Compartir

Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros

 
Por Melanie Re. 24 octubre 2018
Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros

Una infección viral que se manifiesta en la piel es el herpes zóster, conocido también como culebrón o culebrilla. Se caracteriza por la presencia de un sarpullido doloroso, que es el conjunto de ampollas, y que provoca la sensación de hormigueo, picazón y ardor. En general, desde el primer síntoma hasta que desaparecen las ampollas, el brote de culebrilla puede durar de 21 a 24 días aproximadamente.

El causante de esta enfermedad no se elimina por completo del organismo, por lo que el tratamiento médico consiste en intentar aliviar los síntomas, especialmente, con analgésicos para el dolor y en administrar antivirales para reducir la duración del brote y que sea menos severo. Es importante acudir a revisión médica para evitar complicaciones, como que prevalezca un dolor intenso en la zona en la que se tuvo el sarpullido, que puede ser por semanas e incluso años.

Por este motivo, es común que las personas afectadas busquen otras alternativas como complemento y quieran saber cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros. EnONsalus, mostramos las mejores opciones.

También te puede interesar: Remedios caseros para el herpes en la espalda

¿Por qué se produce la culebrilla?

Se le conoce científicamente como Human herpesvirus 3 al virus causante del herpes zóster, que es el mismo que provoca la infección de varicela. Por lo tanto, para que una persona tenga culebrilla primero debe haber padecido en algún momento de su vida de varicela, ya que cuando se recupera de esta enfermedad, el virus no desaparece del cuerpo pero queda inactivo. Sin embargo, por razones que aún se desconocen, años más tarde puede reactivarse y causar culebrilla.

Pese a lo que se pueda pensar, la culebrilla como tal no se puede contagiar de una persona a otra, pero sí puede ocurrir la transmisión del virus a una persona no infectada y causar en esta el desarrollo de varicela si nunca ha tenido esta enfermedad o no tiene la vacuna contra esta. Si bien en la mayoría de los casos el herpes zóster solo aparece una vez, existe la posibilidad de brotes posteriores. En el artículo ¿El herpes zóster es contagioso? ampliamos esta información.

Por este motivo, cualquier persona que haya sufrido de varicela puede tener culebrilla más adelante, cuya incidencia aumenta con la edad, ya que suele ser más común en adultos mayores a 50 años. Se considera que esto ocurre por el debilitamiento natural del sistema inmunológico, aunque las personas con las defensas comprometidas también tienen más riesgo a padecerlo, por ejemplo, aquellos sometidos a tratamientos para el cáncer o VIH.

Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros - ¿Por qué se produce la culebrilla?

Aliviar el dolor de la culebrilla con hielo o compresas frías

La opción más sencilla para curar la culebrilla de forma natural es usando hielo o compresas de agua fría sobre la área afectada. Para ello, se debe colocar el hielo dentro de una bolsa de plástico o cubierto por un paño de tela, nunca se debe aplicar directamente sobre la piel porque podría dañar el tejido y empeorar las lesiones. Se puede dejar por unos 10 minutos, descansar otros 10 minutos y volver a repetir, siempre sin exponer la piel al frío por más de 20 minutos.

Ambas opciones son igual de beneficiosas para sentir alivio del dolor y la picazón, además al mantener húmedas las ampollas, favorece que las mismas se sequen más rápido y la cicatrización sea mejor.

Baños con avena o maicena mejoran la culebrilla

Gracias al alcaloide avenina que contiene, la avena puede ofrecer un efecto sedante ideal para curar la culebrilla más rápido de forma natural. Aunque esta propiedad también se puede conseguir al ingerirla y ayuda a reducir el nerviosismo, el estrés, la ansiedad y el insomnio que a veces a compaña a esta enfermedad por la intensidad de los síntomas. Su uso externo es excelente para aliviar la picazón, el dolor y mantener humectada la piel.

Basta con sumergirse por 20 minutos en una bañera con agua que contenga una bolsita de tela con 10 cucharadas de harina de avena o verter directamente sobre el agua una taza de avena molida y mezclarlo bien para bañarse. Este procedimiento también puede realizarse con la maicena, que brinda los mismos beneficios en su uso externo. Asimismo, el agua tibia tendrá un efecto relajante y se conseguirá dormir mejor.

Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros - Baños con avena o maicena mejoran la culebrilla

Manzanilla para aliviar la culebrilla

Uno de los remedios caseros para la culebrilla más recomendados es la manzanilla utilizada por vía tópica. Esta planta ofrece alivio del dolor, la picazón, la curación de las ampollas y la recuperación de la piel para que no deje marcas. Todo ello es gracias a que tiene efecto sedante, antiséptico, antiinflamatorio y vulnerario, este último en especial por su riqueza en mucílagos.

Existen varias formas en las que puede ser aprovechada esta planta para la culebrilla. Una opción es preparar una infusión con un puñado de manzanilla por litro de agua para sumergirse en ella por unos 15 minutos aproximadamente.

Otra alternativa es añadir en una taza con agua caliente una cucharada de flores secas, dejarla reposar por 15 minutos para después remojar una gasa o un paño de tela para colocarla directamente sobre las llagas. La ingesta de una infusión de manzanilla también ayuda a relajar el sistema nervioso, reduciendo la ansiedad por la picazón y mejora el descanso.

Sábila para curar la culebrilla de forma natural

El aloe vera, también conocido como sábila, es excelente en el tratamiento natural para el herpes zóster. Para ello, se tiene que cortar una de las hojas y después ejercer presión para obtener el gel, que es el que contiene las propiedades importantes para su uso externo sobre la piel, de preferencia debe aplicarse inmediatamente al extraerlo, frotando suavemente por toda la zona comprometida para dejarlo actuar por no más de 30 minutos y, luego, lavarlo con abundante agua.

Este remedio con el gel de sábila se puede realizar 2 o 3 veces al día por una semana. En este tiempo, harán efecto sus propiedades antisépticas, antibacterianas, antiinflamatorias y vulnerarias, logrando resecar las ampollas, reducir el dolor y la picazón, al mismo tiempo que se regenera la piel.

Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros - Sábila para curar la culebrilla de forma natural

Otros cuidados para curar la culebrilla rápido

Si se está con un brote de culebrilla, además de seguir el tratamiento médico y complementar con remedios naturales, es importante tener en cuenta las siguientes medidas para mejorar la condición:

  • Reducir el estrés, ya que este puede empeorar los síntomas e intensificar el dolor.
  • Usar prendas holgadas y de algodón si la culebrilla se presenta en partes del cuerpo que se cubren con la ropa. La ventilación de las heridas y evitar la fricción de estas con la vestimenta mejoran el dolor y la curación de las mismas.
  • Realizar actividades que distraigan de la enfermedad.
  • Lavar solo con agua el área afectada también favorecerá a que no se adquiera alguna infección bacteriana secundaria.
  • Evitar el contacto de las ampollas con otras personas, principalmente, con embarazadas que nunca han tenido varicela.
  • No tocar ni rascar las ampollas y mantener siempre las manos limpias.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros
1 de 4
Cómo curar la culebrilla rápido con remedios caseros

Volver arriba