Compartir

Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo

 
Por Dra. Lily Cruz. Actualizado: 2 marzo 2018
Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo

La bulimia nerviosa es un trastorno que involucra dos aspectos: el alimentario y el psicológico. En esta enfermedad, la persona come grandes cantidades en los llamados "atracones" y después se siente mal al respecto, por lo que obliga a su cuerpo a vomitar la comida ingerida o usa laxantes para eliminarla. Con eso, la persona evita ganar peso, ya que padece un gran temor a engordar y modificar su apariencia, tiene una idea distorsionada de su cuerpo. Puede ocurrir en personas que están en su peso ideal, bajas de peso o con sobrepeso y obesidad. El aspecto psicológico afecta las emociones, con lo que la persona puede tener problemas de depresión graves. En este artículo de ONsalus, vamos a explicar cuáles pueden ser las consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo.

Causas de la bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa involucra a personas de todas las razas, géneros, edades y estado de salud, aunque se ve con mayor frecuencia en mujeres jóvenes, en especial en aquellas que viven en ciudades.

Suele iniciar en la adolescencia o pubertad, en chicas con baja autoestima o tendencia a ser perfeccionistas que quieren verse como alguna persona en específico o, simplemente, ser más delgadas. Algunas de estas personas tuvieron problemas de sobrepeso en la infancia o tienen problemas en casa que las hacen modificar su relación con la comida.

Signos y síntomas de la bulimia nerviosa

Hay algunas características que comparten las personas con bulimia nerviosa, en general, son algunos datos que pueden ayudarnos a identificarlas:

  • Siempre están preocupados por su figura y su peso.
  • Tienen miedo de aumentar de peso.
  • Sienten que no pueden controlar lo que les está sucediendo.
  • Comen hasta que sienten dolor o asco.
  • Comen cantidades muy grandes de comida para lo normal en su entorno.
  • Se aíslan después de los atracones, ya sea para provocarse el vómito o hacer ejercicio para no subir de peso.
  • Usan laxantes, diuréticos o enemas para bajar de peso.
  • Cuentan las calorías de lo que van a comer y, en general, intentan evitarlas.
  • Toman suplementos, medicamentos, o remedios caseros para bajar de peso.
Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo - Signos y síntomas de la bulimia nerviosa

Bulimia: consecuencias en el organismo

Algunas de las consecuencias de la bulimia nerviosa pueden verse a corto plazo y otras a más largo plazo, dependen en parte del tiempo que lleve instaurada la patología y del grado de bulimia nerviosa, algunas de las consecuencias que se pueden observar son:

  • Erosión dental: los dientes se dañan por estar expuestos constantemente al ácido clorhídrico del estómago en los vómitos,
  • Lesiones en las manos por usar los dedos para provocarse el vómito.
  • Deficiencias nutricionales: las personas con bulimia nerviosa no tienen buena absorción de nutrientes debido a que no permiten que el alimento pase a su intestino o lo expulsan antes de que el intestino pueda absorber los nutrientes, esta deficiencia puede observarse en cambios en la piel, el cabello, debilidad, anemia, palidez, falta de concentración, entre otras.
  • Irregularidades menstruales o infertilidad, pueden deberse a anemia o la desnutrición, el cuerpo intenta retener la mayor cantidad de nutrientes que sea posible y evita la menstruación.
  • Baja densidad ósea por la falta de calcio y vitaminas.
  • Deshidratación por el exceso de vómitos.
  • Arritmias cardíacas por falla general en la circulación y anemia.
  • Trastornos renales como cálculos e insuficiencia renal debido a todo lo anteriormente mencionado.
  • Aspiración: paso del contenido del estómago a los pulmones durante el vómito, esto puede ocasionar la muerte.
  • Rotura esofágica o gástrica: esto ocurre cuando se le pone demasiada presión al esófago -que es el tubo que conecta la boca con el estómago- o al estómago mismo. Cuando se hace mucho esfuerzo por vomitar, se genera mucha presión en estos órganos y pueden romperse, esto es muy grave y requiere cirugía de urgencia.
  • Aumento en la frecuencia de las caries dentales por el daño que tienen los dientes.
  • Desmayos frecuentes o mareo por la deshidratación y desnutrición.
  • Dolores de cabeza o migraña.

Tratamiento de la bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa debe abordarse siempre desde el aspecto psicológico, médico y nutricional, es casi imposible lograr una cura completa si se deja de lado alguno de estos aspectos.

Las personas con bulimia nerviosa requieren de tratamiento psicológico de tipo psicoterapia o terapia cognitivo-conductual en familia o en grupo, a veces, el origen de la bulimia nerviosa cae en un problema familiar y al resolverlo, se hace más fácil trabajar la bulimia nerviosa.

La parte médica implica en ocasiones recetar medicamentos antidepresivos y antipsicóticos, esto es para ayudar a la persona a volver a identificar qué es lo normal, cuánto es adecuado comer y cuál es la apariencia física sana que deben lograr, aunque la decisión de si se inicia un fármaco, cuál y las dosis, la deben tomar el médico y el paciente.

La parte nutricional conlleva el volver a iniciar una dieta sana, incluir todo tipo de alimentos en cantidades saludables. Es ideal que la dieta la realice un nutriólogo o nutricionista, así puede ir incorporando alimentos que aporten cantidades correctas de los nutrientes que más se hayan visto afectados durante el tiempo que se haya padecido bulimia nerviosa.

El tiempo de inicio de terapia es fundamental en el tratamiento de la bulimia nerviosa, cuanto más pronto se aborde la enfermedad, mejor será el pronóstico, aunque esto no es sencillo, ya que la persona suele esconder la enfermedad el mayor tiempo posible.

Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo - Tratamiento de la bulimia nerviosa

Pronóstico y riesgos de la bulimia nerviosa

Ahora que ya sabemos cuáles pueden ser las consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo, veamos cuál es el pronóstico de esta enfermedad. El pronóstico de la bulimia nerviosa es muy variado, se ha logrado observar que hasta el 50% de los pacientes mejora, hay algunos que logran controlar totalmente la enfermedad, mientras que otros solo logran llevarla a ser algo episódico o fluctuante, teniendo periodos de bulimia nerviosa cuando tienen mucho estrés o problemas personales y suspendiéndola después por tiempo indefinido.

Es de suma importancia apegarse estrictamente al tratamiento psicológico, la bulimia nerviosa puede ir de la mano con depresión grave y ansiedad, si no se tratan estos problemas, la persona puede llegar a adicción a medicamentos ansiolíticos o antidepresivos o incluso a tener ideas suicidas y llevarlas a cabo. El apoyo de la familia y el grupo social es de gran trascendencia y puede ser un factor que mejore de manera drástica el pronóstico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo
1 de 3
Consecuencias de la bulimia nerviosa a largo plazo

Volver arriba