Compartir

Cómo curar pezones agrietados por la lactancia

Cómo curar pezones agrietados por la lactancia

Las grietas en los pezones son uno de los problemas más comunes durante el período de lactancia materna, lo que puede llegar a hacer que dar el pecho se convierta en algo incómodo y doloroso en cada momento. Estas grietas suelen darse especialmente al dar el pecho en una posición incorrecta, al no enganchar bien el bebé los pezones, al no secarte bien después de la ducha o de la lactancia o a que utilizas mucho más un pecho que otro. En este artículo de ONsalus vamos a descubrirte cómo curar pezones agrietados por la lactancia dándote algunos trucos y consejos perfectos para poder curar esta zona de tu cuerpo y sentirte mejor.

También te puede interesar: Consejos para evitar la resequedad en la piel

Aceites naturales para los pezones agrietados

Una de las mejores formas que existen para poder curar pezones agrietados por la lactancia es aprovechar las propiedades naturales de algunos ingredientes que conseguirán aportar al cuerpo los cuidados e hidratación que tanto necesita en este momento. Es por este motivo que productos como los aceites de oliva, de coco o de almendras son una gran opción para esta situación.

Con estos aceites conseguirás hidratar de forma profunda la piel dañada y conseguir que aumente la humectación de la zona. Para ello, tan solo deberás frotar un poco de este producto sobre el área a tratar y expandirlo por el pezón con movimientos circulares. No lo enjuagues, deja que las propiedades penetren bien tu piel.

En este otro artículo te descubrimos más remedios caseros para los pezones agrietados.

Cúrate con tu propia leche materna

La leche materna también puede servirte como un buen método para curar pezones agrietados por la lactancia. El motivo es que esta leche es estéril y, por tanto, no afectará a tu bebé y, sin embargo, sí que aportará a tu piel muchos nutrientes y propiedades que ayudarán a que la zona esté más hidratada y, por tanto, en buenas condiciones.

Para ello, tan solo deberás sacarte un poco de leche y dejar que se te rodee el pezón; deja que se seque al aire libre y no la enjuagues. Recuerda que la leche materna tiene propiedades antibacterianas y curativas, por tanto, es ideal para tratar esta condición.

En este otro artículo te descubrimos los beneficios de la lactancia materna para la madre.

Curar pezones agrietados por lactancia con caléndula

Otro de los mejores remedios para curar las grietas en los pezones es aprovechar las propiedades de la caléndula, una planta que cuenta con muchas propiedades ideales para la salud de nuestra piel. Además, se trata de un remedio que no resulta negativo para los bebés, por lo que es una opción ideal para poder curar esta parte del cuerpo.

Algunas de las propiedades de la caléndula son, por ejemplo, su capacidad para calmar la zona por su efecto analgésico, también tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que conseguirán mejorar la zona.

Para aprovechar todos estos beneficios tan solo tendrás que aplicar crema de caléndula en los pezones agrietados y aplicarla en la zona después de haber amamantado a tu pequeño.

Otros consejos para curar los pezones agrietados

También existen otros consejos que puedes hacer para conseguir que los pezones no se agrieten o que se curen si ya se han agrietado. Toma nota:

  • Postura de lactancia: asegúrate de que das el pecho con la postura correcta y de que el bebé succiona como debe. La areola y todo el pezón tienen que estar en la boca del bebé, y debes sostenerlo en una postura cómoda tanto para ti como para el pequeño. Cambia de pecho entre toma y toma.
  • Limpieza: limpia tus pezones únicamente con agua y deja que se sequen al aire durante un tiempo. Repite eso todos los días. Después de cada toma ponte un poquito de leche materna en los pezones y deja que se sequen al aire, con eso se hidratarán más.
  • Usa pezoneras: para poder curar pezones agrietados por la lactancia también puedes optar por usar pezoneras de silicona que puedes poner encima de los pezones después de haberle dado de comer a tu pequeño y, así, conseguir que la zona esté cubierta y protegida de la sequedad.

De todas formas, en ONsalus queremos recomendarte que es de vital importancia que, antes de realizar cualesquiera de estos cambios, contactes con el pediatra para que te indique cuál es la mejor forma de poder tratar esta zona sin que tu bebé ni tú corráis peligro alguno.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar pezones agrietados por la lactancia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo curar pezones agrietados por la lactancia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar pezones agrietados por la lactancia
1 de 2
Cómo curar pezones agrietados por la lactancia