Compartir

Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento

Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. Actualizado: 11 mayo 2017
Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento

Los músculos como bien sabemos cumplen una función importante en el cuerpo humano. Estos son tejidos blandos que permiten el movimiento de los huesos y de las articulaciones. Existen varios tipos de músculos, los cuales tienen distintas funciones en nuestro organismo: los más abundantes son los que están unidos a los huesos y que nos permiten realizar los movimientos de todo nuestro cuerpo. Nuestros vasos sanguíneos y otros órganos también tienen músculos que se contraen y relajan involuntariamente para ejercer distintas funciones importantes para nuestro organismo. Algunas personas que reúnen ciertas condiciones pueden llegar a sufrir deterioro en el músculo y pueden notar una disminución en la consistencia del mismo lo cual puede llegar a afectar su desempeño normal. En este artículo de ONsalus, te explicaremos todo sobre la atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento en detalle para que sepas identificar esta situación.

Qué es la atrofia muscular

Los músculos que se encuentran unidos al esqueleto, llamados convenientemente músculos esqueléticos, son los responsables de permitir nuestro movimiento adecuado para desplazarnos y ejecutar acciones. Este tipo de musculo depende de un alto consumo de energía y de una actividad suficiente como para mantenerse en capacidad de soportar nuestro peso y la realización de las tareas del día a día. Cuando una persona por algún motivo disminuye su actividad física a niveles importantes, corre riesgo de sufrir lo que se conoce como atrofia muscular.

La atrofia muscular es el término que se le da al desgaste, deterioro o pérdida del músculo esquelético. La consecuencia de este deterioro es la pérdida de la fuerza muscular ya que esta se encuentra relacionada con la masa de la misma, es decir, la atrofia muscular provoca una gran afectación en las actividades funcionales del día a día. A medida de que los músculos se desgastan, la persona afectada va a tener mayor dificultad para realizar actividades como caminar o mantenerse de pie durante un periodo de tiempo incluso corto, pudiendo incluso sufrir lesiones en las extremidades inferiores en este caso.

Causas de la atrofia muscular

Existen diversas causas que pueden producir atrofia muscular, siendo algunas más frecuentes que otras, como por ejemplo:

  • Por desuso: es una de las principales causas de la atrofia muscular. Es cuando hay falta de actividad o esfuerzo físico, cuando los músculos no son utilizados o no se ejercitan con la frecuencia que deberían.Este tipo de atrofia tiene mayor afectación entre aquellas personas que tienen trabajos en los que se pasan la mayor parte del tiempo sentado, personas que presentan problemas de salud en la que se restringe el movimiento o la actividad física, por ejemplo, pacientes que pasan largas temporadas de hospitalización postrados en cama, o con incapacidad de mover sus músculos voluntariamente a causa de alguna enfermedad o lesión.
  • De tipo neurogénica: es un tipo de atrofia grave que se debe a una lesión de los nervios conectados directamente a los músculos. Esto puede deberse a distintos tipos de enfermedades y condiciones. Algunas de ellas son el síndrome del túnel carpiano, la poliomielitis o algunas lesiones en la médula espinal, entre otros.
  • Otras causas: se pueden encontrar otras posibles causas como, por ejemplo, quemaduras, enfermedades relacionadas a los músculos -esclerosis lateral amiotrófica-, desnutrición, accidentes cardiovasculares o cerebrovasculares, entre otros.
Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento - Causas de la atrofia muscular

Síntomas de la atrofia muscular

A diferencia de otras enfermedades o condiciones de salud, la atrofia muscular se suele diferenciar más por los signos que provoca que no por sus síntomas. Algunos de los más comunes y habituales son:

  • Principalmente la pérdida de masa muscular en las extremidades, la persona refiere presentar una de las extremidades más pequeñas en relación a la otra que aún mantiene la masa muscular normal.
  • La falta de tono muscular y de actividad física provoca debilidad en las extremidades y la sensación de que no se tiene fuerza.
  • Ejercicios cotidianos que siempre se han hecho con normalidad, de repente, presentan dificultados para ser llevados a cabo. Se muestra incompetencia en la realización de movimientos básicos.

Diagnóstico de la atrofia muscular

Para realizar un diagnostico de atrofia muscular puede ser suficiente la historia clínica del paciente donde aparezcan situaciones que pudieran haber producido la atrofia. Además, también puede ser necesario hacer una evaluación clínica donde sean evidentes las característica de esta condiciones como, por ejemplo, la debilidad y la pérdida importante de masa muscular. Al comparar una extremidad con otra, la diferencia entre el tamaño de ambas extremidades puede indicar atrofia muscular.

Para el diagnóstico puede ser de mucha ayuda además el uso de exámenes complementarios:

  • Exámenes de sangre.
  • Uso de radiografías como resonancia y tomografía computarizada.
  • Estudios de conducción nerviosa para descartar la atrofia neurogénica, entre otros complementos.

Todas estas pruebas permitirán una visión más general del paciente y dependiendo de la causa, el doctor puede considerar o no remitir a un médico especialista.

Tratamiento de la atrofia muscular

El tratamiento para la atrofia muscular es el mismo para casi todos los casos. Como se trata de una pérdida de masa muscular, el mejor tratamiento es recuperarla.

Cuando se trata atrofia muscular por desuso es el caso en el que es más fácilmente reversible ya que simplemente se debe aumentar la actividad física, realizando ejercicios para aumentar la masa muscular y además en conjunto a esto, se ha de considerar mejorar la nutrición modificando la manera en la que comes, aumentando el consumo de proteínas.

Otro tipo de ejercicio puede ser dentro de una piscina o alberca cuando el afectado presenta mucha dificultad para moverse, pero es importante que estos ejercicios sean orientados a través de un especialista, el cual se verá encargado de indicar la mejor rutina dependiendo del caso.

Para el tratamiento de la atrofia muscular por neuropatía incluye de igual forma el aumento de actividad física con el uso de ejercicios para mejorar la fuerza y el control muscular, lo cual se puede llevar a cabo con el uso de las sillas de ruedas y los dispositivos ortopédicos, los cuales pueden mejorar el movimiento o la capacidad de usar un brazo o pierna que presenta algún daño a nivel neurológico.

El tratamiento también puede incluir fisioterapia en los casos más graves y cirugía cuando presenta algún tipo de contractura muscular.

Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento de la atrofia muscular

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Juan Sagarzazu
Me han diagnosticado  atrofia muscular.Tengo 66 años y he llevado una vida sana en alimentacion, deporte etc. He perdido mucha masa muscular y fuerza en ambas manos. ¿ Es apropiado  el,método Pilates? ¿Qué otras terapias pueden retrasar la enfermedad? Muchas gracias.
Jorge Andrés Caraballo
La atrofia muscular por lo general tiene un componente genético, lo que podría explicar porque la sufre a pesar de su vida activa. Los especialistas recomiendan la realización de ejercicio de intensidad moderada en forma regular, y el estiramiento muscular para disminuir los efectos de la atrofia, para lo cual los ejercicios de pilates podrían ser muy recomendados. Sin embargo, le recomendamos acudir con un fisioterapeuta, quien le podría dar recomendaciones completas sobre qué tipo de ejercicio son recomendados para su caso en particular. Feliz dia.

Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Atrofia muscular: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba