menu
Compartir

Cómo elegir una silla de ruedas

 
Por Verónica Pérez, Periodista especializada en salud. 7 julio 2021
Cómo elegir una silla de ruedas

Si te encuentras frente a la situación de tener que comprar una silla de ruedas, debes saber que no siempre se trata de una elección fácil. El material, el tamaño o las necesidades del paciente son algunas de las características que deberás tener en cuenta a la hora de tomar una decisión. Dado que la silla de ruedas permitirá acceder a cualquier situación y circunstancia de la vida cotidiana, la elección de esta es realmente importante.

A continuación, en ONsalus, te explicamos cómo elegir una silla de ruedas y cuáles son los mejores accesorios para sillas de ruedas.

Material de la silla

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir una silla de ruedas es buscar el material adecuado. Dependiendo de cada material no solo la silla estará orientada a solventar unas u otras necesidades, sino también su precio variará. Básicamente, podemos distinguir entre 3 materiales básicos:

  • Silla de aluminio. Se trata del material más ligero y, por ende, de la silla menos pesada. Por ello, es una silla perfecta para manejarla tanto de manera autónoma como con ayuda.
  • Silla de acero de baja densidad. Se trata de un acero ligero porque hay menor densidad y, además, los tubos son más finos, por lo que el peso disminuye. Es una silla perfecta para aquellas personas que no requieren de un transporte diario.
  • Silla de acero. Es la tipología más pesada y robusta de todas, por lo que se recomienda un uso limitado o en el hogar. Cabe resaltar que es una tipología más duradera y resistente a golpes y transportes, pues el acero es más fuerte que los otros materiales.

Tamaño de la silla

El tamaño de la silla es un aspecto a tener en cuenta a la hora de adquirir una, sobre todo, si queremos que el paciente se sienta cómodo en ella. En este sentido, deberemos tener en cuenta su peso y su tamaño para que la silla sea lo más confortable posible. Es decir: para personas más menudas, puedes optar por sillas de 40 centímetros de ancho, una amplitud mayor para personas de mayor peso o por sillas bariátricas con anchos especiales para personas con obesidad. Por otro lado, la adaptabilidad es fundamental, por lo que se recomienda que la silla no sea ni demasiado estrecha ni demasiado ancha.

La norma general es que la silla tenga uno o dos centímetros más por cada lado del ancho de la cadera del usuario. De este modo, nos quedará algo de espacio para poder llevar ropa de abrigo.

Tamaño de las ruedas

Uno de los accesorios para sillas de ruedas que debemos tener presentes son las ruedas que, junto al tamaño de la silla, son una de las características más importantes. En este sentido, es importante saber que el tamaño de la rueda va directamente relacionado con el tipo de silla y la autonomía del usuario. Es decir, no se debe apostar tanto por la estética de la rueda sino por la autogestión de la persona que la llevará.

En los casos en los que el usuario tenga la fuerza suficiente para desplazarse por sí mismo, se puede optar por ruedas grandes. En caso de que la silla deba ser empujada por otra persona, las ruedas pequeñas son más adecuadas. Las ruedas pequeñas, además, son ideales para sillas pensadas para uso doméstico.

En cuanto a los neumáticos debes tener en cuenta que para las sillas de uso casero se recomiendan ruedas de goma pequeñas y neumáticos grandes. Para sillas de uso exterior, es mejor utilizar ruedas neumáticas, pues cuentan con una mayor amortiguación, o macizas antipinchazos.

Actualmente, el mercado ofrece la opción de sillas eléctricas ultraligeras que permiten una mayor propulsión en exteriores con ruedas compactas y manejables, pensadas para facilitar la movilidad y autonomía del usuario.

Tipo de reposabrazos

Generalmente, se trata de un accesorio extraíble para así facilitar el acceso al usuario y que, además, le ayuda a moverse en espacios más estrechos, como entre muebles. El reposabrazos facilita el día a día, por lo que es importante apostar por tipos ajustables y regulables para facilitar el movimiento cotidiano. Asimismo, puedes encontrar distintos tipos teniendo en cuenta la cantidad de horas de uso de la silla. Desde los más simples a aquellos más completos que, además de garantizar la comodidad, también evitarán dolores de cuello, hombros y otras posibles lesiones.

La palabra de un profesional

Si bien existen diversas soluciones para sillas de ruedas, es importante tener en cuenta la opinión de un profesional antes de comprar en particular. El objetivo es mejorar el bienestar de la persona que requiere de una silla, por lo que es importante que los especialistas en ortopedia te hagan de guía para que puedas apostar por la opción que más se adapte a las necesidades del paciente. En caso de dudas, consulta con tu médico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir una silla de ruedas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo elegir una silla de ruedas
Cómo elegir una silla de ruedas

Volver arriba