Compartir

Agua de hamamelis: propiedades para la piel

Marta Vicente
Periodista especializada en salud y bienestar
Agua de hamamelis: propiedades para la piel

¿Aún no conoces las propiedades y los beneficios del agua de hamamelis? Este líquido que se extrae de las hojas del pequeño árbol con el mismo nombre ha resultado ser un gran producto para la belleza y la salud de la piel. Cuando se usa de forma tópica, es capaz de combatir el acné, aportarle frescura y vitalidad, reducir las irritaciones e incluso tratar los síntomas que provocan condiciones como las afecciones cutáneas, las varices, la retención de líquido, las hemorroides, etc. Si deseas mejorar el aspecto de tu piel y beneficiarte de todas las bondades de este producto, continúa leyendo porque en ONsalus te mostramos con detalle cuáles son las propiedades para la piel del agua de hamamelis y cuáles son todos sus usos.

También te puede interesar: Beneficios del agua de mar para la piel

Qué es el agua de hamamelis

El agua de hamamelis es un líquido que se obtiene a través de la decocción de las hojas del arbusto caduco llamado Hamamelis Virginiana, el cual tiene su hábitat en los bosques templados de América del norte, concretamente en el este de Canadá y el nordeste de Estados Unidos. Antiguamente, las hojas de este arbusto se usaban en múltiples rituales de belleza y remedios medicinales, pues tienen propiedades astringentes, tonificantes, antisépticas, antiinflamatorias, hemostáticas, entre otras.

Para aprovechar todas sus propiedades, se recomienda usar el agua de hamamelis de forma externa aplicándola sobre la piel directamente. Este líquido está compuesto por taninos, flavonoides y aceites volátiles que actúan como potentes antioxidantes, ayudando a neutralizar la acción de los radicales libres en el organismo y, por ende, a combatir los daños que pueden causar, pues estos son los principales responsables de la oxidación celular y del envejecimiento de la piel.

Agua de hamamelis como tónico facial

El agua de hamamelis es ideal para el cuidado de la piel del rostro y, por ello, puede empezar a formar parte de los productos cosméticos que usas habitualmente.

Destaca principalmente por sus propiedades astringentes, las cuales son excelentes para reducir el exceso de grasa, limpiar la piel en profundidad, tonificarla y cerrar los poros abiertos o dilatados. Tan solo tendrás que verter un poco de agua de hamamelis en un disco de algodón y pasarlo por la piel de la cara bien limpia para que actúe como tónico facial.

Además, otras de las propiedades del agua de hamamelis para la piel más importantes son las antiacné, pues su composición es perfecta para minimizar todas las impurezas, reducir las manchas, prevenir las infecciones y combatir el exceso de sebo.

Combate las ojeras y los ojos cansados

Los beneficios del agua de hamamelis también se extienden a la piel de los ojos, y es que es un producto que permite mejorar las ojeras y combatir esa sensación de ojos cansados que tenemos algún día que otro.

Esta acción es gracias a sus efectos antiinflamatorios y a que mejora la circulación sanguínea de la zona en la que se aplica, por lo que será posible reducir la hinchazón del contorno de ojos y aportarle a la mirada mucha más frescura y vitalidad. Además, también es una buena aliada para prevenir la aparición de arruguitas y líneas de expresión en la piel que hay alrededor de los ojos.

Para usarla como antiojeras, lo mejor es introducir el agua de hamamelis en el frigorífico durante unos minutos y aplicarla bien fría sobre el contorno de ojos para que actúe como descongestionante al tiempo que sus principios activos van penetrando bien en la piel.

Un buen tratamiento natural para la cuperosis

La cuperosis es una afección cutánea causada por una alteración en la circulación. Se manifiesta mediante la aparición de unos pequeños filamentos o lesiones rojizos en la piel del rostro, frecuentemente en las mejillas y en la nariz.

Además de cuidar la piel y evitar los factores que pueden desencadenar esta condición, la aplicación de agua de hamamelis en las zonas dañadas puede resultar aliviador y ayudar a sanar la piel de una forma más rápida, consiguiendo que esos pequeños capilares no sean tan visibles gracias a su efectos venotónico.

Excelente remedio para el dolor de piernas y las varices

Otra de las propiedades del agua de hamamelis para la piel es que cuando se aplica sobre la dermis de las piernas ayuda a aliviar los dolores que se sufren a diario en ellas y a reducir los síntomas de las piernas cansadas. Esto es gracias a su acción antiinflamatoria y a que reactiva la circulación de la sangre, siendo así un estupendo remedio para quienes pasan muchas horas de pie o sentados al día, hacen ejercicio físico o sienten un cansancio generalizado en su cuerpo al finalizar la jornada.

Debido también a estas propiedades, es un gran producto para tratar las varices de forma externa y combatir la retención de líquido, pues permite reducir los dolores y la inflamación al mismo tiempo. Lo mejor es realizar unas friegas con agua de hamamelis sobre las piernas, dando masajes suaves en dirección al corazón, es decir de las piernas hacia el tronco.

Ayuda a sanar las hemorroides

El padecimiento de hemorroides suele generar síntomas como dolor y picazón moderada o intensa en la región anal. El agua de hamamelis puede ayudar a reducir estos síntomas y además actuar contra la inflamación de estas lesiones, por lo que es un buen tratamiento cuando se manifiesta este tipo de protuberancias en la zona anal.

Para usar el agua de hamamelis para las hemorroides, aplica un poco del producto con un algodón y deja secar. Verás cómo poco a poco la picazón y las molestias van disminuyendo.

Descubre más tratamientos naturales consultando el artículo Remedios caseros para las hemorroides.

Calma la piel en caso de quemaduras, picores y moretones

Por último, como beneficios del agua de hamamelis para la piel, también encontramos que es un producto natural útil en caso de quemaduras o quemaduras solares en la piel, picazón o moretones. Ayuda a reducir la hinchazón, la irritación y contribuye a la sanación de la piel que ha resultado dañada.

Aplica un poco del producto sobre la zona afectada, pero en ningún caso lo hagas sobre heridas abiertas o sangrantes ni en quemaduras de gran envergadura.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Agua de hamamelis: propiedades para la piel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Tratamientos estéticos .

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Agua de hamamelis: propiedades para la piel

¿Qué te ha parecido el artículo?

Agua de hamamelis: propiedades para la piel
1 de 5
Agua de hamamelis: propiedades para la piel