Compartir

Caída de pestañas: causas y tratamiento

Aleix Cardona
Periodista especializado en salud y bienestar
Caída de pestañas: causas y tratamiento

Las pestañas son uno de los grandes símbolos de la belleza, sobretodo en la mujer, representando la sensualidad y la feminidad, capaces de dotar de fuerza y belleza a una mirada. Sin embargo, aunque sean un importante atributo estético, principalmente cumplen una función anatómica, encargándose de proteger nuestros ojos de cualquier agente extraño que pueda entrar en ellos y dañarlos.

Es por eso que la caída de las pestañas siempre debe tratarse a tiempo, no solo por la incomodidad estética que supone, sino también por los problemas de salud ocular que puede conllevar.

A continuación, en el siguiente artículo de ONsalus, te lo explicamos todo sobre la caída de pestañas: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Piel seca: causas y tratamiento

Causas de la caída de pestañas

Hay diferentes causas que pueden provocar la caída de pestañas, incluso puede ser que lo que provoque que se te caigan las pestañas sea más de una. Así pues, lo primero que debes hacer para solucionar el problema es saber cuál de ellas te propicia la pérdida de pestañas para poder solucionarlo:

Mal uso del maquillaje

Maquillarse cada día es uno de los principales motivos por lo que se te pueden caer las pestañas, un hábito muy extendido entre las mujeres y que puede resultar dañino. Al maquillarte debes usar correctamente los cosméticos.

Ponerte rímel de poca calidad, usar demasiado el rizador de pestañas o ponerte demasiadas máscaras waterproof ayuda a debilitar las pestañas, acabando por romperlas y provocar su caída.

Algo que es esencial para evitar que se te caigan las pestañas es desmaquillarte a consciencia antes de acostarte, sin que quede ningún rastro. Para ello te aconsejamos usar un buen desmaquillante, adecuado a tu piel, y no frotarte las pestañas con movimientos circulares que puedan dañar más los folículos pilosos.

Alergia al maquillaje

No todas las pieles son iguales, así que no a todas las pieles les funciona el mismo maquillaje. Es probable que algún componente del rímel que usas te provoque alergia y esté dañando tus pestañas, razón por la cuál se te caen.

Si sospechas que se puede deber a un problema alérgico, es necesario que dejes de utilizar ese maquillaje por un tiempo y comprobar si evolucionas favorablemente. En algunos casos quizás puede ser necesario acudir a un médico para que evalúa se es una alergia lo que te esta causando la caída de las pestañas.

Estrés

Los desequilibrios emocionales y el estrés son uno de los principales causantes de la caída de pelo, entre la cual también incluimos la caída de las pestañas. No hay ningún tratamiento estético que te sirva en este caso, simplemente debes mejorar tu estado de ánimo y aprender a relajarte. Para superar el estrés y la ansiedad te recomendamos realizar ejercicio a diario y practicar yoga y, sobretodo, encontrar la causa que te provoca el estrés y intentar arreglarlo.

Si además de las pestañas se te está cayendo el pelo por estrés te recomendamos visitar el siguiente artículo de ONsalus para saber qué debes hacer.

Falta de vitaminas

La carencia de ciertas vitaminas y nutrientes puede ser un factor clave que provoque la caída de las pestañas. Consumir alimentos con vitamina A, B y E, así como algunos alimentos ricos en Omega 3, puede favorecer mantener una buena salud en tu pelo y pestañas, estumlando su crecimiento y buena salud.

Cambios hormonales

Las hormonas son las que se encargan de regular la mayoría de las funciones de nuestro cuerpo, pero eso mismo, cuando hay un desajuste hormonal las pestañas pueden caerse con más frecuencia de lo habitual.

La menstruación, la menopausia, el embarazo o la adolescencia son etapas en las que hay muchos cambios hormonales que pueden provocar la caída de las pestañas.

Tratamiento para la caída de las pestañas

Aunque la caída de las pestañas puede sorprender y dar miedo no debes alarmarte, si eliminas la causa que te la está provocando y sigues nuestros consejos, en unas pocas semanas te empezarán a crecer y podrás lucirlas como antes de la caída. A continuación te explicamos en qué consiste el tratamiento para la caída de las pestañas:

  • Lo más esencial es retirar el rímel por completo cada vez que vayas a dormir. La mejor forma de hacerlo es aplicar el desmaquillante sobre las pestañas y dejar que actúe algunos segundos, luego retirarlo moviendo el algodón en la misma dirección que las pestañas, nunca en dirección contraria o haciendo círculos.
  • Las cápsulas de vitamina E pueden ser una muy buena forma para brindar a tu cuerpo de los elementos necesarios para fortalecer y hacer crecer tus pestañas. Su aplicación es muy sencilla, con una gota en cada párpado y esparcirla con un trozo de algodón la pestaña ya se empapará de vitamina E.
  • El aceite de ricino es uno de los mejores remedios naturales para tratar la caída de las pestañas. Su aplicación es la misma que las cápsulas de vitamina E, basta con aplicar una gota en el párpado y extenderla por las pestañas. La mejor opción es hacerlo por la noche, así durante las horas de sueño el aceite puede actuar.
  • El aceite de almendras es otro aceite esencial, como el de ricino, que puede dar fuerza y estimular el crecimiento de tus pestañas. La aplicación es la misma e igualmente recomendable por las noches.
  • Aplicar un poco de vaselina en las pestañas después de retirar el rímel es también una buena forma de mantenerlas sanar y evitar que se dañen.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Caída de pestañas: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Caída de pestañas: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Caída de pestañas: causas y tratamiento
1 de 2
Caída de pestañas: causas y tratamiento