Compartir

Beneficios de las relaciones durante el embarazo

Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. Actualizado: 3 julio 2017
Beneficios de las relaciones durante el embarazo

El embarazo es una de las condiciones físicas y uno de los momentos en la vida de la mujer que suscitan más miedos y dudas. Es habitual escuchar ciertas leyendas y mitos que se van pasando mediante el boca oreja y que infundan temores que, muchas veces, no tienen sentido. El caso del sexo en el embarazo es uno de los más claros, pues no cuesta nada encontrar a gente que defiende que eso es malo para el futuro bebé. La realidad es que en la gran mayoría de los casos las relaciones en el embarazo no solo no son malas sino que son beneficiosas.

Incluso en las etapas finales del embarazo, cuando no hay ningún riesgo y si el médico no lo contraindica, se pueden tener relaciones estando embarazada. ¿Quieres saber todos lo que ocurre en tu cuerpo cuando tienes relaciones? Sigue leyendo este artículo de ONsalus y aprende los beneficios de las relaciones sexuales durante el embarazo así como todo lo necesario sobre las relaciones durante el embarazo.

También te puede interesar: 10 señales de que necesitas tener relaciones

Beneficios del sexo durante el embarazo

Une a la pareja

Las relaciones sexuales es una de las principales herramientas que tenemos los humanos para estrechar vínculos. En un momento tan importante de vuestra vida, en el que se os abre un nuevo mundo y un horizonte por explorar, la unión de la pareja y el deseo de permanecer juntos formando una familia será muy importante para superar los posibles problemas que puedan surgir.

En estos meses de ilusión, el sexo es otra forma más de uniros y sentiros próximos en la aventura que está por venir.

Mejores orgasmos

Durante el embarazo la mujer sufre una auténtica explosión hormonal, de hecho, el flujo de sangre en la mujer puede crecer en hasta un 50%, este incremento se da sobretodo en la región de la pelvis. Si tenemos en cuenta que la irrigación de esa zona -donde se encuentran los órganos sexuales- es lo que determina la intensidad y facilidad para llegar a los orgasmos llegaremos a la conclusión es que el embarazo es el mejor momento para tener unos orgasmos más intensos y placenteros.

Ayuda a conciliar el sueño

Toda mujer que haya pasado por un embarazo sabrá que uno de los momentos más difíciles del día es tumbarse en la cama y conciliar el sueño. La dificultad de encontrar una postura adecuada y algunas de las molestias vinculadas a la gestación hace que a menudo sea complicado cerrar los ojos y dejarse llevar por el sueño. Por su lado, el sexo es uno de los relajantes musculares más potentes que tenemos a nuestro alcance. Además, nos hace secretar las hormonas dedicadas al sueño, por lo que nos dormiremos mucho más fácilmente.

Mejora el ánimo

Pero no solo producimos las hormonas del sueño, otro de los desencadenantes de una sesión íntima es la liberación de endorfinas -conocidas como las hormonas de la felicidad- una sustancia natural que hace que mejore nuestro estado de ánimo y que dejemos a un lado el mal humor y las preocupaciones.

Placentero para el bebé

No pienses mal, el bebé no interviene en el acto en ningún momento, no obstante, es obvio que tiene una gran relación con lo que le sucede a la madre. El hecho es que la gran producción de endorfinas durante el acto también afecta al bebé. Estas sustancias pasan al feto a través del cordón umbilical, lo que acaba provocando que bajen sus niveles de estrés y aumente su sensación de placer.

Contracciones menos dolorosas

las contracciones no solo se dan en el momento del parto, antes del nacimiento, sobretodo en los días previos, la mujer ya puede empezar a sentir como su cuerpo se va preparando para dejar paso al niño. Por su lado, las relaciones sexuales son unos grandes activadores de ciertos receptores situados en el cerebro que rebajan las señales del dolor, haciendo que este sea menos intenso.

Eso sí, en ningún caso se recomienda practicar sexo una vez la mujer haya roto aguas, en este momento se podría causar una infección que resultara peligrosa.

Facilita el nacimiento

En este punto cabría poner un entrecomillado, pues la realidad es que los estudios que se han hecho al respecto muestran ciertas contradicciones al respecto y no nos es posible dar una respuesta 100% segura. No obstante, sí que es cierto que en el esperma podemos encontrar prostaglandinas, unas hormonas que también se utilizan a nivel médico para inducir al parto. Así pues, especialmente durante las últimas semanas de la gestación, mantener relaciones sexuales puede ayudar a acelerar el proceso del nacimiento. Del mismo modo, cuando una mujer mantiene sexo -cuando llega al orgasmo- libera oxitocina- que provoca unas contracciones uterinas que, en las fases finales de la gestación, puede facilitar el trabajo del alumbramiento.

Recuperación post-parto más rápida

Pero los beneficios de las relaciones durante el embarazo no solo se notan durante esta fase, se pueden ver sus consecuencias incluso después de haber parido. Para ello hay que saber que el suelo pélvico es un grupo de músculos cuya función es la de aguantar la vejiga. El sexo es una de las mejores formas que tenemos de ejercitarlo y que estos músculos se mantengan en forma y, tener un suelo pélvico tonificado es especialmente importante a la hora de parir y de recuperarse más rápidamente después del parto.

Beneficios de las relaciones durante el embarazo - Beneficios del sexo durante el embarazo

Por qué es bueno tener relaciones sexuales estando embarazada

Tal y como te explicamos en el siguiente artículo, la falta de deseo sexual durante el embarazo es algo bastante habitual, sobretodo durante el primer mes de gestación. No obstante, y sin ánimos de forzar a nadie, debes saber que mantener relaciones durante el embarazo puede convertirse en una experiencia de lo más placentera.

Como ya te hemos explicado en el apartado anterior, aumenta el flujo sanguíneo en la zona genital femenina, lo que provoca que la mujer tenga mucha más facilidad, tendencia y potencia en los orgasmo. Del mismo modo, también se ve aumentada la cantidad de flujo vaginal que esta secreta, lo que hace que la lubricación sea mejor y permita mantener relaciones con más facilidad.

Un aspecto importante que ayuda a mejorar la calidad de las relaciones es el psicológico, también es cierto que esto se da cuando se está buscando el embarazo, pero el hecho de que no sea necesario utilizar ningún método anticonceptivo hace que la pareja esté mucho más desinhibida, únicamente pendiente del placer. En este punto hay que incidir que en el caso de mantener relaciones sexuales de riesgo o no tener una pareja fija, en ningún caso se deben tener relaciones sin preservativo.

Los estrógenos también son algo que pueden facilitar el placer en los encuentros íntimos. Un ejemplo de ello son los cambios que se dan en el cuerpo femenino, más allá de la evidente barriga, también crecen partes como los pechos, algo que puede desencadenar fantasías entre la pareja.

En resumen, como has podido ver, las relaciones en el embarazo no solo no son algo que evitar, sino que se trata de un acto que puede conllevarnos innumerables beneficios y que siempre está bien aprovechar. Si aún tienes alguna duda, te recomendamos que lo consultes con tu ginecólogo y que allí, te den las pautas para mantener la seguridad en todo momento.

Beneficios de las relaciones durante el embarazo - Por qué es bueno tener relaciones sexuales estando embarazada

Deseo sexual en el embarazo

Cada persona es un mundo y las experiencias individuales son muy dispares, no obstante se puede hacer una aproximación a lo que suele más común respecto a la libido durante el embarazo. Lo que es innegable es que los cambios hormonales que se dan durante esta época provocan que las ganas de mantener relaciones también varíen. Hay mujeres que aseguran que su deseo sexual se ve aumentado, sin embargo, lo más habitual es que las ganas sean menores. Quizás, el resumen más adecuado sería decir que dependiendo de cómo se sienta la mujer durante una etapa concreta del embarazo sus ganas serán mayores o menores.

Falta de deseo durante el embarazo

No debes sentirte mal si tienes falta de deseo durante la gestación, si estás muy cansada, no te encuentras bien o tienes unos ánimos irritables es normal que no te apetezca hacer el amor. Esto suele ser muy común durante el primer mes de embarazo, cuando los cambios que se avecinan pueden hacerte sentir algo abrumada. No obstante, es habitual que a medida que avanza el embarazo, cuando el cansancio se normaliza, vuelva a aparecer las ganas, cerca del tercer trimestre.

A pesar de ese aumento, llegados al tercer trimestre y cuanto más se acerque la fecha del parto es común que el deseo sexual vuelva a disminuir. Hacer el amor embarazada de 8 meses, con todo lo que implica de cansancio, dificultades para moverse y preocupaciones no es lo mismo que durante el segundo trimestre. Teniendo esto en cuenta es muy importante la comunicación entre la pareja, hablar de lo que sientes y los cambios de tu cuerpo. Muchas mujeres pasan por una época de rechazo hacia su cuerpo por la vergüenza que les provoca los cambios que han sufrido. Hablar con la pareja y apoyarse en ella puede ser una muy buena forma de recuperar esa confianza.

El deseo en el hombre

La realidad es que la inmensa mayoría de los varones encuentran que, estando embarazada, su mujer es tan o más atractiva. Esto no significa que para otros no sea así. La realidad es que el embarazo también es una época de cambios y preocupaciones para el hombre. La responsabilidad, la ansiedad y las preocupaciones por el futuro pueden afectar también a su deseo sexual.

Por otro lado, muchos hombres creen que la penetración durante el embarazo puede provocar algún tipo de daño al feto. Como ya nos hemos encargado de explicarte a lo largo de este artículo eso no es cierto, por lo que puedes tranquilizar a tu pareja sobre este aspecto hablándole de los beneficios de las relaciones.

En el siguiente artículo de ONsalus te hablamos específicamente sobre la falta de deseo sexual en el embarazo.

Beneficios de las relaciones durante el embarazo - Deseo sexual en el embarazo

Precauciones para las relaciones estando embarazada

Hay distintas cosas que pueden preocupar a la mujer de las relaciones sexuales durante el embarazo, acerca de las cosas que se pueden y no se pueden hacer. Normalmente, el sexo oral es una de estas cosas que pueden preocupar, por eso hablaremos específicamente de ello. En líneas generales, el sexo oral durante la gestación es totalmente seguro, únicamente se debe evitar que se sople dentro de la cavidad vaginal, puesto que, aunque no es algo habitual, podría provocar una embolia.

Por otro lado, hay casos en los que se debe evitar el sexo oral. Uno de ellos es cuando la pareja tiene o alguna vez ha tenido herpes labial en su vida. Da igual si en ese momento no tiene llagas, el virus puede estar latente y contagiar a la madre y bebé.

Obviamente, también debes estar segura de que tu pareja no tiene VIH ni ningúna otra enfermedad de transmisión sexual. En caso de ser así, o que no lo sepas con total seguridad, es mejor abstenerse de tener ningún tipo de relación y, sino, utilizar siempre preservativo.

Relaciones durante el embarazo de alto riesgo: contraindicaciones

Como ya hemos explicado, las relaciones en el embarazo suelen ser positivas, no obstante, si que hay ciertos casos en los que, ya sea porqué el útero necesita reposar o porqué hay alguna amenaza para la salud del bebé -como el riesgo de aborto espontáneo o la rotura previa de la placenta o la bolsa amniótica-, que la pareja debe abstenerse de tener relaciones con penetración.

Los embarazos de alto riesgo en los que se contraindica el sexo son los siguientes:

Primer trimestre

Si existe riesgo de que se de un aborto prematuro se aconseja dar descanso al útero y abstenerse de tener relaciones. Mucha gente cree que esta contraindicación se debe a la postura que se utiliza o a que se pueda hacer daño al feto durante la relación. La realidad es otra, puesto que cuando la mujer experimenta un orgasmo su cuerpo provoca una serie de contracciones que podrían precipitar el aborto en estos casos de alto riesgo.

Segundo y tercer trimestre

Así como en el primero, si hay una posible riesgo de parto prematuro se recomienda abstenerse de tener relaciones. Del mismo modo, no es recomendable si existe riesgo de rotura o rotura previa de la bolsa amniótica. En este caso, además, debe prevenirse la posibilidad de infección mediante tratamiento antibiótico.

Beneficios de las relaciones durante el embarazo - Relaciones durante el embarazo de alto riesgo: contraindicaciones

Posturas para hacer el amor embarazadas

Como podrás imaginarte, los encuentros íntimos durante el embarazo tienen ciertos hándicaps que hay que superar. El principal de ellos es la barriga, que incomode e imposibilita mantener ciertas posturas. Es por eso que queremos explicarte cuáles son las mejores posturas para hacer el amor embarazadas:

El misionero

Es la postura más clásica y, seguramente, la más practicada en todo el mundo. La mujer debe tumbarse bocarriba separando las piernas mientras que el hombre se toma encima de ella. Esta postura es especialmente fácil durante el primer trimestre de embarazo, no obstante, a media que la barriga va creciendo, es posible que si el hombre no tiene la agilidad suficiente la mujer tenga sensación de que le aplasta la barriga. Llegados a este punto quizás sea mejor optar por alguna de las siguientes posturas que te explicaremos.

De lado

Ambos de lado, en la postura conocida popularmente como "la cucharita". La mujer se tiene que tumbar ladeada, extendiendo las piernas o flexionándolas de forma ligera, mientras que la pareja la penetra desde detrás. Esta postura es muy cómoda cuando ella ya tiene un embarazo avanzado, pues permite eliminar el problema de la barriga, descargando la fuerza en el costado. Por otro lado, uno de los problemas que conlleva es que la penetración no es muy profunda y es algo costoso de prolongarla en el tiempo.

La mujer encima

Finalmente, la pareja puede optar por coger las riendas y sentarse abierta de piernas sobre la pelvis del hombre, que se debe tumbar en la cama boca arriba. Esta es una postura muy utilizada en el embarazo, puesto que la estimulación para ambos es completa, además, tampoco genera ningún problema para la barriga. La contrapartida es parecida a la de la postura anterior, y es que con el paso de los minutos, la mujer puede cansarse.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios de las relaciones durante el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexualidad.

Escribir comentario sobre Beneficios de las relaciones durante el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Beneficios de las relaciones durante el embarazo
1 de 5
Beneficios de las relaciones durante el embarazo

Volver arriba