Compartir

Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 16 julio 2018
Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara

La piel del rostro puede lucir opaca, envejecida y sin vida por varios factores, pero también por una acumulación de células muertas, la cual impedirá que el proceso de regeneración celular de la dermis se realice de forma correcta. Por este motivo es que resulta tan importante incluir la tarea estética de la exfoliación en la limpieza profunda del cutis, pues es la única forma de acabar con todas esas células viejas acumuladas que pueden afectar muy negativamente al rostro y restarle luminosidad y belleza.

Si quieres que tu cutis se mantenga libre de impurezas y sin imperfecciones, entonces presta atención a este artículo de ONsalus en el que te descubrimos cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara mediante recetas naturales y sencillas. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué es importante exfoliar la piel?

La capa más superficial de la piel está compuesta por muchísimas células, las cuales se van desprendiendo y renovando constantemente. Ahora bien, cuando las células muertas quedan acumuladas en la piel, el proceso de regeneración de la misma se ve entorpecido y, por consiguiente, puede volverse más seca, opaca e incluso presentar zonas irritadas. Estos son síntomas de que necesita una exfoliación profunda, la cual permite eliminar todas esas células muertas acumuladas y darle a la piel un aspecto más hermoso, radiante y joven.

A continuación, te detallamos más razones por las que es tan importante exfoliar la piel de la cara al menos una vez por semana:

  • La piel se oxigena y queda totalmente preparada para absorber bien los principios activos de las cremas y tratamientos faciales que se apliquen posteriormente.
  • El resultado es una piel completamente limpia, lisa, sedosa y resplandeciente.
  • Favorece la desobstrucción de los poros, por lo que se eliminan los residuos y se previene la formación de nuevas impurezas.
  • Se reactiva la microcirculación sanguínea de las diferentes partes del rostro, por lo que también es excelente para favorecer la tersura de los tejidos y prevenir la flacidez.
  • Ayuda a regular el exceso de sebo producido por las glándulas sebáceas y a prevenir la formación de brillos faciales, siendo así un buen tratamiento para aquellas pieles más grasas.

Como ves, exfoliar la cara de forma habitual es todo beneficios, pero para que puedas embellecer aún más tu piel, te recomendamos que en lugar de lociones comerciales, utilices alguno de los exfoliantes faciales caseros que te mostramos a continuación, pues están elaborados con productos naturales que cuidan la piel desde el interior y eliminan impurezas sin dañar los tejidos.

Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara - ¿Por qué es importante exfoliar la piel?

Mascarilla exfoliante facial casera para piel grasa

Mascarilla exfoliante de azúcar, limón y miel

Aquellas personas que tienen una piel mixta o grasa pueden mejorar la apariencia de su rostro considerablemente usando como mascarilla exfoliante la que une las propiedades de la miel y el limón. Ambos son ingredientes que ayudan a reducir el exceso de grasa en la piel, que combaten las impurezas y que actúan contra el acné o la aparición de granitos.

  1. Mezcla 4 cucharadas de azúcar con 1 cucharada de miel.
  2. Cuando estén bien integrados, añade el zumo recién exprimido de 1 limón.
  3. Aplica el exfoliante facial casero resultante sobre el rostro dando masajes circulares.
  4. Deja actuar durante unos 10 o 15 minutos y, luego, retira con abundante agua fría.

Mascarilla exfoliante de avena y limón

La avena es un cereal que sirve como exfoliante natural y que absorbe el exceso de sebo en la piel, ofreciéndole a esta una limpieza profunda e impidiendo la aparición de impurezas. El limón es un gran astringente natural que controla la aparición de brillos faciales y aporta frescura y juventud a la piel gracias a su contenido en vitamina C. Para hacer esta mascarilla exfoliante casera para la cara, solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Con la licuadora o la batidora, procesa 1 cucharada de copos de avena y 1 cucharada de azúcar, procurando que el polvo resultante no sea extremadamente fino.
  2. Agrega el jugo de 1/2 limón recién exprimido a la mezcla anterior.
  3. Sobre el rostro limpio, aplica la mezcla y da masajes circulares suaves.
  4. Deja que actúe entre 15 y 20 minutos para obtener mejores resultados.
  5. Finalmente, lava el rostro con agua fría.

Mascarilla exfoliante de azúcar y kiwi

Por último, te proponemos un exfoliante facial casero para piel grasa a base de kiwi. Esta fruta tan popular es rica en vitamina C y antioxidantes, lo cual además de limpiar la piel y eliminar el sebo, evitará la aparición de impurezas y le dará al rostro un extra de luminosidad.

  1. Pela 1 kiwi y tritúralo.
  2. Cuando hayas triturado el kiwi, mézclalo con 1 cucharada de azúcar.
  3. Exfolia la piel de la cara con la mezcla dando masajes circulares.
  4. Deja actuar durante 10 minutos y retira con abundante agua fría.

Descubre más tratamientos naturales para este tipo de pieles consultando el artículo Remedios caseros para la piel grasa.

Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara - Mascarilla exfoliante facial casera para piel grasa

Mascarilla exfoliante facial casera para piel seca

Exfoliante de avena y leche

La avena es un cereal que se ha incluido en la composición de muchos jabones indicados para el cuidado de la piel, y es que le proporciona una limpieza y una nutrición increíble. Y si a este ingrediente, le agregas un poco de leche, consigues uno de los mejores exfolantes faciales que te permitirá lucir un cutis mucho más suave, humectado y radiante.

  1. Mezcla 3 cucharadas de avena molida con 2 cucharadas de leche fría. Te aconsejamos que, si es posible, utilices algún tipo de leche vegetal, como la leche de coco o la leche de almendras, pues estas tienen muchas más propiedades beneficiosas para la piel.
  2. Luego, añade 1 cucharada de agua.
  3. Sigue removiendo todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea.
  4. Aplica la mascarilla exfoliante sobre la piel de la cara limpia con movimientos circulares y deja actuar entre 5 y 10 minutos.

Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

Dos ingredientes tan comunes en nuestras cocinas como el azúcar y el aceite de oliva pueden servirte para elaborar uno de los mejores exfoliantes faciales caseros para la piel seca que existen. La razón es que el grano fino del azúcar es perfecto para eliminar las células muertas del rostro de una forma suave y el aceite de oliva es un gran hidratante natural rico en ácidos grasos esenciales que permite reparar la piel desde las capas más internas y prevenir la sequedad que también puede darle un aspecto poco cuidado y envejecido al cutis.

  1. En un recipiente, mezcla 4 cucharadas de azúcar blanco con 2 cucharadas de aceite de oliva.
  2. Remueve bien hasta crear una pasta consistente.
  3. Si, además, quieres que la loción exfoliante tenga un aroma agradable, puedes añadir unas gotas de tu aceite esencial favorito.
  4. Exfolia la cara con la mezcla masejando con movimientos circulares y ascendentes.

Exfoliante de azúcar y aceite de coco

También puedes hacer una mascarilla exfoliante para la cara de azúcar y aceite de coco, pues este aceite cuenta con excelentes propiedades hidratantes y reparadoras. Posee ácido láurico y vitaminas E y K, lo cual es ideal para humectar la piel desde las capas más internar, favorecer su regeneración celular y aportarle un extra de suavidad.

  1. Coloca 2 cucharadas de aceite de coco orgánico en un recipiente y caliéntalo un poco en el microondas para que se convierta en líquido.
  2. Mezcla el aceite de coco líquido con 4 cucharadas de azúcar.
  3. Utiliza la pasta obtenida para exfoliar la cara.
  4. Deja que la mascarilla actúe durante unos 5 o 10 minutos para que el rostro se hidrate por completo.
Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara - Mascarilla exfoliante facial casera para piel seca

Mascarilla exfoliante facial casera para piel sensible

Exfoliante facial de arroz para un cutis de porcelana

Las mujeres orientales se caracterizan por lucir un cutis que realmente parece de porcelana, sin rastro de impurezas y con una tersura espectacular. ¿Su secreto? El uso del polvo de arroz como exfoliante, y es que este cereal tan consumido ofrece una limpieza extrema, deja el rostro libre de células muertas y toxinas y unifica el tono, dando así como resultado una piel lisa sin manchas ni imperfecciones visibles.

  1. Primero, licua 1/2 vaso de arroz para convertir los granos en un polvo fino y, luego, cuélalo.
  2. En un recipiente, mezcla el polvo de arroz obtenido con 2 cucharadas de agua mineral y 5 gotas de aceite de coco.
  3. Remueve bien hasta que los ingredientes se integren y ¡listo!

Exfoliante facial casero de té verde

El último exfoliante casero para la cara que te proponemos tiene como principal ingrediente a uno de las rejuvenecedores naturales más potentes: el té verde. Esta famosa infusión está repleta de antioxidantes, los cuales ayudan a rejuvenecer las células que componen la piel, por lo que además de retirar las células muertas, previene las arrugas y los signos de envejecimiento. Y no solo esto, también es magnífico para evitar la formación de granitos, de rojeces y para mantener el cutis bien hidratado.

  1. Vacía 2 bolsitas de té verde en un recipiente
  2. Añade 1 cucharada pequeña de té verde en polvo y 2 cucharadas pequeñas de aceite de coco.
  3. Remueve todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

En el caso de las pieles sensibles, la exfoliación puede reducir a una vez cada 15 días.

Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara - Mascarilla exfoliante facial casera para piel sensible

¿Cómo aplicar los exfoliantes faciales?

  • Exfolia el rostro después de limpiar bien la piel con agua y jabón y hazlo siempre sobre la piel ligeramente húmeda para no causar irritaciones.
  • Aplica el exfoliante casero sobre el rostro realizando masajes circulares suaves durante al menos unos 5 o 10 minutos.
  • Retira el exfoliante del rostro con abundante agua tibia o fría.
  • No apliques el exfoliante en partes sensibles de la cara, como el contorno de ojos.
  • Al finalizar, aplica una crema hidratante facial para que calmar y nutrir la piel.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Tratamientos estéticos .

Escribir comentario sobre Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Yannicastillon
Estas mascarillas se pueden guardar despues de prepararlas?
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Hola Yannicastillon, puedes guardarlas pero no durante mucho, lo mejor es preparar la cantidad exacta para el momento y así evitamos que se pierdan las propiedades de los productos.

Saludos
Juan
Tengo una bolita de grasa en la nariz como se saca atte juan

Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara
1 de 5
Cómo hacer una mascarilla exfoliante casera para la cara

Volver arriba