Compartir

Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo

Por Melanie Re. Actualizado: 11 abril 2018
Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo

La hiperpigmentación adquirida de la piel, especialmente la expuesta al sol como varias zonas del rostro, se le denomina cloasma o melasma, comúnmente llamado paño. Se caracteriza por la aparición de manchas difusas y su coloración puede variar desde un amarillo oscuro, marrón o gris, siendo de superficie lisa y generalmente no causan molestias, salvo excepciones que podrían sentir picazón en el área.

Aunque los hombres también pueden sufrir de esta condición, es más frecuente en mujeres, principalmente en aquellas de entre 20 y 40 años de edad. Cuando esta se presenta durante la gestación, se le conoce como cloasma gravídico o máscara del embarazo, ya que en ocasiones se extiende por todo el rostro dando esa apariencia, motivo por el cual muchas mujeres se preocupan o se ve afectada su autoestima. Sin embargo, es posible eliminar estas manchas y en este artículo de ONsalus te informamos sobre el cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo.

También te puede interesar: Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento

Causas del cloasma gravídico

Los factores que intervienen para que se produzca el melasma son la predisposición genética, efecto secundario de cosméticos, fármacos o tratamientos hormonales, como el uso de anticonceptivos, la exposición al sol, deficiencias nutricionales, desorden hormonal u otras enfermedades endocrinas, entre ellas la diabetes.

En el caso del cloasma gravídico, las manchas son el resultado de los cambios hormonales en los primeros meses de esta etapa en los niveles de las hormonas como la progesterona y el estrógeno, debido a que estimulan una mayor producción de melanina, el pigmento que da color a la piel, el pelo y los ojos, que junto con la exposición a los rayos ultravioleta se hace evidente el melasma en zonas como las mejillas, la nariz, la parte central de la frente y en la barbilla.

Por este motivo, es posible notar el cloasma a partir del tercer o cuarto mes del embarazo y suele permanecer incluso hasta después del parto, para después ir desvaneciéndose poco a poco en las siguientes semanas; sin embargo, aunque no es muy frecuente, esta hiperpigmentación de la piel podría llevar más tiempo en desaparecer, como casos en los que ha tardado años.

Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo - Causas del cloasma gravídico

Tratamiento para el cloasma gravídico

La forma para diagnosticar que las manchas presentes en la piel se tratan de cloasmas es mediante el uso de la lámpara de Wood o luz negra, cuya iluminación alcanza hasta la dermis y ayuda a detectar el aumento de melanina en el área.

En cuanto al tratamiento para el cloasma gravídico, este puede no ser necesario debido a que dicho trastorno tiende a desvanecerse un tiempo después del parto. Sin embargo, cuando el melasma abarca una gran parte del rostro, tiene una coloración muy oscura, tarda en desaparecer o no se desvaneció completamente, el médico podría indicar el uso de productos dermatológicos para combatir el paño.

De acuerdo con el grado de cloasma, será el tipo de tratamiento que el especialista recomiende, iniciando con cremas que reducen la formación de melanina, entre ellas las que contienen benzoquinona, hidroquinona, corticoides tópicos, tretinoína o el ácido azelaico. Por otro lado, si el cloasma gravídico es serio, es probable que se requiera someterse a procedimientos de exfoliación química, conocida como peeling, o al tratamiento con láser según la valoración del médico.

Consejos para prevenir el cloasma gravídico

Debido a que el melasma es una condición en la piel que puede sufrir cualquiera sin importar la edad y que se convierte en un factor que afecta a la autoestima en muchas personas, lo mejor es tomar en consideración algunas medidas para disminuir la probabilidad de padecerlo, sobre todo quienes están planeando quedar embarazadas o están iniciando esta etapa, ya que son más propensas. Por ello, para evitar el cloasma gravídico puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Aplícate protector solar antes de salir, incluso si está nublado o lloviendo, busca aquellos con etiqueta de amplio espectro y resistentes al agua.
  • Evita realizar actividades bajo la luz directa del sol o exponerte mucho tiempo a la misma, de ser necesario opta por las primeras horas del día o al atardecer.
  • Viste ropa que te proteja de los rayos ultravioletas, como aquellas hechas de fibra sintética o semisintética, sombreros y lentes oscuros.
  • Practica ejercicios relajantes, especialmente si sufres constantemente de estrés, ya que puede desencadenar las manchas en el embarazo.
  • Utiliza cosméticos adecuados a tu piel, deja inmediatamente si alguno te causa molestias u observas alteraciones en tu rostro, lo mejor es que lo consultes con un dermatólogo.
  • Usa cremas aclarantes, puedes aplicarla por las noches y dejarla actuar durante esta.
Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo - Consejos para prevenir el cloasma gravídico

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo
1 de 3
Cloasma gravídico: tratamiento y cómo evitarlo

Volver arriba