Anorexia: síntomas y tratamiento

Anorexia: síntomas y tratamiento

En la actualidad, con la importancia que se le da a la imagen y al físico, cada vez más personas padecen anorexia. Se trata de un trastorno grave de la conducta alimentaria que hace que el enfermo pierda peso de forma desmesurada y llegue incluso a un estado de inanición. Esta enfermedad se caracteriza por una percepción distorsionada del propio cuerpo en la que la persona afectada se ve gorda aún estando por debajo del peso recomendado. Por ello, el enfermo empieza a dejar de comer para adelgazar de forma descontrolada, llegando a veces a utilizar diuréticos, laxantes y vómitos inducidos que pueden conducir a una deshidratación extrema. En ONsalus te lo explicamos todo acerca de la anorexia, sus síntomas y su tratamiento.

¿Qué es la anorexia?

Las personas que sufren anorexia pueden perder desde un 15% a un 50%, en los casos más críticos, de su masa corporal, hecho que va acompañado de trastornos psicológicos graves que provocan cambios de comportamiento.

Además, en la mayoría de los casos, los pacientes no suelen ser capaces de reconocer que tienen un problema serio con la alimentación, llegando incluso a aislarse de las personas de su entorno más cercano.

Suele ser una enfermedad que aparece a partir de la pubertad y que afecta en mayor medida al sexo femenino. Cuanto más pronto se detecte y se diagnostique, mejor pronóstico de curación hay.

Síntomas de la anorexia

Los principales síntomas de la anorexia son:

  • Voluntad extrema de adelgazar.
  • Preocupación excesiva por la composición calórica de los alimentos.
  • Miedo al aumento de peso o a la obesidad, aunque se tenga un peso por debajo del recomendable.
  • Percepción distorsionada del cuerpo.
  • Alteraciones en los ciclos menstruales, llegando a quedarse incluso sin la menstruación durante algunos meses.
  • Obsesión por la imagen y el peso.
  • Evitar las comidas.
  • Hiperactividad.
  • Alteraciones dentales: corrosión del esmalte dental y presencia de caries, por culpa de la autoinducción al vómito.
  • Uñas quebradizas y caída de cabello.
  • Alteraciones gastrointestinales, como pueden ser la flatulencia, el dolor abdominal y el estreñimiento.
  • Alteraciones cardiovasculares que incluyen tensión baja o hipotensión, disminución de la frecuencia cardíaca y alteraciones o arritmias.
  • Alteraciones del riñón debido a un mal funcionamiento de este órgano.
  • Anemia por falta de hierro en las comidas.
  • Irritabilidad, depresión y otros trastornos de la personalidad.
  • Piel deshidratada.

Para una persona externa las principales señales de que alguien cercano padece anorexia podría ser la pérdida de peso excesiva, la obsesión con la delgadez y el contenido de cada comida, evitar las comidas o sustituirlas por alimentos simples y poco calóricos, el aislamiento, la irritabilidad, la tristeza frecuente y la apariencia poco saludable que presenta la persona en cuestión.

Tratamiento de la anorexia

La anorexia es una enfermedad compleja y por ello requiere de tratamientos que incidan en diversas áreas a la vez, tanto la médica como la psicológica. Lo que se pretende principalmente es que el enfermo cambie sus hábitos alimenticios y empiece a aumentar de peso progresivamente. Pero aún cuando se ha conseguido volver a un peso recomendable para aquella persona, se necesita un seguimiento psiquiátrico prolongado para llegar a curarse y recuperar el autoestima perdido.

Estos son los puntos principales del tratamiento de la anorexia:

  • Volver a educar al paciente en lo que a hábitos alimentarios se refiere, empezando poco a poco, con una dieta relativamente baja en calorías (1.000-1.500 calorías/día) y se va incrementando progresivamente hasta cubrir las necesidades calóricas del paciente.
  • Control regular del peso.
  • Restricción del ejercicio físico: al principio se elimina del todo y luego se va reintroduciendo muy progresivamente.
  • Controles analíticos regulares para poder hacer un seguimiento estricto de la mejora del paciente.
  • Terapia farmacológica: basada en antidepresivos y ansiolíticos.
  • Terapia psicológica: psicoanalítica, interpersonal y de grupo.

Por todo ello, es importante que haya una buena coordinación entre todos los servicios sanitarios implicados, desde psiquiatría hasta endocrinología. A veces es recomendable que el paciente ingrese en un centro de día, para mejorar su seguimiento y evitar las recaídas, y una vez que el paciente tiene el alta, es necesario que siga acudiendo a su médico con regularidad.

La importancia del apoyo en el proceso

Por todo lo comentado, es básico que el enfermo reciba un gran apoyo de familiares y amigos, porque se trata de una situación muy complicada de la que no es nada fácil salir solo.

Adicionalmente es importante que todos, tanto el paciente como sus familiares y amigos cercanos, estén completamente al tanto de las graves implicaciones que esta condición puede tener para la salud física y psicológica de quien la padece. Se trata de una enfermedad muy seria y con diversas complicaciones, por eso en nuestro artículo consecuencias de la anorexia te las explicamos con detalle.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anorexia: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.