Compartir

Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 7 marzo 2018
Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar, por sus siglas RCP, es un procedimiento de emergencia empleado para reanimar a una persona ha dejado de respirar o cuyos latidos del corazón se han detenido. Se trata de una técnica que en la mayor parte de los casos es aplicada por personas con formación en la materia como paramédicos, enfermeros, cuerpos de rescate, entre otros; sin embargo también puede ser llevada a cabo por alguien con que conozca la técnica cuando se presenta una emergencia importante.

En este artículo de ONsalus te explicamos con detalle cómo hacer una reanimación cardiopulmonar, los pasos a seguir y aquello que debes evitar durante el procedimiento.

¿Cuándo se puede aplicar la RCP?

Es importante tener claro en qué casos una persona adulta puede sufrir de un paro cardiopulmonar, que se presenta cuando los latidos cardíacos y la respiración se detienen. Los escenarios más comunes son:

  • Problemas cardíacos como un infarto o ataque al corazón, un cambio en el ritmo cardíaco, etc.
  • Enfermedad pulmonar.
  • Accidente cerebrovascular o ACV.
  • Una sobredosis de drogas o medicamentos.
  • Atragantamiento.
  • Ahogamiento.
  • Envenenamiento.
  • Cuando una persona se electrocuta y recibe una gran descarga.
  • Hemorragia severa.
  • Lesiones o accidentes importantes.
  • Septicemia o infección en la sangre.

Actúa rápido y verifica el estado de la persona

El primer paso antes de hacer una reanimación cardiopulmonar es asegurarnos que, efectivamente, la persona está inconsciente, sin respiración ni latidos cardíacos. En el caso de que el afectado esté boca abajo deberás colocarlo, cuidadosamente, boca arriba. Es importante hacerlo con delicadeza pues dependiendo de su estado podría tener una lesión en la columna.

Tócalo en el hombro, háblale al oído o, si conoces su nombre, llámalo y pregunta y se siente bien. Observa si hay algún movimiento, reacción o sonido que te permita saber que la persona no ha tenido un paro cardiopulmonar.

Llama al servicio de emergencias

Tanto si la persona reacciona al estímulo como si continúa inconsciente, pedir ayuda es fundamental, por lo que deberás llamar enseguida al número de emergencia de tu ciudad o país para solicitar una ambulancia cuanto antes. Explica con detalle que la persona está inconsciente y que es posible que necesite reanimación cardiopulmonar.

No debes separarte de la víctima hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Abre la vía respiratoria

Actuar rápidamente y de forma oportuna es muy importante pues tras 4 minutos sin respiración pueden presentarse los primeros signos de daño cerebral, si el tiempo inconsciente y sin aire avanza se puede producir la muerte.

Para asegurarte de que debes hacer la reanimación cardiopulmonar lo primero que tienes que hacer es abrir la vía respiratoria. Cuando alguien sufre un paro respiratorio su musculatura se relaja y la lengua cae hacia atrás tapando la tráquea y evitando que el aire salga adecuadamente, para despejar la garganta y facilitar la respiración deberemos liberar la vía aérea de este modo:

  1. Coloca una mano en la frente de la víctima y dos dedos debajo de su barbilla.
  2. Lleva la cabeza hacia atrás para que la barbilla suba y la vía aérea se despeje, tal y como observas en la imagen.
Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar - Abre la vía respiratoria

Observa, escucha y siente si hay respiración

Una vez que hayas realizado la maniobra anterior, acerca tu oído a la boca de la víctima para comprobar si escuchas o sientes su respiración, además deberás observar si su pecho se baja y levanta dando indicios de que respira. Si la persona respira no realices las compresiones torácicas o podrías provocar que su corazón se pare, en este caso acompaña a la persona hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Si una persona no respira no hace falta comprobar los latidos pues la ausencia de respiración hará que su corazón se detenga en pocos minutos. Por el contrario si el fallo ha sido cardíaco producirá también la falta de respiración, por lo que se recomienda pasar enseguida a las compresiones torácicas.

Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar - Observa, escucha y siente si hay respiración

Haz las compresiones torácicas

Las compresiones torácicas deben ser rápidas y fuertes, para realizarlas deberemos:

  1. Colocar la mano dominante abierta en el centro del tórax, aproximadamente entre los dos pezones. Encima colocaremos la otra mano con los dedos entrelazados, tal y como se observa en la primera imagen.
  2. Estira tus brazos y deja caer todo tu peso en el tórax de la víctima realizando movimientos fuertes y rápidos. El tórax debe hundirse entre 4 y 5 centímetros.
  3. Realiza 30 compresiones rápidas con movimientos continuos y rítmicos. Es muy importante contar las compresiones.
  4. Una vez culminadas las compresiones deja que el tórax se expanda y pasa enseguida la respiración boca a boca.
Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar - Haz las compresiones torácicas

Realiza la respiración boca a boca

Tras las 30 compresiones se deben realizar 2 ventilaciones, este ritmo de 30/2 debe mantenerse hasta que la víctima respire nuevamente, hasta que los servicios de emergencia lleguen o hasta que la persona que presta ayuda físicamente no pueda más. Es conveniente que haya dos personas alternándose para evitar el agotamiento.

La respiración boca a boca o ventilación debe realizarse del siguiente modo:

  1. Llevamos la frente de la persona hacia atrás y subimos su barbilla, tal y como se explicó en el cuarto apartado.
  2. Tapamos la nariz de la víctima para evitar que el aire escape.
  3. Inspiramos aire de forma normal y colocamos nuestra boca sobre la boca de la persona, procurando taparla por completo.
  4. Soltamos el aire que hemos inspirado en la boca de la víctima con el propósito de que llegue hasta sus pulmones y recobre la respiración, este proceso debe tomar alrededor de 1 segundo. Mientras lo hacemos deberemos observar si el pecho de la persona se expande, en ese caso las ventilaciones se realizan de forma correcta.
  5. Si cuando realizamos las ventilaciones el aire no entra por completo porque no hemos sellado adecuadamente la boca de la víctima, no deberemos repetir la respiración. Realiza la siguiente ventilación y continúa.
  6. Recuerda que son 30 compresiones y 2 ventilaciones, así sucesivamente hasta que se recobre la respiración y los latidos o llegue la ayuda médica.
  7. Si la persona afectada ha vomitado, cuenta con una higiene bucal deficiente o con cualquier otra condición que impida realizar la respiración boca a boca, realiza solo las 30 compresiones torácicas, espera 2 segundos y continúa con las 30 compresiones siguientes hasta reanimar a la persona.
Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar - Realiza la respiración boca a boca

Consejos para realizar la reanimación cardiopulmonar

  • Nunca realices la reanimación cardiopulmonar a un paciente que respira, los movimientos torácicos podrían producir que su corazón se pare.
  • Las compresiones torácicas deben ser rápidas y fuertes, manteniendo el ritmo para producir que algo de oxígeno llegue al corazón y el cerebro hasta que el paciente pueda ser atendido por profesional médico. Este ritmo resulta muy agotador por lo que se recomienda hacer la reanimación entre dos personas que se alternen para prestar mejores primeros auxilios.
  • No interrumpas la técnica hasta que la persona reaccione o llegue la ayuda.
  • Este procedimiento debe aplicarse solo a partir de los 9 años de edad, los niños más pequeños requieren de otra técnica.
  • No abandones a la víctima hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar
1 de 5
Cómo hacer una reanimación cardiopulmonar

Volver arriba