Anís verde para los gases: propiedades y cómo prepararlo

Anís verde para los gases: propiedades y cómo prepararlo

Aprovechar los recursos de la naturaleza para una vida más saludable y en equilibrio es una opción que tu cuerpo y alma agradecerá cada vez que escojas. Recurrir a remedios naturales aporta una curación más integral de tu salud, permitiendo a su vez que el organismo active por sí mismo los recursos que guarda dentro de sí para mantenerse en estado de bienestar, pues nuestro derecho natural es mantenernos saludables.

En ONsalus te explicamos los beneficios que puede aportar el anís verde para los gases: propiedades y cómo prepararlo en rápidos pasos para que sepas salir naturalmente de ese problema. Además, mencionaremos algunos efectos adversos y consideraciones importantes para su uso.

El anís verde y sus propiedades

El anís verde son semillas de Pimpinella anisum, la cual es una planta originaria de Asia sudoccidental reconocida desde hace siglos por sus beneficios destacables para la salud intestinal, así como por su agradable aroma, el cual puede ser utilizado con fines calmantes y terapéuticos. Entre las diversas propiedades de las semillas de anís verde para el sistema digestivo se encuentran:

  • Antiespasmódica
  • Alivia dolores intestinales
  • Elimina el mal aliento
  • Mejora las heces (evita que se endurezcan demasiado)
  • Combate la inflamación intestinal
  • Ayuda a la recuperación del sistema mucoso intestinal común (el sistema inmune en nuestro tubo digestivo)
  • Antibiótico, antifúngico y antiparasítico
  • Mejora la digestión del alimento y en algunas personas dispépsicas
  • El consumo moderado por la madre durante la lactancia puede beneficiar la salud intestinal del bebé
  • Carminativa (reduce o elimina las flatulencias)

En este artículo profundizaremos sobre el último efecto, el cual es el más recurrido por su efectividad, si bien todos sus beneficios están interconectados.

Anís verde contra los gases: ¿cómo funciona?

Como acabamos de mencionar, uno de los beneficios del anís verde es su poder antibiótico ante bacterias que acidifican nuestro tubo digestivo y son responsables de gran cantidad de endotoxemias e infecciones internas como la Bacillus subtillis, Streptococcus pyogenes y la Escherichia coli. Estas y otras bacterias similares realizan los procesos de fermentación en el intestino que, si bien no son malos, en alta cantidad favorecen a las flatulencias y la distensión abdominal.

Además, los extractos de esta semilla tienen un efecto comprobado como antiespasmódico en los músculos anococcígeos, vinculados a la defecación y co-responsables del estreñimiento si se encuentran tensos. Los efectos antiespasmódicos en este y otros músculos explican su papel en favorecer un mejor tránsito intestinal y liberación de las flatulencias.

Preparar el anís verde para combatir los gases

La preparación clásica del anís verde contra los gases intestinales es en forma de infusión, la cual puede prepararse tanto con las semillas de la planta (consíguelas en algún herbolario) como con bolsitas de té y polvos concentrados de anís verde especiales para tal propósito, o para combinarlo con otras bebidas.

Una mezcla frecuente es la infusión de anís verde con hinojo (también en bolsitas), lo cual aumenta su efectividad para los propósitos descritos anteriormente. Sin embargo, siempre recomendamos las semillas u hojas naturales frescas para cualquier infusión, con el fin de aprovechar sus beneficios al máximo, así como un mejor sabor y aroma.

Preparar infusión de anís verde

Para una taza de té de anís verde:

  • Vierte una cucharadita de las semillas o del polvo de anís en 260ml de agua.
  • Déjala que caliente la infusión sin que hierva completamente.
  • Deja reposar la infusión un par de minutos aún dentro de la tetera antes de retirar las semillas, para que terminen de liberar sus propiedades y sabor.
  • Puedes saborizarla, por ejemplo, con limón, hinojo, jengibre o miel, si bien -mientras no se queme- su sabor por si solo es muy agradable (insistimos que endulzar con azúcar refinado o edulcorantes artificiales revierte el proceso curativo de cualquier infusión o café).

La infusión puede tomarse entre 20 a 10 minutos antes si quieres preparar a tu sistema digestivo para tu próxima comida, aunque esto podría hacer que te sacies más fácil. Tomarla después también es aconsejable y será de igual forma efectivo para quitar los gases, aunque en este caso es preferible tomarla en menor cantidad.

Advertencias y posibles efectos secundarios

Para que las semillas de anís se vuelvan tóxicas se necesita un consumo exagerado del mismo, si bien no descarta que un individuo pueda presentar alergias a dicha planta y sus semillas. Componentes de esta semilla pueden resultar neurotóxicos y producir un efecto mayor al esperado, causando:

  • Vómitos
  • Malestar estomacal
  • Mareos
  • Desorientación
  • Confusión clínica

Además, todas las plantas colocan antinutrientes en sus semillas y hojas con tal de protegerlas de ser comidas por cualquiera que se las encuentre, por ende, tampoco es un producto que deba consumirse más de dos tasas al día ni por más de 1 mes, pues dichos antinutrientes pueden irse acumulando, y la idea de toda enfermedad es que tomemos conciencia de su causa para sanar desde la raíz, en vez de depender de algún té o medicamento.

El anís verde debe consumirse con moderación o bajo monitoreo médico en las siguientes circunstancias en las que puede estar contraindicado:

  • Embarazo
  • Lactancia
  • Trastornos neurológicos
  • Bebés y primera infancia (hasta los 6 años)
  • Enfermedades digestivas o intestinales

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anís verde para los gases: propiedades y cómo prepararlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.