crónico o no resuelve con el tratamiento, se realizará una fibroscopia, con la cual se puede evaluar la zona directamente y, en base al diagnóstico, hacer un tratamiento adecuado.

Otros tratamientos para la afonía o disfonía y dolor de garganta que se pueden indicar según la causa son:

  • En caso de alergia, fármacos antialérgicos.
  • En caso de reflujo, siempre se deben mejorar los hábitos de alimentación.
  • Si el problema radica en contracturas musculares, el movimiento, el ejercicio y el estirar mejorará la situación.
  • Si existiera alguna lesión en las cuerdas vocales, a veces, se intenta un tratamiento médico, reposo de voz y si se sospechara de un tumor, se debe tomar una pequeña muestra.

Afonía y dolor de garganta: remedios caseros

Existen distintas medidas y remedios caseros que pueden tomarse para mejorar la afonía o disfonía y dolor de garganta:

  • Beber agua: mantenerse hidratado es fundamental para generar equilibrio en el cuerpo, además, las cuerdas vocales deben recibir suficiente aporte hídrico. Por otro lado, si el problema está en toda la vía respiratoria es clave para una buena recuperación.
  • Miel: la miel es antiinflamatoria y antimicrobiana, por lo cual todas las causas inflamatorias de la laringe pueden mejorar con su consumo. Además, ayuda a mejorar el reflujo, siempre y cuando se la consuma lejos de otros alimentos (1 hora antes o 2 después). Se debe diluir una cucharadita en un vaso de agua tibia.
  • Limón: tanto para las infecciones como para el reflujo es muy útil. ¡Sí, para el reflujo también!, ya que consumido al igual que la miel, lejos de otros alimentos, ayuda a generar un equilibrio del pH a nivel gástrico, como todo no debes exagerar, puedes hacerlo unos días y luego descansar, pero siempre que lo intentes debes acompañarlo de una dieta sana.
  • La dieta sana, otra clave fundamental. Que la base de tu alimentación sean frutas y verduras crudas, frutos secos, semillas, legumbres, fermentados, germinados. Esto es sano. Lácteos, azúcar y harina refinados, procesados, colorantes, conservantes, carnes y embutidos, eso no es sano y hará que cualquiera sea la causa no mejore, si no cambias tus hábitos.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer, debes esperar entre 2 y 3 horas. Si tienes hambre, puedes comer frutas hasta 1 hora antes de acostarte. Esto mejorará tu digestión, ayudará a que el reflujo no continúe inflamando tu garganta.
  • Jengibre: es antiinflamatorio, excelente en problemas de la vía respiratoria y además analgésico. Debes preparar un cocimiento: hierves unos pedacitos de la raíz en agua por 10 minutos, dejas que repose otros diez minutos y puedes beberlo tibio o frío, como prefieras.
  • Reposo de voz: una vez más, debes evitar hablar. El movimiento de las cuerdas vocales cuando están con problemas solo puede generar más problemas.

Si tienes dudas o tienes otro tipo de síntomas como falta de aire o notas que no mejoras, lo mejor es que consultes con tu médico/a de cabecera.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Afonía y dolor de garganta: causas y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Bibliografía
  • Stachler RJ, Dworkin-Valenti JP. Allergic laryngitis: unraveling the myths. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg. 2017;25(3):242–246. doi:10.1097/MOO.0000000000000354
  • Lechien JR, Huet K, Khalife M, et al. Gender differences in the presentation of dysphonia related to laryngopharyngeal reflux disease: a case-control study. Eur Arch Otorhinolaryngol. 2018;275(6):1513–1524. doi:10.1007/s00405-018-4951-2
  • Campagnolo A, Benninger MS. Allergic laryngitis: chronic laryngitis and allergic sensitization. Braz J Otorhinolaryngol. 2019;85(3):263–266. doi:10.1016/j.bjorl.2019.02.001
  • Zhukhovitskaya A, Verma SP. Identification and Management of Chronic Laryngitis. Otolaryngol Clin North Am. 2019;52(4):607–616. doi:10.1016/j.otc.2019.03.004
  • Stachler RJ, Francis DO, Schwartz SR, et al. Clinical Practice Guideline: Hoarseness (Dysphonia) (Update). Otolaryngol Head Neck Surg. 2018;158(1_suppl):S1–S42. doi:10.1177/0194599817751030
  • Kosel C., Guía de medicina natural, Barcelona. 1991.

Escribir comentario sobre Afonía y dolor de garganta: causas y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Afonía y dolor de garganta: causas y remedios caseros
Afonía y dolor de garganta: causas y remedios caseros

Volver arriba