Compartir

Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento

Por Pablo Roca. 16 febrero 2016
Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento

La agorafobia es el miedo que siente una persona ante la imposibilidad de escapar de un lugar en caso de que sufra un ataque de ansiedad. Por ello, la persona agorafóbica trata de evitar aquellas situaciones que pueden provocarle ansiedad, tales como usar el transporte público o salir de casa. No debemos confundirlo con la fobia a los lugares abiertos, la cual supone un miedo a a caerse en lugares abiertos sin contar con la ayuda de nadie, por lo que se tiende a caminar junto a la pared. La agorafobia supone que las personas tiendan a desarrollar mecanismos de defensa ante la ansiedad, como ir acompañado de una persona, beber alcohol, fumar, o requerir del uso de algún objeto tranquilizador. En este artículo de ONsalus te explicamos las causas, síntomas y tratamiento de la agorafobia.

También te puede interesar: Aversión sexual: causas y tratamientos

Causas de la agorafobia

La causa de la agorafobia es desconocida, y puede depender de cada caso en concreto. Normalmente, la agorafobia tiene lugar después de que una persona haya presentado un episodio de ansiedad, de forma que posteriormente teme que se vuelva a repetir, y lo evita a toda costa. Se pueden clasificar diferentes tipos de agorafobia en función de la situación en la que tiene lugar:

  • Ataque de pánico en una situación agorafóbica. La persona ha tenido un ataque previamente en la misma situación, por lo que el ataque es previsible. Está causado por un estímulo externo y el paciente teme que vuelva a sufrir un ataque de nuevo, retroalimentando su temor.
  • Ataque de pánico previsible en una situación segura. En este caso, el ataque de pánico se produce porque la persona detecta que se encuentra muy activa emocionalmente y evita sentirse muy excitado.
  • Ataque de pánico imprevisible en una situación segura. El ataque de pánico tiene lugar en un entorno que la persona considera seguro. El estímulo que desencadena el pánico es interno. La ansiedad deriva de una malinterpretación del organismo de algunos cambios fisiológicos.
  • Ataque de pánico por anticipación. La persona sufre un ataque de pánico al saber que va a exponerse a una situación que desencadenará ansiedad, por lo que el ataque de pánico sucede antes de que la persona se exponga a dicha situación.
Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento - Causas de la agorafobia

Síntomas de la agorafobia

Los síntomas que puede padecer una persona agorafóbica pueden variar, aunque de forma general podemos diferenciar los siguientes:

  • Miedo a usar el transporte público, estar en espacios abiertos o en sitios cerrados, hacer cola o salir de casa solo.
  • Evitar las situaciones anteriores por la dificultad de escapar o por miedo a no tener a alguien le preste ayuda en una situación de pánico o en un momento embarazoso.
  • La persona agorafóbica tiende a necesitar ir acompañada de alguien más para no sentir ansiedad.
  • El nivel de temor no corresponde a la situación real a la que debe exponerse la persona agorafóbica.
  • El miedo y la ansiedad dificultan la vida social y laboral de la persona afectada.
  • Sudoración excesiva.

Los síntomas fisiológicos que pueden presentarse son:

  • Dificultad para respirar.
  • Temblores.
  • Sudoración excesiva.
  • Dolor torácico.
  • Taquicardias: aumento de la frecuencia cardíaca.
Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de la agorafobia

Tratamiento de la agorafobia

Los tratamientos disponibles para tratar la agorafobia se dividen en dos principalmente: psicológicos y farmacológicos.

Tratamiento psicológico

Se divide en:

  • Terapia cognitivo-conductual. Consiste en informar al paciente sobre la ansiedad y el pánico, así como distintas técnicas que faciliten el enfrentamiento del paciente a la agorafobia. Algunas de estas técnicas se centran en la respiración, control de pensamientos que llevan a la ansiedad, facilitar la expresión adecuada de las emociones, etc.
  • Exposición en vivo. Consiste en la exposición del paciente a situaciones reales de su vida que le generan ansiedad y que tiende a evitar. Hay tres tipos de exposiciones: la exposición de manera gradual con la ayuda del terapeuta, la exposición sin la ayuda del terapeuta con posibilidad de escaparse temporalmente, y la exposición prolongada con ayuda de un familiar o un amigo.

El objetivo es conseguir que el paciente consiga tolerar cierta ansiedad y malestar, así como reducir el miedo anticipado que suele padecer el agorafóbico antes de exponerse a una situación que teme.

Terapia farmacológica

Normalmente suele aplicarse junto con la terapia psicológica, aunque dependiendo del caso puede desaconsejarse. La medicación suele ser igual de eficaz la psicológica cuando se ejecuta a corto plazo, pero no a medio o largo plazo, puesto que hay un mayor número de recaídas y crea dependencia a los fármacos.

Además, existe el riesgo de que la medicación se convierta en un mecanismo de defensa y se tome solo en las situaciones en que las personas deben enfrentarse a la situación temida.

Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento de la agorafobia

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento
1 de 4
Agorafobia: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba