Compartir

Cómo controlar la ansiedad en el embarazo

 
Por Sofía Barroso. Actualizado: 10 abril 2018
Cómo controlar la ansiedad en el embarazo

Controlar la ansiedad durante el embarazo es de vital importancia para el correcto desarrollo del futuro bebé. La ansiedad durante el embarazo puede deberse a numerosas causas, tanto físicas como psicológicas, e incluso sociales y económicas. Un paso importante para calmar la ansiedad en el embarazo es reconocer su importancia y la influencia que tiene sobre la madre y el feto. Durante muchísimo tiempo, se han ignorado las necesidades psicológicas y emocionales de las futuras madres, negando la relación directa que existe entre su bienestar y el de su hijo. Por ello, antes de conocer las distintas soluciones –que detallaremos más adelante-, en ONsalus, te explicaremos cómo impacta en el feto la ansiedad sufrida en el embarazo.

Independientemente de las causas que originen el estrés y la ansiedad, las consecuencias para la salud del futuro bebé son las mismas, dependiendo del tiempo y del nivel de ansiedad al que la madre haya estado sometida durante su embarazo. Sigue leyendo este artículo para saber cómo controlar la ansiedad en el embarazo.

También te puede interesar: Cómo controlar la taquicardia por ansiedad

¿Cómo afecta el estrés y la ansiedad al feto?

Numerosas investigaciones demuestran que la ansiedad durante el embarazo es perjudicial para el feto. Esto es debido a que cuando se padece estrés, se segregan altos niveles de corticosteroides –principalmente cortisol- y catecolaminas, alterando así diversas funciones de nuestro organismo:

  • El estrés altera el control de los procesos fisiológicos.
  • Influye negativamente en el funcionamiento hormonal.
  • Afecta a la actividad del sistema nervioso.
  • Interfiere en nuestro sistema cardiovascular.

Las sustancias que se producen cuando la madre sufre un cuadro de ansiedad o estrés grave durante el embarazo interfieren directamente en el desarrollo del feto, produciendo cambios estructurales de larga duración e incluso permanente. El hipotálamo, la pituitaria y las glándulas suprarrenales regulan las hormonas que se segregan durante el estrés. Estas hormonas son transportadas por el torrente sanguíneo de la madre, llegando entonces hasta el feto a través del cordón umbilical y la placenta.

Está demostrado que un estrés leve o moderado no es perjudicial para el feto, es incluso beneficioso porque estimula positivamente su desarrollo cerebral. Sin embargo, un estrés agudo tiene numerosas consecuencias.

Cómo controlar la ansiedad en el embarazo - ¿Cómo afecta el estrés y la ansiedad al feto?

Consecuencias físicas de la ansiedad en el embarazo

  • El estrés produce una contracción de los vasos sanguíneos de la placenta, reduciendo así la cantidad de nutrientes que llegan hasta el feto, lo que da lugar a bebés de bajo peso.
  • Por otro lado, el estrés grave también afecta al flujo sanguíneo del útero y a su capacidad de contraerse, produciendo partos prematuros o abortos.
  • El estrés continuado interfiere con otros procesos del desarrollo del feto, como el crecimiento y la maduración de los órganos.
  • También está comprobado que influye negativamente en su sistema inmunitario, creando una susceptibilidad a enfermedades futuras.

Consecuencias cognitivas y psicológicas de la ansiedad estando embarazada

  • El estrés afecta directamente al desarrollo cerebral del feto y al funcionamiento de los neurotransmisores.
  • Disminuye el desarrollo de la materia gris, relacionada con el nivel de inteligencia y el procesamiento de la información.
  • Las hormonas que segrega la madre durante el estrés y que ocasionan cambios en el cerebro del feto producen problemas de aprendizaje y de lenguaje.
  • Existe un porcentaje más alto de diversos trastornos psicológicos, de conducta o psiquiátricos, como el autismo, el déficit de atención e hiperactividad e incluso la esquizofrenia, en casos de estrés severo.

¿Cómo controlar la ansiedad y el estrés durante el embarazo?

Por todo lo mencionado anteriormente, la salud psicológica de las futuras madres es de vital importancia. El útero es el primer entorno en el que se encuentra el futuro neonato, siendo directamente dependiente de él y de su ambiente.

Dependiendo de las causas, necesitaremos emplear un enfoque u otro. Siempre será importante indagar en los motivos subyacentes de ese estrés. Puede tratarse de un problema simple o de otro de más envergadura que no dependa únicamente de la madre, sino de las circunstancias que la rodean, como puede ser una situación familiar o socioeconómica complicada.

Sentir un poco de ansiedad durante el embarazo es normal, pues los cambios físicos y hormonales influyen en el bienestar, creando incomodidades, cansancio, náuseas, dolor u otras molestias. Las hormonas pueden producir altibajos emocionales, desánimo…, y la preocupación por el futuro bebé y su salud y el parto son también completamente normales.

Aún así, podemos partir de una serie de herramientas útiles que nos ayudarán a calmar la ansiedad en el embarazo:

  • La educación sobre el embarazo y no solamente sobre el parto es un punto de partida imprescindible. Conocer cómo el embarazo va a desarrollarse y cómo afecta todo esto a la madre y al feto. Esto ayudaría a las madres, a sus parejas y a su entorno, tanto familiar como laboral, a perder los miedos causados por los prejuicios y el desconocimiento.
  • Prestar atención psicológica y no solo física a las mujeres embarazadas. Investigar las causas subyacentes de su malestar: familiar, laboral, económico… Procurar ayudarlas para que hablen abiertamente sobre sus problemas y miedos frente al embarazo y creen vínculos de confianza.
  • Practicar ejercicios de relajación, meditación y yoga para embarazadas, que no solo ayudarán en el parto, sino también durante el embarazo. La visualización y la meditación guiadas son buenas técnicas para enfocarse y aprender a controlar la ansiedad en el embarazo.
  • Estar en contacto con la naturaleza, disfrutar de relaciones sociales y tomar el sol con moderación estimula la vitalidad, el optimismo y el buen humor.
  • Mantener una dieta saludable y descansar lo necesario. Dormir poco o mal genera estrés, así como no dedicar el tiempo suficiente para alimentarse bien. En el siguiente artículo, mostramos Qué comer en el embarazo para no engordar.
  • Tomar un respiro de las obligaciones y dedicar más tiempo a actividades recreativas o hobbies.
  • Decidir previamente las condiciones del parto. El parto es un motivo importante de estrés para muchas mujeres. Confiar en el personal médico y contar con las comodidades necesarias ofrece una gran tranquilidad.

En ONsalus, meramente ofrecemos información de interés, pero la ansiedad y el estrés grave durante el embarazo comprometen seriamente la salud de la madre y del futuro bebé, por lo que siempre será necesario acudir a un médico o especialista que pueda realizar un diagnóstico y tratamiento más preciso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo controlar la ansiedad en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Cómo controlar la ansiedad en el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo controlar la ansiedad en el embarazo
1 de 2
Cómo controlar la ansiedad en el embarazo

Volver arriba