Compartir

Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento

Por Pablo Roca. 9 diciembre 2015
Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento

Un aneurisma de aorta tiene lugar cuando una debilidad en una parte de la pared del vaso sanguíneo provoca una dilatación. La aorta es la principal arteria que va desde el corazón hasta el pecho y el abdomen. Como resultado, se forma un bulto con sangre en su interior con el riesgo de que se produzca una hemorragia. Hay personas que pueden tener un aneurisma de aorta y no presentan ningún síntoma, pero con el tiempo, la dilatación aumenta de tamaño hasta el punto de estallar, lo que puede ocasionar un dolor intenso junto con otros síntomas. Hay aneurismas que no tienen por qué ser tratados mediante intervención quirúrgica, pero su seguimiento debe ser periódico para evitar posibles complicaciones. En ONsalus te explicaremos las causas, síntomas y tratamientos del aneurisma de aorta.

Tipos de aneurismas de aorta y sus causas

El aneurisma de aorta puede producirse en diferentes lugares del cuerpo, aunque las causas suelen ser las mismas en los diferentes casos. Podemos diferenciar entre:

  • Aneurisma aórtico torácico. La dilatación de una parte del vaso sanguíneo se produce en la aorta que pasa por el pecho. La causa principal es el endurecimiento de las arterias, conocido como ateroesclerosis.
  • Aneurisma aórtico abdominal. En este caso, el bulto lleno de sangre se encuentra localizado en la aorta que se extiende por el abdomen. Una de las causas que puede inducir a la creación de la aorta también puede ser la ateroesclerosis, es decir, la obstrucción de las arterias.
  • Disección aórtica. Se trata de un corte en la pared interna de la arteria que hace que la sangre se introduzca, generando una doble vía. Se diferencian dos tipos de disección aórtica: la que se produce en la parte ascendente de la aorta y aquella que tiene lugar en la parte ascendente.

Además del aneurisma de aorta, también existe un tipo de aneurisma que tiene lugar en el cerebro, conocido como aneurisma cerebral.

Otros factores que pueden causar la formación de un aneurisma de aorta son:

  • Factores genéticos. Aquellas personas que nacen con determinadas enfermedades genéticas son más propensas a sufrir un aneurisma. Es posible, que las personas nazcan con una debilidad en el vaso sanguíneo que posteriormente provoca el aneurisma.
  • El consumo de alcohol, drogas y tabaco, también se relaciona con el aumento del riesgo de padecer un aneurisma, así como tener la presión arterial alta.
  • Cuando se producen traumatismos por una caída o accidente, puede producirse una infección que, por lo general, se inicia en la válvula cardíaca.
Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento - Tipos de aneurismas de aorta y sus causas

Síntomas del aneurisma de aorta

Los síntomas de un aneurisma aórtico varían en función del tipo. En muchas ocasiones, los aneurismas se desarrollan de forma lenta, por lo que no se presenta ningún síntoma hasta que no tiene lugar una hemorragia.

  • Aneurisma de la aorta abdominal. Cuando el aneurisma de la aorta abdominal se expande, se puede detectar una masa en el abdomen, lo que provoca dolor en la espalda y sensibilidad en el pecho.
  • Aneurisma de la aorta torácica. El principal síntoma de un aneurisma de este tipo se caracteriza por un fuerte dolor, principalmente en la parte superior de la espalda, pitidos en el pecho y tos. Otro de los síntomas que puede padecerse cuando este tipo de aneurisma aparece es dolor en los brazos y el pecho. Si se ha producido una hemorragia, la persona puede llegar a fallecer por la pérdida de sangre, por lo que se es importante una intervención médica a tiempo.
  • Disección aórtica. El principal síntoma es dolor torácico, pudiendo ser agudo, punzante y localizado en diferentes partes del cuerpo, como espalda u omoplatos. El dolor suele aparecer en un lugar y, posteriormente, irradiarse hasta el cuello, brazos, mandíbula, caderas o abdomen.
Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del aneurisma de aorta

Tratamiento del aneurisma de aorta

Al igual que en los síntomas, el tratamiento de un aneurisma de aorta se tratará de forma distinta. La opción de que el tratamiento sea una cirugía, dependerá del tamaño del aneurisma, además de otros factores que el médico deberá considerar.

  • Aneurisma de la aorta abdominal. Dependiendo del tamaño del aneurisma, las posibilidades de que se rompa produciendo una hemorragia son bajas, por lo que el médico podrá recomendar al paciente una revisión periódica con el fin de controlar el estado del aneurisma y evitar su crecimiento. Cuando el aneurisma es de un tamaño que es considerado de riesgo, se requerirá de intervención quirúrgica, la cual consiste en un injerto sintético para reparar el aneurisma.
  • Aneurisma de la aorta torácica. Al igual que el anterior, el aneurisma podrá ser controlado para analizar su crecimiento en el caso de que no presente un tamaño que sea considerado de riesgo. En el caso de que se deba intervenir quirúrgicamente, se realizará un injerto sintético. Este tipo de aneurisma es considerado de alto riesgo en el momento de la cirugía, por el hecho de encontrarse en la zona torácica. Las personas que padezcan el síndrome de Marfan, una enfermedad que implica el trastorno de los tejidos, deberán ser operadas aunque el aneurisma sea de un tamaño que no es considerado de riesgo.
  • Disección aórtica. En este caso, el médico suele recomendar fármacos con el objetivo de regular la frecuencia cardíaca y la presión arterial y que haya un suministro suficiente de sangre al corazón, riñones y cerebro. El médico puede considerar oportuno realizar una cirugía, aunque solo suelen realizarse cuando la disección se encuentra en los primeros centímetros de la aorta.
Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento del aneurisma de aorta

Factores de riesgo del aneurisma de aorta

Aunque no hay causas exactas que provoquen el desarrollo de un aneurisma, sí se han relacionado algunos factores de riesgo asociados:

  • Personas que fuman, beben alcohol o consumen drogas frecuentemente.
  • Aquellas personas con hipertensión, es decir, presión arterial alta.
  • Factores genéticos. Personas con un historial familiar en el que conste la presencia del algún aneurisma.
  • Colesterol alto. El colesterol puede provocar la obstrucción de las arterias.
  • Personas mayores de 50 años.

En cualquier caso, es importante acudir al médico periódicamente para realizar una revisión. Detectar a tiempo un aneurisma puede ayudar decisivamente a evitar consecuencias perores, como hemorragia.

Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento - Factores de riesgo del aneurisma de aorta

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento
1 de 5
Aneurisma de aorta: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba