Compartir

Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 6 marzo 2018
Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara

¿Necesitas un tratamiento que renueve tu piel y la rejuvenezca de forma inmediata? Entonces, tienes que conocer las ampollas de vitamina C. Este nutriente es un excelente antioxidante natural que actúa eficazmente contra los efectos del paso del tiempo y los signos de la edad provocados tanto por el proceso natural del envejecimiento como por el fotoenvejecimiento. Estas ampollas cuentan con una alta concentración de vitamina C, por lo que si se aplican de forma regular, los resultados pueden verse muy rápidamente y es posible lucir una piel llena de vida, radiante y muy sana en menos tiempo de lo esperado. Te ayudará también a reducir la visibilidad de las arrugas y líneas de expresión, además de las manchas y las rojeces. Si quieres saber mucho más acerca de este producto y descubrir cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara, sigue leyendo este artículo de ONsalus en el que te lo explicamos con todo detalle.

Beneficios de la vitamina C para la piel

La vitamina C es un nutriente antioxidante esencial para la salud del organismo, ya que neutraliza la acción de los radicales libres, los cuales, entre otras cosas, son responsables de la oxidación de las células y del envejecimiento prematuro. Son precisamente las propiedades antioxidantes las que convierten a la vitamina C en uno de nuestros mejores aliados para cuidar la piel, mantenerla sana y con un aspecto siempre radiante. No obstante, estas no las únicas propiedades de las que podemos aprovecharnos, toma nota porque a continuación detallamos cuáles son todos los beneficios de la vitamina C para la piel del rostro.

Antioxidante natural, evita el envejecimiento

Como ya hemos adelantado, la vitamina es un poderoso antioxidante que tiene la capacidad de frenar la acción de los radicales libres y prevenir sus daños en el organismo y también en la piel. Los radicales libres son moléculas que causan alteraciones en las estructuras de las células y favorecen su oxidación, dañándolas de manera prematura. En el caso de la piel, esta en consecuencia puede envejecer de forma temprana, lucir más apagada y fatigada. Por ello, los antioxidantes naturales como la vitamina C son tan importantes para contrarrestar los efectos perjudiciales de los radicales libres y mantener una piel joven, luminosa y sana por más tiempo.

Ayuda a producir colágeno

Otro de los principales beneficios de la vitamina C para la piel es que ayuda en la producción de colágeno y elastina, los cuales son indispensables también para tener una piel joven, bonita y bien cuidada. Concretamente, este nutriente interviene en la liberación de factores de crecimiento de fibroblastos, que son las células encargadas de la producción de elastina, colágeno, ácido hialurónico, etc. Esto se traduce en una piel mucho más firme, elástica, tersa y joven.

Antiinflamatorio natural

Además de lo anterior, la vitamina C también tiene propiedades antiinflamatorias, las cuales ayudan a reducir todos los síntomas de hinchazón, rojeces y tirantez en la piel. Este efecto antiinflamatorio también previene el envejecimiento celular.

Unifica la piel

Es una vitamina que combate la hiperpigmentación al inhibir la producción de la melanina, que es el pigmento que determina el color de nuestra piel. Por ello, este nutriente es una buena ayuda natural para reducir las manchas oscuras, unificar el tono de la piel y lucir una piel más sana y equilibrada.

Aporta luminosidad

Otra de las propiedades de la vitamina C más destacadas es que su elevada capacidad antioxidante le proporciona muchísima energía a cada célula, lo cual se traduce en una piel mucho más luminosa y radiante.

Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara - Beneficios de la vitamina C para la piel

Cuándo usar las ampollas de vitamina c pura para el rostro

Por todo lo anterior, usar la vitamina C en la cara de forma tópica se ha convertido en un tratamiento revolucionario para lucir una piel mucho más joven, saludable y radiante. Y lo mejor para notar los resultados de manera rápida es usar las llamadas ampollas de vitamina C, pues estas actúan con muchísima más rapidez en la piel que las cremas o los sérums, por ejemplo, son de rápida absorción y pueden complementarse bien con la aplicación de otro tipo de tratamientos.

Las ampollas de vitamina C pueden ser utilizadas en cualquier momento y a cualquier edad, ya que nos ofrecen una renovación de la piel y una luminosidad muy notoria que todas podemos aprovechar cuando lo deseemos. Especialmente, son muy beneficiosas para:

  • Pieles maduras, ya que favorece la producción de colágeno y elastina que empieza a disminuir de forma natural a partir de los 30 años de edad.
  • Pieles opacas, apagadas, fatigadas o envejecidas prematuramente.
  • Pieles dañadas por el sol, con arrugas marcadas y manchas oscuras.

Por otro lado, en función de cual sea nuestro objetivo, podemos usar las ampollas de vitamina C para la cara de la siguientes formas:

  • Tratamiento de choque con vitamina C: perfecto para cuando quieras reparar tu piel rápidamente y combatir los daños de forma inmediata. En este caso, se recomienda usar media ampolla de vitamina C por el día y otra media por la noche.
  • Tratamiento con vitamina C a largo plazo: cuando quieres combinar la aplicación de la vitamina C en el rostro con la de otros tratamientos antiedad, por ejemplo. En este caso, lo mejor es aplicar media ampolla por la mañana sobre la piel de la cara bien limpia y, luego por la noche, aplicar el tratamiento antiedad que estés utilizando.

Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara - pasos

Si quieres empezar a usar las ampollas de vitamina C para el rostro y notar cómo tu piel mejora en muy poco tiempo, es importante que sigas los siguientes pasos para hacer una correcta aplicación:

  1. Limpia bien el rostro y déjalo completamente libre de restos de maquillaje y de impurezas.
  2. Abre la ampolla con cuidado y con ayuda del dosificador ve aplicando el líquido que contiene sobre la cara.
  3. Extiende el líquido de manera uniforme por todo el rostro como si se tratara de un sérum. Hazlo dando pequeños toques con las yemas de los dedos ascendentes para facilitar su absorción y, cuando hayas terminado con el rosto, hazlo también por la zona del cuello y el escote, te ayudará también a mantener esta zona joven y bonita.
  4. Deja que la piel la absorba completamente y no apliques ningún producto o cosmético hasta que la piel se haya secado.
  5. Cuando hayas acabado, guarda la otra mitad de la ampolla en un lugar en el que no dé la luz de forma directa, ya que la vitamina C se oxida si está expuesta a la luz. Procura usarla en las próximas 24 horas para que no pierda eficacia.
  6. Después del tratamiento, lava tus manos con agua y jabón.
Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara - Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara - pasos

Dónde comprar las ampollas de vitamina C

Ahora que sabes cómo se utiliza la vitamina C para la cara y los muchísimos beneficios que puede reportarle a tu piel, seguro que te preguntas dónde puedes conseguir estas ampollas de las que hablamos. Pues bien, están disponibles en farmacias y tiendas especializadas en la venta de productos naturales, así que no dudes en acercarte a tu establecimiento más cercano y pregunta por cuáles son las más recomendadas y si hay alguna opción que sea mejor para tu tipo de piel.

Mascarilla casera de vitamina C para la cara

Además de estas ampollas, si deseas potenciar los efectos de la vitamina C en tu rostro, también puedes preparar mascarillas caseras con este nutriente y aplicarlas una o dos veces por semana. Una receta muy sencilla que puedes elaborar en pocos minutos es la siguiente:

Ingredientes

  • 1 naranja
  • 1 kiwi
  • 3 cucharadas de miel orgánica

Preparación y aplicación

  1. Pela el kiwi y córtalo en rodaja.
  2. Exprime la naranja para obtener su jugo.
  3. En la licuadora o en el vaso de la batidora, agrega el kiwi cortado, el jugo de naranja y la miel.
  4. Procesa los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.
  5. Aplica la mascarilla de vitamina C sobre la piel de la cara limpia y haz un suave masaje para que se absorba por completo.
  6. Deja que actúe durante unos 20 minutos y, pasado este tiempo, aclara con abundante agua tibia o fría.
Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara - Mascarilla casera de vitamina C para la cara

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Tratamientos estéticos .

Escribir comentario sobre Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
saray mendoza
las ampolla se deja puesta..? o despues se retira con agua..?

Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara
1 de 4
Cómo usar las ampollas de vitamina C para la cara

Volver arriba