Compartir

Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento

Por Pablo Roca. Actualizado: 15 enero 2016
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento

La mayoría de las personas conocen los síntomas y las consecuencias que conlleva sufrir una angina de pecho o un infarto. Sin embargo, pocos saben cuál es la principal causa que los ocasionan: la cardiopatía isquémica. También conocida como enfermedad coronaria, esta enfermedad reduce la cantidad de flujo sanguíneo que se suministra al corazón debido a un bloqueo de las arterias. La cardiopatía isquémica se divide en dos tipos: infarto de miocardio y angina de pecho, por lo que los síntomas variarán en cada uno de estos. El tratamiento es fundamental en cualquier caso, pero aún más en aquellos en los que existe un mayor riesgo de sufrir consecuencias graves, como un infarto. En ONsalus te explicaremos las causas, síntomas y tratamiento de la cardiopatía isquémica.

Causas de la cardiopatía isquémica

La causa de la cardiopatía isquémica es la formación de coágulos en las paredes interiores de las arterias responsables de suministrar sangre al corazón. Esta acumulación de placa estrecha las arterias coronarias haciendo que el paso de la sangre sea más limitado y, como consecuencia, que la cantidad de oxígeno que llega a este también se reduzca. Los factores que influyen a la hora de padecer una cardiopatía isquémica son los siguientes:

  • Edad y sexo. Es más frecuente en hombres de edad avanzada, afectando por igual a las mujeres a partir de la menopausia.
  • Niveles de colesterol malo elevados.
  • Fumar. El tabaco aumenta considerablemente la probabilidad de sufrir una cardiopatía isquémica.
  • Antecedentes familiares de cardiopatía isquémica prematura.
  • Hipertensión arterial. Implica un aumento en la rapidez con la que el corazón late, por lo que se incrementa la presión sanguínea.
  • Obesidad. Otro de los facotores que junto al tabaco aumentan el riesgo de padecer muchas enfermedades cardiovasculares.
  • Sedentarismo. No ejercitar el cuerpo a través de actividad física.
  • Diabetes mellitus. Un tipo de diabetes con la que el pancreas no produce insulina suficiente.
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento - Causas de la cardiopatía isquémica

Tipos de cardiopatía isquémica

Podemos diferencias dos tipos de cardiopatía isquémica:

Infarto de miocardio


Tiene lugar cuando un trombo o coágulo en una de las arterias que suministra sangre al corazón se obstruye, impidiendo el riego sanguíneo del mismo. La gravedad radica en la cantidad de músculo cardíaco que muera, lo que se conoce como necrosis. Se manifiesta con un dolor en el pecho y la atención médica rápida es fundamental para aumentar las probabilidades de sobrevivir.

Angina de pecho


La angina de pecho puede darse en dos estadios diferentes;

  • Angina de pecho estable. La persona que la padece siente dolor en el tórax, pudiendo irradiarse a otras partes del cuerpo, como la mandíbula, hombro, garganta, el brazo y la muñeca izquierda. Aparece tras realizar ejercicio físico y su duración es de 1 a 15 minutos, tras el cual desaparece.
  • Angina de pecho inestable. Es un síntoma de que existe un riesgo alto de sufrir un infarto. Al contrario que el infarto, en este caso la obstrucción de la arteria no es completa, por lo que el tejido del corazón no muere porque al no producirse necrosis.
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento - Tipos de cardiopatía isquémica

Síntomas de la cardiopatía isquémica

Aunque los síntomas variarán en función del tipo de cardiopatía isquémica que se padezca, podemos agrupar una serie de ellos de forma general:

  • Dolor y presión en el pecho.
  • Dolor en otras partes del cuerpo como cuello, mandíbula, espalda, hombros, muñeca izquierda.
  • Dificultad para respirar, conocida como disnea.
  • Sensación de debilidad.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Sudoración excesiva.
  • Arritmias. Palpitaciones irregulares en el corazón.
  • Dolor al realizar ejercicio.
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de la cardiopatía isquémica

Diagnóstico

El diagnóstico de la cardiopatía isquémica se puede realizar mediante distintas pruebas médicas. El historial médico será un elemento fundamental para definir el problema con exactitud.

  • Electrocardiograma. Se realiza mediante la colocación de parches que permiten medir la actividad del corazón mediante una máquina que contiene los electrodos (parches). Esta prueba permite detectar latidos anormales del corazón, como arritmias y otras señales que indican la presencia de alguna enfermedad. Es una prueba sencilla e indolora.
  • Ergometría. Llamada también prueba de esfuerzo, consiste en realizar ejercicio físico por parte del paciente para observar el funcionamiento y reacción del corazón y detectar posibles alteraciones de este. Es una prueba eficaz cuando existe angina de pecho u otros problemas cardiovasculares que se manifiestan con el ejercicio físico.
  • Ecocardiograma. Permite visualizar una imagen del corazón en movimiento, pudiendo conocer su tamaño, forma, movimiento y otros factores que indican su estado. Esta prueba se realiza mediante ultrasonidos que no generan radiación, por lo que no tiene ningún tipo de efecto secundario.
  • Hotler. Consiste en aplicar un dispositivo de forma externa durante 24 horas para registrar la actividad del corazón sin necesidad de quedarse en el hospital. Tras este período de tiempo, este pequeño dispositivo se conecta a un ordenador para exponer el registro que se ha llevado del corazón y detectar cualquier anomalía.
  • Análisis de sangre. Permite detectar los niveles de colesterol en sangre además de otros posibles síntomas en la sangre que podrían significar un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento - Diagnóstico

Tratamiento para la cardiopatía isquémica

El mejor tratamiento tanto para la cardiopatía isquémica como para cualquier otra enfermedad cardiovascular es la prevención mediante la adopción de un estilo de vida saludable. Estos son los factores de prevención que se deberían tener en cuenta:

  • No fumar. Uno de los factores más importantes para reducir considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.
  • Controlar otras enfermedades. La diabetes, el colesterol alto, y otras afecciones contribuyen a aumentar el riesgo de padecer problemas de corazón. Por ello, un control de estas será fundamental.
  • Ejercicio. El ejercicio mejora la circulación de la sangre, regula la presión arterial, ayuda a mantener un peso adecuado, es bueno para las articulaciones, además de otros beneficios psicológicos.
  • Alimentación. Una dieta variada y equilbrada reduce las posibilidades de padecer una cardiopatía isquémica.
  • Peso adecuado. Si la obesidad es un factor que aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, no hay duda que mantener un peso adecuado ayudará a una mejor salud y bienestar.

Además de las pautas a tener en cuenta para reducir las posibilidades de sufrir una cardiopatía isquémica, es muy importante acudir al médico para realizar un seguimiento periódico del buen estado de salud, y más si ya se ha detectado previamente algún problema de corazón. Además, algunos de los posibles factores de riesgo no presentan síntomas, como el colesterol alto o niveles bajos de diabetes, por o que un análisis de sangre será fundamental.

En ocasiones será necesaria la administración de medicamentos para reducir el riesgo de padecer alguna cardiopatía isquémica, como aspirina, medicamentos que reducen el colesterol, etc. Por otro lado, en aquellos casos graves en los que ya se haya producido un infarto o el paciente presente unas probabilidades muy altas de padecerlo, se podra requerir de intervención quirúrgica:

  • Bypass de la arteria coronaria. Consiste en injertar arterias o venas de una parte del cuerpo, como la pierna, pecho o muñeca junto a una arteria coronaria para facilitar el riego sanguíneo de la zona bloqueada. En ocasiones, se necesita más de un bypass.
  • Angioplastia con balón y colocación de sents. Mediante este procedimiento se consigue abrir las arterias obstruidas colocando un pequeño balón hinchado. Por otro lado, un sent es algo parecido a una malla que permite mantener la arteria obstruida adhiriéndose a las paredes y mejorando el flujo de sangre.
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento para la cardiopatía isquémica

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Jesús alvaro García colen
Me han detectado un posible isquemia lateral me van hacer una resonancia magnética yvedtoy asustado 

Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento
1 de 6
Cardiopatía isquémica: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba