Compartir

Alopecia: causas y tratamiento

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 29 abril 2016
Alopecia: causas y tratamiento

Normalmente se pierden alrededor de 100 cabellos al día, cuando la pérdida supera esa cantidad y se comienzan a encontrar pelos en el suelo, las almohadas y la ducha, se puede sospechar que una persona está sufriendo de caída del pelo o alopecia, condición que es más común en la vejez y que también puede ser consecuencia de algunas enfermedades.

Por lo general, la pérdida del cabello sucede gradualmente y puede ocurrir alrededor de todo el pelo o por parches, lo cual genera una angustia estética para las personas que muchas veces se convierte hasta en una inseguridad social. Existen distintas causas y tratamiento de la alopecia, para conocerlos te invitamos a leer este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Alopecia areata: causas y tratamiento

Tipos de alopecia

La alopecia es la ausencia o caída del pelo en zonas donde generalmente se encuentra. El cuero cabelludo, por ejemplo, tiene más de 1000 cabellos y pierde o muda 100 diarios. Cuando la pérdida de pelo supera los 100 cabellos diarios y se comienzan a apreciar claros de cuero cabelludo con ausencia de cabello, se puede decir que una persona sufre de alopecia la cual puede ser parcial, completa, definitiva o temporal.

La alopecia es una condición que se asocia con el género masculino, sin embargo, pude atacar a mujeres también. Existen distintos tipos de alopecia, conozcamos cuáles son:

Alopecias no cicatriciales

Son las más comunes entre los tipos de alopecia y tienen la ventaja de que puede curarse con tratamiento, incluso algunos tipos desaparecen espontáneamente. Este tipo de alopecia se

caracteriza porque el folículo piloso se comporta de manera patológica pero sigue con vida, al menos que la alopecia se extienda por mucho tiempo. Los tipos de alopecia no cicatriciales son:

  • Alopecia androgénica o androgenética: se trata de la calvicie común que afecta a más hombres que mujeres. Cuando el grado de esta alopecia es muy avanzado, pocos tratamientos funcionan, por lo que se recomienda intervención quirúrgica o aceptar la calvicie. Existen tratamientos que puede revertir el avance de este tipo de alopecia, los cuales inhiben la producción de andrógenos, hormona responsable de la caída del cabello. Sin embargo, si la calvicie sigue avanzando a pesar del tratamiento y los folículos pilosos mueren, la alopecia es irreversible al menos que se lleve a cabo un trasplante. En el caso de la mujer este tipo de alopecia suele aparecer únicamente en la parte delantera del cuero cabelludo, manteniendo cabello en la parte trasera.
  • Alopecia areata: se presenta a través de parches sin nada de cabello, redondos y esparcidos alrededor de la cabeza. La causa de esta alopecia se desconoce y en la actualidad solo existen algunos tratamientos que pueden mejorar levemente la condición: corticoesteroides, inyecciones con esteroides y agentes irritantes para estimular el folículo y activar el crecimiento del pelo.
  • Alopecia total: se pierde el cabello de todo el cuero cabelludo.
  • Alopecia universal: se pierde el pelo de todo el cuerpo.
  • Alopecia traumática: es causada por cualquier elemento que pueda causar lesiones en el cuero cabelludo como secadores, planchas y cualquier otro artefacto.
  • Alopecia difusa: pérdida del pelo debido a enfermedades crónicas, estrés emocional, enfermedades febriles o el parto.
  • Alopecia por medicamentos o drogas: antitiroideos, vitamina A en grandes dosis, anticoagulantes y el mercurio pueden ocasionar alopecia. Suspender el consumo finaliza la caída del cabello.
  • Enfermedades sistémicas: la alopecia ocurre por lupus, desórdenes endocrinos o desórdenes nutricionales.
  • Alopecia hereditaria: la persona que la padece llega a carecer de casi todo el pelo.

Alopecias cicatriciales

Suelen ser irreversibles porque la muerte del folículo es total debido a daño, malformación o ruptura. No existe ningún tratamiento que pueda hacer crecer cabello en un folículo muerto. Este tipo de alopecia se clasifica así:

  • Alopecias infecciosas: pueden ocurrir por, bacterias, virus o protozoarias.
  • Alopecia por agentes físico-químicos: puede ocurrir por quemaduras, ácidos, radiaciones.
  • Alopecias tumorales: ocurre debido a la presencia de tumores dérmicos, metástasis, linfomas y tumores anexiales.

Causas de la alopecia

  • Herencia. Con la edad es normal que hombres y mujeres pierdan cantidad y grosor del cabello, presentando una calvicie que está asociada a la edad, alteraciones en la testosterona y a los antecedentes familiares. La calvicie hereditaria, también conocida como calvicie de patrón, es no cicatricial y afecta más a hombres que a mujeres.
  • Estrés físico o emocional: hasta tres cuartos de cabello se pueden perder por manejar inadecuadamente las emociones. Este tipo de alopecia se reconoce porque el cabello se desprende en manojos cuando se aplica el champú, se peina o se acaricia con las manos. Este tipo de caída del cabello puede tardar en ser identificada, y aunque es temporal, puede volverse crónica. Este tipo de alopecia también puede ocurrir por: intervención quirúrgica, parto, fiebre, infecciones graves, sangrados, dietas estrictas y fármacos como los anticonceptivos. Para tratar este tipo de alopecia se debe conocer el origen de su causa.

Otras causas que pueden generar alopecia son:

  • Anemia.
  • Sífilis.
  • Lupus.
  • Quemaduras.
  • Uso excesivo del secador.
  • Cambios hormonales.
  • Radioterapia y quimioterapia.
  • Enfermedad de la tiroides.
  • Tumor de ovario o glándulas suprarrenales.
Alopecia: causas y tratamiento - Causas de la alopecia

Cuándo acudir al méico

Muchas personas dejan pasar la caída de cabello creyendo que se trata de un episodio temporal y descartando padecer alopecia. Sin embargo, existen algunas señales que pueden ser indicio de que hay que buscar la ayuda de un experto:

  • Pérdida de cabello injustificable entre los 20 y 30 años.
  • La pérdida de cabello se acompaña de dolor o picazón.
  • El cuero cabelludo está enrojecido o escamado en la zona con alopecia.
  • La mujer tiene acné, vello facial y descontrol menstrual.
  • Es mujer con calvicie de patrón masculino.
  • Calvicie en barba o cejas.
  • Infección del cuero cabelludo.
  • Hongos en el cuero cabelludo.

Cómo diagnosticar la calvicie

Un dermatólogo hará una exploración física un test de los síntomas y hábitos de la persona. Sin embargo, puede que sea necesario realizar exámenes más profundos para determinar la causa de la alopecia. Algunas pruebas que su médico puede solicitar son:

  • Biopsia de piel.
  • Exámenes de sangre.
  • Examen microscópico de un cabello.
Alopecia: causas y tratamiento - Cómo diagnosticar la calvicie

Tratamiento para la alopecia

El tratamiento para la alopecia debe ser acompañado del tratamiento de la causa que lo origina, pues si no se atiende el detonante de esta condición es probable que la alopecia se extienda por mucho más tiempo y los tratamientos no hagan efecto.

Existen en el mercado muchos tratamientos "milagrosos" que ofrecen tratar la alopecia, y no todos cumplen su misión. El tratamiento para la alopecia debe generar una reacción en el folículo para que este se active y estimule el crecimiento del cabello, lo cual se puede llevar a cabo con aplicaciones tópicas, medicamentos o inyecciones. Algunos tratamientos han dado resultados eficaces y otros cuya acción no está científicamente comprobada, pero algunos son muy famosos en la sociedad por su propiedad natural:

Tratamientos de eficacia no comprobada:

  • Terapia con láser.
  • Masajes en el cuero cabelludo.
  • Ácidos grasos esenciales.
  • Levadura de cerveza.
  • Mesoterapia.
  • Biotina.
  • Té verde.
  • Aceite de jojoba.

Tratamientos de eficacia comprobada

  • Cosméticos capilares.
  • Ketoconazol.
  • Finasteride.
  • Minoxidil.

El trasplante capilares la única opción que puede funcionar cuando la alopecia es irreversible y el folículo ha muerto. Si se desea realizar un trasplante capilar la persona deberá consultar con un dermatólogo previamente, porque no todas las personas aplican para este tipo de tratamiento para la alopecia.

El injerto capilar es un tratamiento quirúrgico que se realiza aplicando anestesia local y cuyos riesgos sugieren infección o sangramiento, por lo que la persona que se realice el implante no puede padecer ninguna enfermedad. Otras limitaciones para este tipo de tratamiento para la alopecia son: edad menor de 25 años, mujeres con escasa calvicie, extensión de la pérdida capilar, el tipo de pelo, los pelos gruesos y ondulados ofrecen un mejor resultado. En la actualidad existen dos tipos de trasplante:

  1. Consiste en extraer una tira de piel con pelo de la zona posterior del cuero cabelludo. Esta tira será diseccionada para extraer unidades foliculares que serán trasplantadas en la zona con alopecia. Es una técnica dolorosa que puede dejar cicatrices.
  2. Una segunda técnica es más innovadora porque no deja huellas de haberse realizado un trasplante. Se trata del método Folicular Unit Extraction (Extracción Individual de Folículos), que extrae una unidad folicular de una zona sin alopecia sin dejar ningún tipo de cicatriz para luego injertarla en la zona con calvicie.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alopecia: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Alopecia: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Alopecia: causas y tratamiento
1 de 3
Alopecia: causas y tratamiento

Volver arriba