Compartir

Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 14 marzo 2018
Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos

Los muchos cambios hormonales durante el embarazo hacen que los niveles de colesterol se incrementen entre 30 y 50% con respecto a los niveles previos a la gestación, especialmente a partir del segundo trimestre y hasta el parto. Aunque tener el colesterol un poco elevado durante esta etapa se considera normal, es importante mantenerlo bajo control para evitar las complicaciones que esta condición podría ocasionar. Por eso en este artículo de ONsalus te explicamos con detalle las causas y riesgos del colesterol alto en el embarazo, y te facilitamos algunas recomendaciones para mantenerlo controlado durante la gestación.

También te puede interesar: Colesterol alto: causas y tratamiento

Valores del colesterol normales en el embarazo

Durante la gestación, y especialmente a partir del segundo trimestre y hasta el final del embarazo, es normal que los niveles de colesterol se eleven entre 30 y 50% respecto a los niveles previos al embarazo.

Los valores normales de colesterol total fuera de la gestación deben estar por debajo de los 200 mg/dL, un nivel superior a esto indica que es momento de cuidarse, mientras que si el mismo está entre 240 y 300 mg/dL hay que realizar cambios inmediatos pues se considera muy elevado. Sin embargo en el caso de estar embarazada los niveles en el segundo trimestre pueden estar entorno a 250 mg/dL, llegando incluso a estar cerca de los 300 mg/dL durante las últimas semanas de embarazo.

Lo ideal es que los niveles no superen los 300 mg/dL, pues en ese caso pudieran presentarse diversas complicaciones que podrían afectar al bebé, motivo por el que cuidar al máximo nuestra dieta resulta importante para evitar una condición que pueda presentar riesgos.

Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos - Valores del colesterol normales en el embarazo

Causas del aumento del colesterol en el embarazo

Aunque solemos asociar el colesterol con algo negativo, no hay que olvidar que el mismo es muy necesario para mantener la salud y el bienestar de nuestro cuerpo, especialmente durante la gestación.

Existen dos tipos de colesterol:

  • HDL: colesterol de densidad alta, conocido como colesterol bueno, es producido de manera natural en el organismo y sirve para recoger el colesterol que no es usado por nuestro cuerpo y eliminarlo mediante el hígado.
  • LDL: colesterol de densidad baja, conocido como malo, es aquel que no es eliminado naturalmente por nuestro cuerpo, quedándose acumulado en las paredes de las arterias y la sangre y ocasionando problemas en nuestra salud. Este es el tipo de colesterol que conviene mantener siempre en niveles adecuados.

El colesterol es fundamental para muchos procesos corporales, pero durante el embarazo es básico pues interviene en la fabricación de hormonas esteroides como la progesterona o el estrógeno, imprescindibles en la gestación, pero además resulta necesario para:

  • La formación de células que permitan el crecimiento y desarrollo del feto.
  • La producción de vitamina D y ácidos biliares.
  • El desarrollo de las funciones neurológicas.

Debido a que una nueva vida crece en tu interior, la formación del bebé requerirá más colesterol, por este motivo la sangre de la madre se hace más espesa y este lípido aumenta en el cuerpo. Sin embargo es importante estar atenta, pues su incremento excesivo también puede producir complicaciones en el embarazo que podrían poner en riesgo la salud del bebé y la madre.

Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos - Causas del aumento del colesterol en el embarazo

Riesgos del aumento del colesterol en el embarazo

Especialmente durante las últimas semanas, es normal que el colesterol se incremente de manera notable, sin embargo no es recomendable que el mismo supere los 300 mg/dL o podrían presentarse ciertas condiciones que pueden afectar la salud de la medre y el bebé.

Algunos de los riesgos del colesterol alto en el embarazo son:

  • Partos prematuros que se presentan antes de la semana 37.
  • Diversas alteraciones en la placenta.
  • Lesiones en los vasos sanguíneos del feto.
  • Si además se cuenta con tensión alta en el embarazo, se corre el riesgo de sufrir de preeclampsia.

Es muy importante cuidar el consumo de alimentos ricos en grasa durante el embarazo para evitar su incremento excesivo. Si tu obstetra detecta que el nivel de lípidos es muy elevado podrá remitirte a un endocrinólogo para realizar el seguimiento y los ajustes necesarios que puedan ayudarte a bajarlo. Adicionalmente existen recomendaciones generales para mantenerlo en los niveles adecuados.

¿Cómo controlar el colesterol en el embarazo?

Cuidar la dieta durante el embarazo es fundamental para mantener tú salud y la del bebé, ofreciéndole los nutrientes necesarios pero sin excederse en la ingesta de alimentos que pueden resultar perjudiciales. Para bajar el colesterol en el embarazo se recomienda:

  • Consumir con moderación productos de origen animal ricos en grasa saturada como las carnes muy grasas, la mantequilla, la leche entera o los quesos curados. En su lugar opta por carnes magras como el pollo, el pavo y algunos cortes de cerdo y ternera, evita la leche entera y opta por la desnatada o las bebidas vegetales y prefiere los quesos frescos.
  • Reducir la ingesta de frituras y comida chatarra, pues cuentan con un alto contenido de grasa que pueden incrementar el colesterol. Prefiere preparaciones al horno, cocidas, al vapor o a la plancha.
  • Incrementa la ingesta de fibra en tu dieta pues estos alimentos ayudan a reducir la presencia de grasa y azúcar en el cuerpo, además de hacer que nos sintamos saciadas por más tiempo. Los cereales integrales, las legumbres como las lentejas, la soja o los garbanzos, las frutas y las verduras de hoja verde no pueden faltar en tus comidas.
  • Dale a tu cuerpo una buena porción de grasas saludables como las contenidas en pescados azules (salmón, atún, sardinas) en el aceite de oliva o en los frutos secos sin sal o azúcar añadido.
  • Si tu médico no te lo impide, es importante que realices actividad física. Se recomienda caminar al menos 30 minutos al día para mantener nuestro cuerpo en buen estado y reducir la presencia de colesterol o la tensión elevada.
  • Acude a todas tus consultas prenatales y sigue de cerca las indicaciones de tu médico, lo que será clave para garantizar tanto tú salud y bienestar como la de tú bebé.
Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos - ¿Cómo controlar el colesterol en el embarazo?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Victor Chang Zegarra
Excelente artículo, muy ilustrativo y fácil de entender. Los felicito por su
brillante información.
Soy médico y este artículo servirá para manejar el Colesterol de mi hija, gestante en su 6to. mes, que
tiene Colesterol sobre 300.

Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos
1 de 4
Colesterol alto en el embarazo: causas y riesgos

Volver arriba