Compartir

Consecuencias del consumo de bebidas gaseosas

Consecuencias del consumo de bebidas gaseosas

¿Quien no ha disfrutado alguna vez del refrescante sabor de una bebida gaseosa cuando aprieta el calor? De hecho, tanto es así que muchas veces parece imposible dejar de tomar una tras otra. Pasa tan fácil que los litros caen y pocas veces nos preguntamos qué repercusión tiene eso en nuestro cuerpo.

Durante las últimas décadas, la cantidad de bebidas carbonatadas no ha hecho más que crecer y cada vez tiene más presencia en todos los hogares. Además, si tenemos en cuenta que los que más consumen este tipo de bebidas son los más pequeños hay que ser consciente de qué es lo que conlleva su ingesta y las consecuencias de beberlas.

Es por eso que en el siguiente artículo de ONsalus te vamos a hablar de las consecuencias del consumo de bebidas gaseosas para la salud, de forma que, la próximas vez que escuches el chasquido de una lata abriéndose, piensas en lo que que vas a llevar a la boca.

¿Las bebidas con gas son malas?

Poca gente sabe que las bebidas con gas tienen su origen en el mundo de la farmacéutica, de hecho, en un principio fueron utilizadas para rebajar tanto el dolor de cabeza como la indigestión. Con el paso de los años esto ha ido cambiando y la realidad es que, no solo ya no se consideran aptas para acabar con algunos síntomas, sino que pueden tener efectos nefastos para nuestra salud.

No hay mucho misterio en la elaboración de las bebidas gaseosas, pero esto no significa que tenga que ser sanas. Estas bebidas son una mezcla entre agua, edulcorantes, acidulantes y dióxido de carbono, que, en distintas proporciones crean las distintas bebidas que tenemos en el mercado.

A cada estudio que se hace, más efectos para la salud se conocen de este tipo de bebidas para nosotros, y aún más para los niños. En este artículo te explicaremos cuáles son estas consecuencias pero, antes que esto, descubre los síntomas de beber demasiadas bebidas con gas:

  • Dolores de cabeza.
  • Temblor.
  • Arritmias.
  • Ansiedad.
  • Insomnio.
  • Depresión.
  • Ganas frecuentes de orinar.
  • Pérdida de masa ósea.
  • Dolor de mamas.
  • Menos apetito.

Altas en calorías, factor de obesidad

Agua carbonatada, saborizantes naturales y artificiales, cafeína en algunos casos y una gran dosis de azúcar son algunos de los ingredientes básicos de estas bebidas, que por todo lo anterior se convierten en una bomba de relojería en lo que a calorías se refiere. Además de lo anterior, estas calorías son vacías y por tanto no saciarán a quienes las toman.

Precisamente por eso, las bebidas gaseosas han sido vinculadas a menudo con la obesidad no solo entre los adultos sino también entre los niños. El caso es que vamos bebiendo un vaso tras otro sin ser conscientes de la enorme cantidad de azúcar que estamos ingiriendo y, dado que no nos producen saciedad, como sí lo haría un vaso de agua, debemos beber mucha más cantidad que empeora aún más nuestra salud.

Bebidas con gas: causan caries y diabetes

Muchas de estas bebidas gaseosas son además altamente azucaradas, por lo que no solamente son otro factor para la obesidad sino que además pueden ser perjudiciales para una dentadura sana. De hecho, en la placa dental hay una bacteria que desdobla los azúcares contenidos en las gaseosas produciendo ácido láctico que disuelve el esmalte dental y provoca caries.

Pero es que, además, muchos estudios estudios que se han hecho al respecto han demostrado una clara relación entre la diabetes y el consumo de bebidas carbonatadas, es decir, que aquellas personas que consumen este tipo de bebidas tienen más riesgo de desarrollar esta enfermedad. La razón de esto es que estas bebidas tienen una gran cantidad de jarabe de maíz, un producto que contiene altos niveles de fructosa, un azúcar que daña tejidos y células y que conlleva a la diabetes.

Otras consecuencias del consumo de bebidas gaseosas

Además de todo lo anterior las bebidas gaseosas tienen un alto contenido en cafeína, el ejemplo más claro de ello son los refrescos de cola. Esta cantidad de cafeína es algo que puede hacer que nuestros hábitos de sueño se vean alterados, pues como sabrás la cafeína es un gran estimulante que puede hacer que nos mantengamos despiertos durante más tiempo. Según investigaciones científicas, los chicos que consumen bebidas con cafeína son bastante más agresivos y nerviosos que el resto y experimentan un cambio cuando reducen el consumo.

La cuestión es que la cafeína es un alcaloide que estimula tanto el corazón como el sistema nervioso, por lo tanto, nos mantiene despiertos y dificulta el descanso. Aunque en dosis justas puede sernos de provecho, la realidad es que en exceso puede provocarnos síntomas como:

  • Adicción.
  • Dolores de cabeza.
  • Arritmias.
  • Ansiedad.
  • Insomnio.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consecuencias del consumo de bebidas gaseosas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Consecuencias del consumo de bebidas gaseosas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consecuencias del consumo de bebidas gaseosas
1 de 3
Consecuencias del consumo de bebidas gaseosas