Cómo eliminar la flema de la garganta

Cómo eliminar la flema de la garganta

La sensación de tener moco o flema en la garganta es una condición bastante común que responde a diferentes orígenes. Puede llegar a ser muy molesto vivir con esa carraspera y hasta causar problemas en la vida cotidiana de las personas, para dormir e incluso para alimentarse adecuadamente. Esto lleva a buscar toda clase de soluciones que no siempre son las adecuadas y, por lo tanto, hacen que el problema persista por mucho tiempo.

En este artículo de ONsalus, encontrarás información útil, confiable y actualizada acerca de las diferentes posibles causas de la flema en la garganta, sus diferentes tratamientos médicos y también los remedios naturales. Si bien las causas no suelen ser graves, es muy importante intentar llegar al diagnóstico adecuado para que así el tratamiento sea efectivo. Sigue leyendo para descubrir cómo eliminar la flema de la garganta.

Flema en la garganta: causas

Identificar cuál es la causa de tu molestia es clave para buscar la solución definitiva, ya que la sensación de tener flemas en la garganta es un síntoma que puede presentarse en diferentes patologías. Las principales causas de flema en la garganta son:

  • Rinofaringitis alérgica: el paciente lo suele sufrir siempre en la misma época del año, es decir, que es estacional (primavera, otoño o ambas). Existe una reacción exagerada algún elemento puntual del medio ambiente. Además de sentir mocos en la garganta y goteo nasal de secreciones transparentes (como agua), también se puede padecer de picazón en nariz, garganta, ojos y oídos, estornudos y hasta asma.
  • Rinofaringitis viral: diferentes virus pueden ocasionar inflamación en toda la vía respiratoria, desde la nariz hasta los pulmones, y esto es paulatino. Los 2 o 3 primeros días el paciente puede presentar fiebre, secreciones nasales acuosas (que al ir hacia atrás se manifiesta como flemas en la garganta), picazón en la garganta, carraspera y tos. La tos también tiene moco, que a veces se estanca en la faringe y puede llegar a durar hasta 3 semanas como parte del proceso sin significar un empeoramiento de la salud.
  • Rinosinusitis: se trata de una infección localizada en los senos paranasales y se caracteriza por la caída de secreciones hacia la garganta, generando irritación permanente que es peor al acostarse. Suele acompañarse de secreciones nasales verdes y espesas, dolor de cabeza y tos.
  • Faringitis: algunos tipos de faringitis poco comunes pueden generar membranas en la garganta, que pueden confundirse con secreciones. Suele presentarse dolor y fiebre.
  • Reflujo gastroesofágico: es una de las causas más comunes de sensación de tener flema en la garganta permanente, lo cual genera una carraspera prolongada, que tiene como objetivo eliminar dicha flema, pero como en realidad se trata de inflamación, pocas veces se elimina moco. El reflujo es el ascenso de ácidos desde el estómago hacia el esófago y la faringe, y suele ser peor cuando el paciente se acuesta. No es necesario sentir “acidez estomacal”, ya que pequeñas cantidades de ácido pueden irritar la garganta.
  • Efecto secundario de alguna medicación.
  • Cuerpo extraño en la faringe: si la sensación de tener "algo" en la garganta comenzó después de haber estado comiendo algo que pudiera haber dejado un resto (pescado especialmente), debes consultar rápidamente al especialista en otorrinolaringología o a tu médico de confianza.

Cómo eliminar la flema de la garganta: tratamiento médico

El tratamiento que debes seguir para quitar la flema de la garganta debe estar dirigido a la causa. Puedes empezar con medidas básicas, pero es muy importante que asistas a tu médico de confianza si no mejoras.

Rinosinusitis, rinitis alérgica y rinofaringitis viral

  • Realiza lavados nasales, ya sea con solución fisiológica o suero salino preparado en casa (100 ml de agua pura + 1 cucharadita de sal de mesa). Lavar tu nariz varias veces al día hará que las secreciones sean más fluidas, no se estanquen y tú curación sea más rápida.
  • Puedes hacer inhalación de vapor de agua, agregando eucalipto o menta. Esto ayuda a que las secreciones se despeguen, sean más fluidas y se eliminen fácilmente.
  • No fumes: el cigarrillo genera una irritación muy importante, generando más producción de moco para neutralizarla.

En cualquiera de estos casos, es sumamente importante que recibas atención médica, ya que dependiendo de la causa deberás recibir alguna medicación, tales como antibiótico (en el caso de la rinosinusitis), antialérgicos, antiinflamatorios. La resolución no siempre es fácil.

Reflujo gastroesofágico o faringolaríngeo

Muchas son las personas que padecen esta enfermedad, pero habitualmente la minimizan y tratan de manera inadecuada, por ejemplo, con el uso de antiácidos. Si realmente quieres solucionarlo debes cambiar tus hábitos alimentarios:

  • Después de comer, debes esperar al menos 3 horas antes de acostarte, ya que de no hacerlo se favorece el ascenso de alimentos y fluidos gástricos a la garganta, produciendo flemas para mitigar esa irritación.
  • Elevar la cabecera de la cama unos 10 cm en la base. Sirve para disminuir el reflujo hacia la zona faríngea.
  • Evita estos alimentos, ya que favorecen la irritación generada por el reflujo: azúcar, salsas, picantes, cítricos, menta, grasas, frituras, chocolate.
  • Disminuye el café, té negro y mate, ya que empeoran la irritación.
  • No consumas sodas o gaseosas, el gas aumenta la distensión estomacal, empeorando el problema.
  • El alcohol también aumenta el reflujo, evítalo.
  • Y: ¡no fumes!

Remedios caseros para expectorar la flema de la garganta

Hay ciertas medidas que puedes tomar para ayudar a expulsar la flema de la garganta naturalmente:

  • Bebe suficiente agua: tu cuerpo necesita de al menos 1,5 litros de agua por día. Esto ayudará a mantener las secreciones fluidas, lo que permitirá que las expulses con más facilidad. Se recomienda que esa ingesta sea de a 2 o 3 vasos antes de las comidas principales, ya que ingerida junto con alimentos distiende el estómago y facilita el reflujo gastroesofágico.
  • No fumes. Las sustancias presentes en el humo de cigarrillo, además de generar daños graves en el pulmón, aumentan la producción de flemas.
  • Evita bebidas carbonatadas, como gaseosas o sodas, ya que aumentan las flemas en la garganta. Esto es debido a que favorecen el reflujo gastroesofágico. Además, al tener otras sustancias diferentes al agua, no hidratan de la misma manera.
  • Es recomendable que la última comida que realices sea hasta 3 horas antes de acostarte, ya que es el tiempo que demora tu cuerpo en hacer la digestión. Sea o no el reflujo gastroesofágico causa de tus flemas, te ayudará, ya que toda persona debería tener esto en cuenta. Si tienes hambre, puedes comer fruta 1 hora antes de ir a la cama, ya que su digestión es más fácil.
  • Té de jengibre: debes dejar hervir por 10 minutos unas rodajitas del mismo en agua y luego en reposo otros 10 minutos. El jengibre es antiinflamatorio, así que sea cual sea la causa de los mocos en la garganta, te ayudará a eliminarlos.
  • Poleo: también en infusión es una hierba que facilita la expulsión de secreciones y la mejoría de la tos.
  • Miel: es una sustancia conocida por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, por lo cual es muy útil para ayudar a eliminar las flemas de la garganta. Puedes añadirla al té o consumirla directamente.

Se recomienda que si el tratamiento que llevas a cabo no ayuda a resolver tu problema, consultes a tu médico de confianza.

Puedes ver más remedios caseros para eliminar los mocos de la garganta en el siguiente vídeo de ONsalus.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo eliminar la flema de la garganta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.