Compartir

Cómo dormir para no roncar

Cómo dormir para no roncar

Dormir correctamente y las horas mínimas indicadas por los especialistas es indispensable para recuperar energías y poder enfrentar las actividades diarias. Es por esto que las personas que no pueden descansar bien se encuentran con mal humor e incómodas durante todo el día. Si bien hay numerosas razones por las que alguien no puede dormir adecuadamente, la causa más frecuente son los ronquidos de otras personas, sin embargo, también existen casos en los que los propios ronquidos despiertan y no sólo que no puedes dormir correctamente, sino que muchos sienten vergüenza por roncar si se está durmiendo acompañado.

Es muy común que muchas de las personas asocien los ronquidos al sobrepeso, pero esta no es la única causa ya que puede deberse a la postura, la alimentación, entre otros. Por ello, si te preguntas cómo dormir para no roncar, te aconsejamos que sigas leyendo el siguiente artículo de ONsalus donde encontrarás algunos factores a tener en cuenta a la hora de ir a la cama.

También te puede interesar: ¿Se puede roncar despierto?

La postura correcta para dejar de roncar

Si bien dormir boca arriba es una buena postura para evitar molestias en la espalda debido a que la columna vertebral se encuentra totalmente relajada, es la posición que más favorece la aparición de los ronquidos. Esto se debe a que los músculos de la garganta se relajan tanto que llegan a bloquear las vías respiratorias, por lo que debes evitar dormir de esta forma si buscas no roncar.

Se aconseja dormir de lado para evitar los ronquidos, es decir, con la cabeza y el cuello alineados dejando que la garganta se encuentre totalmente despejada para poder respirar correctamente; sin embargo, es importante no apoyarse sobre ninguna de las extremidades, ya que se pueden producir fuertes calambres. Además de todo lo anterior, dormir en posición fetal también es una buena opción para la espalda, por lo que es altamente recomendado si quieres no roncar y, al mismo tiempo, evitar molestias musculares.

Otra opción para dejar de roncar es dormir boca abajo, sin embargo, esta postura para dormir no es para nada recomendable porque favorece la aparición de los dolores de espalda. Al dormir en esta posición, la columna vertebral se comienza a resentir debido a que se encuentra en una postura forzada, por lo que no se recomienda descansar de esta forma ni siquiera para evitar los ronquidos.

La postura correcta para dejar de roncar

Ejercicios y trucos para no roncar

Algunos expertos aseguran que realizando ciertos ejercicios al menos 3 veces todos los días, se pueden disminuir o llegar a evitar que se ronque por la noche. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Presionar el paladar, es decir el techo de la boca, con la punta de lengua durante 5 segundos y luego tirarla hacia atrás y mantener esto durante otros segundos. Tienes que realizar varias repeticiones por serie para lograr resultados efectivos.
  • Otro ejercicio para repetir 3 veces al día es realizar una presión con la parte de atrás de la lengua hacia el suelo de la boca para, finalmente, empujar la punta de la lengua contra los dientes. Se deben realizar varias repeticiones por cada sesión.
  • En el siguiente ejercicio necesitarás utilizar los dedos para empujar las mejillas hacia afuera y, al mismo tiempo, masticar un alimento, como las pasas, que requiera que se utilice ambas partes de la boca.

Según algunos estudios aseguran que quienes realizaron este ejercicio 3 veces al día durante algunas semanas consecutivas se logró que el 36% de los mismos ronquen con menos continuidad y el 59% con menor intensidad.

Hábitos y productos para dejar de roncar

Existen algunos hábitos que al modificarlos pueden ayudar de forma considerable a disminuir la frecuencia de roncar al dormir, dentro de los que tienen este efecto destacan:

  • No realizar cenas pesadas. Es importante que la última comida del día sea ligera y fácil de digerir.
  • Cenar al menos una hora antes de acostarse, de esta forma se facilita la digestión y no se acumula más grasa de lo debido.
  • Mantenerse en el peso correcto. El sobrepeso y la obesidad puede ser un factor clave a la hora de dormir, ya que facilita la aparición de los ronquidos, por lo que es importante procurar permanecer siempre con el peso adecuado.
  • Disminuir o eliminar el consumo de alcohol. Esta sustancia también puede influir si eres de las personas que roncan habitualmente. Trata de no consumir alcohol, principalmente en la noche antes de dormir debido a que la musculatura se relaja por demás y aparecen los ronquidos.
  • No beber infusiones ni manzanilla antes de acostarse. Los diferentes tipos de té y la manzanilla que ayudan a dormir mejor pueden afectar a quienes roncan, ya que relajan excesivamente los músculos de la faringe y, por consiguiente, incrementa las vibraciones de la campanilla.
  • Si se sufre de apnea de sueño se puede utilizar la máscara de presión positiva continua en la vía aérea o CPAP. Se trata de un dispositivo que se coloca en la nariz para dormir evitando la apnea y, al mismo tiempo, los ronquidos.
  • Si sufres de rinitis o de otras alteraciones de las vías respiratorias, es importante realizar el tratamiento correcto y eliminarlas, ya que pueden obstruir las vías, dificultar la respiración y hacer que aparezcan los ronquidos durante toda la noche.
Hábitos y productos para dejar de roncar

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dormir para no roncar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Cómo dormir para no roncar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo dormir para no roncar
1 de 3
Cómo dormir para no roncar
Volver arriba