Compartir

Cómo aumentar la vitamina D

 
Cómo aumentar la vitamina D

La vitamina D es una de las más importantes y necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo. Su falta se asocia a numerosas enfermedades entre ellas: el raquitismo, la osteoporosis y fracturas, distintos tipos de cáncer y problemas metabólicos como la diabetes, la hipertensión o problemas renales.

Si quieres conocer cómo aumentar la vitamina D de manera natural y efectiva, continúa leyendo este artículo de Onsalus, además encontrarás información acerca de por qué es tan importante esta vitamina y qué síntomas puedes tener si te falta en tu organismo.

También te puede interesar: Remedios caseros para aumentar la energía

¿Qué es la vitamina D y por qué es tan importante?

Se sabe actualmente que la vitamina D no una vitamina más, sino que actúa de manera hormonal, ya que tiene acción sobre casi todos los tejidos del cuerpo. De modo que su falta puede generar graves y muy comunes problemas de salud debido a que actualmente las personas no se exponen al sol, siendo esta la fuente más importante de producción de esta vitamina.

La vitamina D tiene una función muy conocida y es regular el metabolismo del calcio y el fosfato, clave para que los huesos sean fuertes y sanos, pero no es la única, veamos cuáles son algunas de sus otras funciones en el cuerpo:

  • Muy importante en el crecimiento corporal.
  • Mantiene saludables los músculos.
  • Su aporte es esencial para mantener altas las defensas.
  • Facilita embarazos saludables y es esencial en el parto normal.
  • Participa en el proceso antioxidante.
  • Favorece el buen funcionamiento cognitivo.
  • Colabora en el metabolismo de otras hormonas.
  • Clave en el funcionamiento neuromuscular.
  • Proliferación y diferenciación de células (regeneración de tejidos).
  • Equilibrio.

Falta de vitamina D: síntomas

Lamentablemente, la falta de vitamina D es muy común en la actualidad y puede manifestarse de muchas maneras diferentes, ya que muchas enfermedades se han asociado a éste déficit, tales como:

  • Osteopenia y osteoporosis, con las subsecuentes fracturas.
  • Problemas durante el embarazo: preeclampsia, falta de fuerza muscular, hasta 300 % más de posibilidad de ser sometida a cesárea que una mujer con niveles normales de vitamina D.
  • Problemas en la niñez: raquitismo, debilidad muscular, deformidad ósea.
  • Niños con bajos niveles de vitamina D tienen mayor riesgo de desarrollar en la adultez diabetes tipo I, esclerosis múltiple.
  • Más riesgo de padecer artritis reumatoidea.
  • Más posibilidad de padecer cáncer: de mama, próstata, colorrectal y pancreático.
  • Enfermedades infecciosas de la vía aérea superior: resfriados, laringitis, etc.
  • Asma.
  • Síndrome metabólico: hipertensión arterial, azúcar alta en sangre.
  • Problemas cardíacos: infarto.

Por lo tanto, es comprensible que los síntomas que puede padecer alguien con vitamina D baja pueden ser de lo más variados e incluso no tener síntomas aparentes hasta que se desarrolla alguna enfermedad más grave. Entre los síntomas de la falta de vitamina D, se encuentran:

  • Cansancio.
  • Dolores musculares.
  • Debilidad muscular.
  • Deformación ósea.
  • Depresión, malestar emocional.
  • Bajas defensas, infecciones recurrentes.
  • Vértigo.

Y, como hemos visto, bien puedes no tener síntomas, aún con la vitamina D baja.

Cómo aumentar la vitamina D de manera natural

Por suerte, a diferencia de otras vitaminas, nuestro cuerpo tiene la capacidad de generar toda la vitamina D que necesita, siempre y cuando le facilitemos las condiciones.

La principal fuente de producción de vitamina D está dada por dos factores: el sol y nuestra piel. Nuestra piel y las bacterias que están normalmente sobre ella tienen la capacidad de generar la dosis diaria que nuestro cuerpo necesita y, una buena noticia, la vitamina D que fabrica nuestro cuerpo es mucho más eficiente porque circula más tiempo por la sangre que la vitamina D, que se encuentra en suplementos dietéticos o que se le adiciona a algunos alimentos. Por lo tanto, si estás pensando en la mejor manera de aumentar la vitamina D, la respuesta es simple, natural y, lo mejor, es gratis: el sol.

Se ha demostrado que basta una exposición al sol tan corta como 5 a 10 minutos por día, sí, solo eso, para lograr unos buenos niveles de vitamina D en el cuerpo. No obstante, hay ciertos puntos claves:

  • El horario de exposición a los rayos UBV debe ser entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde, ya que son los horarios en que el sol incide de la mejor manera sobre la piel. Para las personas de piel más oscura, la exposición solar debe ser un poco más prolongada, unos 5 minutos más, ya que la melanina actúa como si fuera un protector solar.
  • La exposición al sol debe ser sin protector solar, puede ser en brazos y piernas. Cuanta más superficie de la piel se exponga, más producción de vitamina D.
  • No debes bañarte inmediatamente. Hay estudios que demuestran que la demora de producción y absorción de vitamina D en la piel puede ser de hasta 48 horas. Puedes evitar enjabonar aquella zona que has expuesto al sol, por ejemplo, los brazos o las piernas para mantener la higiene, pero permitirle a tu cuerpo que haga su trabajo.

Esto deben hacerlo tanto los niños como los ancianos también, ya que la vitamina D es clave en todas las edades y con más razón en los extremos de la vida.

La vitamina D se mide en unidades internacionales (UI). La exposición solar, con estas características, aporta 20000 UI en tan solo una exposición.

Cómo aumentar la vitamina D - Cómo aumentar la vitamina D de manera natural

Alimentos con vitamina D

Existen algunos alimentos ricos en vitamina D pero no es mucha la cantidad que poseen comparada con la exposición solar. De todas formas, si deseas aumentar tus niveles de vitamina D, puedes recurrir a la ingesta de:

  • Pescados como el salmón, sobre todo, el que es salvaje, el de criadero tiene menos cantidad. También la macarela, atún y las sardinas. (entre 400 y 1000 UI).
  • Hongos shitake, si son secados al sol poseen más cantidad de vitamina D (1600 UI).
  • Aceite de hígado de bacalao (400-1000 UI).
  • Yema de huevo (20 UI).

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aumentar la vitamina D, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Bibliografía
  • Holick MF. Vitamin D: a d-lightful solution for health. J Investig Med. 2011;59(6):872–880. doi:10.2310/JIM.0b013e318214ea2d
  • Holick MF. The vitamin D deficiency pandemic: Approaches for diagnosis, treatment and prevention. Rev Endocr Metab Disord. 2017;18(2):153–165. doi:10.1007/s11154-017-9424-1
  • Cediel G, Pacheco-Acosta J, CastiUo-Durdn C. Vitamin D deficiency in pediatric clinical practice. Deficiencia de vitamina D en la práctica clínica pediátrica. Arch Argent Pediatr. 2018;116(1):e75–e81. doi:10.5546/aap.2018.eng.e75
  • Paul SP, Dey I, Le Gresley H, Cooray N, Oakley T, Sharma A. Assessing vitamin D deficiency. Br J Nurs. 2018;27(12):660. doi:10.12968/bjon.2018.27.12.660

Escribir comentario sobre Cómo aumentar la vitamina D

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo aumentar la vitamina D
1 de 2
Cómo aumentar la vitamina D

Volver arriba