Compartir

Cáncer de piel: síntomas y tratamiento

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 15 diciembre 2016
Cáncer de piel: síntomas y tratamiento

El cáncer de piel es uno de los cánceres más comunes en el ser humano e ilógicamente también es uno de los más prevenibles. Si se detecta a tiempo, la persona diagnosticada con esta enfermedad tiene muchas probabilidades de curarse y de tomar medidas preventivas para que la condición no aparezca nuevamente. Dependiendo de donde se desarrolle, el cáncer de piel se puede clasificar en no melanoma o melanoma, este último es el más peligroso y afortunadamente el menos común. Cualquier cambio repentino en el aspecto de la piel, un lunar o verruga puede ser signo de malignidad y debe ser examinado por un especialista en dermatología. A continuación te invitamos a leer detenidamente este artículo de ONsalus donde podrás conocer a fondo el cáncer de piel: síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Consejos para prevenir el cáncer de piel

Causas del cáncer de piel

  • La predisposición genética representa el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de piel, por esta razón las personas que tienen antecedentes familiares de esta enfermedad deben revisarse periódicamente con un dermatólogo como método preventivo.
  • Sin duda entre las causas del cáncer de piel la más conocida es la excesiva exposición a los rayos ultravioletas. Las personas que no utilizan protector solar diariamente, viven en climas tropicales o toman luz del sol por mucho tiempo tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel.
  • Pocas personas están al tanto de que las máquinas de bronceado artificial pueden causar este tipo de cáncer, ya que la luz que irradian es ultravioleta.
  • La exposición a químicos como el arsénico y la parafina también es un factor de riesgo.
  • Las lesiones cutáneas debido a inflamación, irritación, infección o heridas de la piel.
  • El tratamiento para la psoriasis con luz ultravioleta.
  • El xeroderma pigmentoso, una condición muy poco común y hereditaria que disminuye la capacidad de la piel para reparar los daños del ADN después de la exposición solar.
Cáncer de piel: síntomas y tratamiento - Causas del cáncer de piel

Tipos de cáncer de piel

El cáncer de piel se conoce comúnmente como no melanoma, ya que esta clasificación se utiliza para referirse a todos los tipo de cáncer de piel menos al melanoma, que es el tipo menos común, el más peligroso y el único que se desarrolla en las células melanocitos. Por lo tanto, los tipos de cáncer de piel no melanomas más comunes son:

  • Carcinoma basocelular: es el más común de los tipos de cáncer de piel, es de crecimiento lento y muy rara vez logra extenderse a otras partes del cuerpo. Cuando no se atiende a tiempo puede llegar a atacar zonas cercanas como los huesos y, después del tratamiento, existe gran probabilidad de que vuelva a aparecer en el mismo lugar.
  • Carcinoma espinocelular: es el segundo tipo más común de cáncer de piel. Esta enfermedad se origina en la epidermis, la capa más superficial de la piel, y representa el 20% de los casos de cáncer de piel del mundo. Suele manifestarse en las partes del cuerpo que han recibido mayor exposición solar, tales como el rostro, la cabeza, los brazos, el pecho, etc.

Melanomas menos comunes:

  • Sarcomas: se originan en las células del tejido conectivo que se encuentran en lo más profundo de las capas de la piel. Aunque no es imposible, es poco común que se desarrolle un sarcoma en la epidermis.
  • Linfoma: muchas personas creen que el linfoma solo se desarrolla en los ganglios linfáticos y lo cierto es que la piel también gran cantidad de células tiene linfocitos, las cuales al volverse malignas causan el linfoma. A este tipo de cáncer se le denomina linfoma cutáneo primario.
  • Sarcoma de Kaposi: tiene en lugar en la dermis o en algunos órganos internos. Las personas con VIH tienen mayor riesgo de sufrir este tipo de cáncer de piel.
  • Carcinoma de células Merkel: tiene lugar en las células endocrinas de la piel. Suele reaparecer después del tratamiento y es probable que se extienda a los ganglios o a órganos internos.

Cáncer de piel melanoma

Es el tipo de cáncer de piel más serio que existe y a menudo se manifiesta a través del cambio de color, tamaño, textura y forma de un lunar. La mayoría de los melanomas son de color casi negro o azulados, aunque también pueden manifestarse a través de la aparición de un lunar nuevo y repentino.

En este artículo de ONsalus te damos las claves y los consejos para detectar un lunar maligno.

Cáncer de piel: síntomas y tratamiento - Tipos de cáncer de piel

Síntomas del cáncer de piel

El cáncer de piel, por lo general, no causa síntomas en su fase inicial más allá de las señales que podemos encontrar en nuestra piel y que nos pueden advertir que algo está cambiando. Entre las principales señales de alerta de un cáncer de piel no melanoma encontramos el crecimiento de una masa, tumor, úlcera o protuberancia que haya aparecido de manera repentina, que aumente de tamaño y que no se cure al cabo de tres meses.

Sin embargo, existen tantos tipos de cáncer de piel no melanoma que las manifestaciones pueden ser muy variables, a veces aparecen en forma de quistes, otras veces surgen úlceras que no se curan o lesiones cutáneas brillantes, grasas y que pueden llegar a sangrar. Zonas de la piel donde se ven claramente los vasos sanguíneos cicatrices que comienzan a picar o aumentar de tamaño también son señales de alerta. Cada cáncer puede manifestarse de manera distinta, así que es mejor conocerlos por separado:

  • Carcinoma de células basales: tiene lugar en zonas planas de la piel que se vuelven rojizas, cerosas, brillantes y que pueden sangrar con cualquier daño menor como el simple roce. Se puede observar en esta parte de la piel vasos sanguíneos deformes o de color azul o negro.
  • Carcinoma de células escamosas: se manifiesta a través del crecimiento repentino de protuberancias en zonas ásperas. También puede aparecer en partes planas a través de manchas rojizas que van aumentando de tamaño lentamente.
  • Sarcomas: se reconocen por la presencia de masas debajo de la piel.
  • Sarcoma de Kaposi: comienza usualmente en una zona pequeña que va adquiriendo un color morado o negro hasta convertirse en un tumor.
  • Carcinoma de células de Merkel: suele aparecer también debajo de la piel. Puede manifestarse a través de úlceras, llagas o nódulos rojos o púrpuras usualmente localizados en el rostro.

Melanoma: se reconoce por los cambios repentinos que un lunar puede presentar. Una manera de recordar los cambios que debemos reconocer en nuestros lunares y que pueden ser alarmantes es examinar nuestro cuerpo según el ABCDE:

  • Asimetría: el contorno de una mitad del lunar es distinto a la otra mitad.
  • Bordes: son irregulares, borrosos o desiguales.
  • Color: no es parejo, puede ser negro, canela o de varios tonos.
  • Diámetro: el tamaño aumenta.
  • Evolución: cambios repentinos de una semana a otra.
Cáncer de piel: síntomas y tratamiento - Síntomas del cáncer de piel

Tratamiento del cáncer de piel

En la mayoría de los cáncer de piel el tratamiento más utilizado es la extirpación del lunar, úlcera, masa o tumor que esté causando la malignidad. Algunos tratamientos asociados a esta enfermedad son:

  • Escisión simple: es e más utilizado, consiste en extirpar el tumor y remover parte de la piel que lo rodea.
  • Cirugía de Mohs: este tratamiento también es muy utilizado y consiste en extraer la capa de piel afectada y tejido de su alrededor para comparar ambas muestras en un microscopio.
  • Críocirugía: consiste en congelar destruir las células cancerosas mediante la aplicación de nitrógeno.
  • Cirugía láser: se utiliza la aplicación de láser para vaporizar las células cancerígenas de los carcinomas superficiales.
  • Electrodesecación: se extrae el tumor de la piel y luego, con la ayuda de una aguja eléctrica, se destruyen las posibles células malignas que hayan podido quedar en el tejido cercano.
  • Quimioterapia: se emplea una quimioterapia tópica que llega de manera más rápida a las células malignas de la piel y solo se utiliza para tratar casos premalignos.
  • Radioterapia: se destruyen las células cancerosas a través de la aplicación de radiación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cáncer de piel: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Cáncer de piel: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Marian
Buenas tardes: Tengo una mancha marrón en el pecho y me gustaría saber si debo preocuparme en la farmacia me han dicho que es debido al sol y a la edad. Quisiera saber en que se diferencian las manchas no lunares buenas de las malas.
Un saludo
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Hola Marian, hay varios aspectos que nos aportan información sobre una posible malignidad. Las manchas malignas, con posibilidad de convertirse en cáncer, son asimétricas, tienen los bordes irregulares, no tienen un color uniforme, cambian de color, forma o tamaño con el tiempo. Te aconsejamos que observes su evolución y vayas al médico si ves algún cambio.

Cáncer de piel: síntomas y tratamiento
1 de 4
Cáncer de piel: síntomas y tratamiento

Volver arriba