Causas del dolor de oídos

Causas del dolor de oídos

Seguramente todos hemos padecido alguna vez de dolor en los oídos. Este puede variar según la causa del mismo y en aquellos casos en los que es es muy intenso puede suponer una verdadera molestia a la hora de llevar un estilo de vida normal. El oído es una zona sensible y las partes que pueden resultar dañadas provocando el dolor son varias. Las causas más comunes que pueden desencadenar malestar en los oídos son infecciones, daños en el tímpano, cambios de presión, etc. En ONsalus te explicamos las causas del dolor de oídos.

Infección de oído

Conocida como otitis, se trata de la inflamación del oído, pudiendo afectar a las partes internas y externas del mismo. Diferenciamos entre otitis aguda, aquella que aparece un período corto de tiempo y la otitis crónica, que se padece durante un tiempo más prolongado. Existen distintos tipos de otitis:

  • Otitis externa. También llamada otitis del nadador, supone la inflamación de la parte externa del oído y el conducto auditivo externo. Suele ser más común entre adolescentes y la causa puede ser alguna bacteria que se encuentra en el agua, introduciéndose en el oído y provocando la infección.
  • Otitis media. Esta infección implica el oído medio, situado detrás del tímpano. La infección se produce por la disfunción de la trompa de Eustaquio. Suele ir acompañada de enfermedades respiratorias.
  • Otitis externa maligna. Supone la infección de los huesos del conducto auditivo externo y daños de los mismos. Está provocada por la otitis del nadador.
  • Infección crónica en el oído.Tiene lugar por la acumulación de líquido en la parte posterior del tímpano de forma permanente. Esto sucede cuando la trompa de Eustaquio, el canal encargado de transportar líquido, se obstruye.

Dolor en el oído por cambios de presión

Se produce cuando la presión en el oído externo y el oído interno son de diferente intensidad y puede provocar daños en el oído. El mejor ejemplo para explicarlo es recordando la sensación que tenemos en los oídos cuando estamos en un avión. El cambio de presión que provoca las alturas, hace que nuestros oídos se taponen. Cuando sucede esto solemos bostezar para solucionarlo. La explicación a esto es que el bostezo hace que la trompa de Eustaquio se abra permitiendo que el aire entre y salga del oído medio.

Agujero en el tímpano

Otra causa del dolor de oído puede ser una perforación del tímpano. El tímpano es un tejido que separa el oído externo del interno. Algunas infecciones pueden provocar su ruptura a causa del líquido acumulado. La presión aumenta y finalmente el tímpano se rompe. Suele ser más común en niños. Otros causantes de la perforación del tímpano puede ser escuchar un ruido constante en el oído, la introducción de un objeto y un cambio rápido en la presión.

Trastornos de la articulación temporomandibular

Son afecciones de la articulación que conecta la mandíbula inferior con el cráneo causando dolor y dificultad para masticar, entre otros problemas. Cuando se padece de esta dolencia, la persona suele sentir dolor en los músculos faciales, así como en las articulaciones de la mandíbula y en las zonas cercanas a los oídos. Cuando la persona cierra y abre la boca, se oyen unos sonidos y también se puede padecer de mareos, dolor de cabeza y hasta pérdida de audición.

Sinusitis como causa del dolor de oídos

Otra causa del dolor de oídos puede ser la inflamación de los senos paranasenales, unos huecos situados en los huesos de alrededor de la nariz y se produce por una infección. Normalmente la sinusitis es secundaria a una infección de la vía respiratoria causada por un virus. Podemos diferenciar entre sinusitis aguda, aquella presente un máximo de cuatro semanas y sinusitis crónica, cuando dura más de tres meses.

Infección dental

Cuando un diente se infecta hasta el punto de acumular pus provoca la infección del nervio y produce un dolor muy intenso que puede extenderse hasta los oídos.

¿Qué hacer si me duelen los oídos?

A continuación, explicaremos algunos remedios que puedes utilizar para aliviar el dolor de oídos, que en ningún caso sustituyen consejos de un médico profesional:

  • Aplicar un trapo frio contra tu oreja para aliviar la hinchazón.
  • Mantenerse incorporado en vez de mantenerse de pie con el fin de reducir la presión en el oído.
  • Masticar chicle para aliviar el dolor provocado por el cambio de presión.
  • Empapar un poco del jugo del limón en algodón y colocarlo en la entrada del oído durante unos 10 minutos. Puedes hacerlo antes de ir a dormir para aliviar el dolor y conciliar el sueño más fácilmente.
  • Aplicar 2 o 3 gotas de aceite de almendra o de oliva tras haber calentado dos cucharadas pequeñas. Deja que se enfríe antes de introducir las gotas en el oído.
  • Poner un par de gotas de aloe vera en el oído, siempre y cuando el tímpano no esté perforado. El aloe vera puede ayudar a aliviar la irritación.

¿Cuando ir al médico en caso de que me duelan los oídos?

Teniendo en cuenta la intensidad del dolor y la duración el mismo deberás acudir a un médico. En el caso de que el dolor haya aparecido hace poco y no supone una molestia insoportable, puedes esperar un par de días y probar algunos de estos remedios esperando a que desaparezca. Si el dolo perdura por semanas o tienes un dolor muy intenso de forma repentina o permanente, acude al médico con el fin de que solucione la dolencia.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas del dolor de oídos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.