Compartir

Cólera: contagio, síntomas y tratamiento

Cólera: contagio, síntomas y tratamiento

Si hablamos de las enfermedades que han supuesto una mayor amenaza para la salud humana, seguramente el cólera seria una de ellas, por el rápido crecimiento y extensión de los brotes, debido a su facilidad de contagio. A pesar de que en muchos países hay un control de esta afección, cada año se registran aproximadamente de 3 a 5 millones de pacientes con cólera, de los cuales más de 100 mil resultan fatales. La mayoría de los brotes que se han desarrollado han sido en lugares con baja calidad ambiental y de salud, donde existen unas condiciones higiénicas inadecuadas.

El cólera se caracteriza por la diarrea aguda que presenta la persona infectada, acarreando una serie de complicaciones, y si no se trata a tiempo puede ser mortal. Por este motivo, en ONsalus queremos informarte de todo con respecto al cólera: contagio, síntomas y tratamiento.

Formas de contagio del cólera

El causante del cólera es la bacteria Vibrio cholerae de los serogrupos 01 y 139, aunque hay otras variantes de este microorganismo, pero suelen causar sólo diarreas leves y de baja propagación. Esta bacteria se encuentra de forma natural en cuerpos de agua y se asocian principalmente a algas, moluscos, crustáceos y peces. El ser humano no es parte de su ciclo natural, por lo que se le considera como un huésped incidental y lo utiliza para seguir dispersándose en el ambiente, como un ave esparciendo semillas. Sin embargo, para que una persona desarrolle la enfermedad del cólera es necesario que el organismo se infecte con un mínimo de un millón de bacterias de Vibrio cholerae, lo que es un valor muy alto en comparación con otras infecciones.

El principal método de transmisión es por el consumo de agua contaminada,ya que esta puede contener las cepas del cólera al entrar en contacto con la materia fecal o vomito de una persona infectada. Cabe destacar que el paciente puede expulsar más de un millón de estas bacterias cada vez que defeca. Si a esto le sumamos la mala desinfección, almacenamiento o manejo del agua para beber o para otros usos, tanto en el hogar como a una mayor escala, la posibilidad de que muchas personas contraigan esta enfermedad se incrementa. Asimismo, los alimentos representan la segunda vía de contagio, mayoritariamente porque el ingrediente infectado con las bacterias del cólera no ha sido desinfectado, bien cocido o se consume crudo, como los mariscos, pescados o vegetales regados con aguas negras. Además, la digestión de los alimentos ayuda a las bacterias a sobrepasar la barrera gástrica, por lo que una mayor cantidad de ellas sobreviven e infectan al organismo.

Otro de los mecanismos de contagio del cólera es el consumo de alimentos sin adoptar previamente unas correctas medidas higiénicas. Por ejemplo, si dichos alimentos estuvieron en contacto con la materia fecal o vomito de una persona infectada al cambiar el pañal de un bebé infectado y no lavarse las manos posteriormente. También puede suceder que se ingieran alimentos preparados por personas que estuvieron en contacto con las cepas y no se lavaron las manos.

Cólera: contagio, síntomas y tratamiento - Formas de contagio del cólera

Principales síntomas al desarrollar cólera

Una vez existe la cantidad idónea de bacterias para infectar de cólera al cuerpo, los síntomas empiezan a manifestarse entre las primeras 3 horas o hasta los 5 días; la rapidez dependerá de la cantidad de bacterias Vibrio cholerae en el organismo. Sin embargo, hay casos en los que el paciente está infectado de cólera pero no desarrolla los síntomas, más allá de una diarrea leve, y sigue siendo portador de la enfermedad, por lo que es una fuente de contagio.

También es importante mencionar que dependiendo de la gravedad de la infección los síntomas pueden variar, así como la predisposición de la persona a ciertas condiciones. Entre los síntomas del cólera que se observan son:

  • Diarrea aguda, que dependiendo del avance de la enfermedad puede presentar un poco de moco, volverse más líquida de color blanquecina o ser totalmente líquida con episodios bruscos, abundantes, con aspecto de “agua de arroz” y con olor similar al pescado.
  • Ruido intestinal.
  • Nauseas.
  • Vómito, que puede ser bilioso y súbito.
  • Dolores de cabeza, de menor a mayor intensidad.
  • Fiebre.
  • Cólicos.
  • Deshidratación, que conlleva a complicaciones e incluso la muerte.
  • Pulso débil.
  • Disminución en la producción de orina.
  • Calambres musculares.
  • Disminución del nivel de la glucosa en la sangre.
  • En ocasiones llega a haber convulsiones, principalmente en niños.
Cólera: contagio, síntomas y tratamiento - Principales síntomas al desarrollar cólera

Tratamiento para combatir el cólera

Es importante que acudas al médico ante cualquier indicio de diarrea anormal, sobre todo si en el lugar en el que vives hay casos frecuentes de cólera. Empezar un tratamiento lo antes posible hará que sea menor el tiempo de recuperación y evitará complicaciones que podrían ser fatales.

El tratamiento contra el cólera se inicia contrarrestando la perdida de líquidos y electrolitos, que dependiendo del estado del paciente, puede ser administrado por vía oral o, en casos graves, por vía intravenosa. La rehidratación puede incluir sueros con contenidos de sales, principalmente sodio, cloro, bicarbonato y potasio. No obstante, aún con esta intervención pueden surgir complicaciones, como el edema agudo pulmonar, insuficiencia renal o choque hipovolémico, con resultados fatales o en estado de coma. A su vez, el médico indicará el tipo de antibiótico que se utilizará en función de los síntomas. Estos ayudarán a combatir la infección de cólera, disminuyendo la cantidad evacuada y la duración de los síntomas, además de reducir el tiempo en el que las bacterias son expulsadas con las heces.

Existe una vacuna contra el cólera que, en el caso de ser administrada antes de que la persona entre en contacto con la bacteria, puede ser capaz de hacer frente a la infección. Esta vacuna contiene bacterias inactivas de cólera que permite la formación de defensas que combaten la infección.

Cólera: contagio, síntomas y tratamiento - Tratamiento para combatir el cólera

Prevenir el cólera

Para evitar este tipo de infecciones es fundamental que se lleven a cabo unas condiciones higiénicas óptimas. De esta forma, existe una mayor posibilidad de prevenir el contagio de la bacteria del cólera teniendo en cuenta estos consejos:

  • Evitar el consumo de pescado crudo.
  • Tratar de cocinar siempre la comida: hervir, al horno, etc.
  • No beber agua o cocinar con agua que no ha sido tratada, es decir, que no ha sido hervida, sometida a desinfectantes o que no es embotellada.
  • Lavarse las manes antes y después de ir al baño y al manipular alimentos.
  • Lavar bien los productos que no están envasados, como las frutas y verduras, con agua embotellada o que sepamos que no puede estar infectada.
Cólera: contagio, síntomas y tratamiento - Prevenir el cólera

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cólera: contagio, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Cólera: contagio, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cólera: contagio, síntomas y tratamiento
1 de 5
Cólera: contagio, síntomas y tratamiento

Volver arriba