Compartir

Consejos para superar el miedo escénico

Consejos para superar el miedo escénico

Si se te entrecorta la voz, si comienzas a sentir sudores fríos o si se te dispara el ritmo cardíaco cada vez que tienes que exponer algo delante de diferentes personas es probable que tengas miedo escénico. Se trata de una fobia muy común entre la población y científicamente se denomina con el nombre de "glosofobia", es decir, miedo a hablar en público. Este tipo de sentimiento tiene muchas causas y, entre ellas, la que más destaca es el miedo a las críticas negativas y a hacer el ridículo. Profesionales del mundo del espectáculo, empresarios o profesores tienen que lidiar contra este sentimiento para poder desarrollar correctamente su profesión pero ¿cómo se puede llegar a superar?

En este artículo de ONsalus vamos a darte una serie de consejos para superar el miedo escénico que te ayudarán a calmarte, a recuperar tu confianza y a que tu presentación, conferencia o espectáculo sea todo un éxito.

También te puede interesar: Consejos para superar la inseguridad

El miedo escénico y sus síntomas

Exponernos al juicio de todo un auditorio no es una tarea fácil para nadie. Pero, con el tiempo, después de haber hablado en varias ocasiones delante de gente diversa, esa sensación de ahogo se va relajando para poder hacer una conferencia más tranquila y relajada. Es la importancia del entrenamiento, algo vital para poder calmar ese miedo escénico que nos puede acechar días y momentos antes de subir a un escenario. Cuando la mente no está entrenada es habitual que comience a producir pensamientos negativos que son fruto de nuestra inseguridad pero aprender a controlar este sentimiento te ayudará a lidiar mejor con las presentaciones o las conferencias que tengas que dar ante el público.

El 95% de la población sufre o ha sufrido de este miedo pues se trata de un proceso de ansiedad que tiene lugar cuando nos exponemos a ser juzgados por gente que no nos conoce en absoluto y tan solo valora lo que estamos diciendo. Al sentirnos cohibidos ante esa situación tan amenazante, nuestro cuerpo responde a la defensiva produciendo algunos signos tanto en el cuerpo, como en los gestos y en el razonamiento. Muchas personas se ven invadidas por los nervios que sienten al estar sobre un escenario y se llegan incluso a bloquear sin poder decir un discurso con sentido ni lógica alguna.

Síntomas del miedo escénico

Hay algunos signos que pueden indicarte si realmente sufres de miedo escénico o, simplemente, te pones un poco nervioso en el momento de tener que hablar ante diferentes personas. Es importante aprender a diferenciar lo que es esta fobia en sí de lo que es una sensación de nervios que son normales cuando vas a exponer algún descubrimiento o hacer una obra de teatro, por ejemplo.

  • Respiración acelerada
  • Sudoración
  • Tensión en todo el cuerpo
  • Boca seca
  • Rubor en el cuello o en el rostro
  • Escalofríos
  • Tartamudeo
  • Dolor de estómago y/o de cuello
  • Náuseas
  • Falta de concentración
  • Ideas pesimistas
  • Miedo al ridículo y a la crítica
  • Tics nerviosos

Otro síntoma evidente de que una persona padece miedo escénico es si busca cualquier excusa para intentar cancelar el evento o evitar acudir a la cita. La fobia es superior a él y puede llegar a obligarle a no asistir al encuentro aunque, en el fondo, sepa que es muy importante que vaya y dé su discurso/conferencia/actuación. Fallar con los compromisos es un signo claro de que se padece este miedo y, por tanto, deberá tratarse cuanto antes.

El miedo al rechazo es uno de los principales motores del miedo escénico y, también, es uno de los sentimientos más universales del ser humano. Pero trabajando la confianza, la autoestima y la seguridad en uno mismo se consigue superar este sentimiento y poder encarar cualquier reto que se te postre ante ti.

Consejos para superar el miedo escénico - El miedo escénico y sus síntomas

Olvidarse del qué dirán

Uno de los primeros consejos para superar el miedo escénico es que te olvides de la crítica. Tienes que dejar de pensar en el qué dirán y centrarte en tu actuación pues el presente es lo que realmente importa cuando se va a realizar una conferencia o presentación. Si solo proyectamos en nuestra mente el resultado final de nuestra intervención, lo que haremos será llenar nuestra mente de pensamientos negativos que aumentarán nuestra inseguridad y nerviosismo.

Intenta no pensar en la reacción del público y, simplemente, céntrate en tu discurso, en tu actuación, en lo que dominas y quieres comunicar con los demás. Es importante que te centres en lo que SÍ puedes controlar y dejes de lado la reacción del público, algo totalmente imprevisible y que, además, no podemos controlar. Si en algún momento has incorporado una broma o un guiño humorístico y la gente no ríe, no te sofoques ni te alteres, cada auditorio es diferente y no puedes venirte abajo por cualquier nimiedad.

Estudia en profundidad y practica

Una de las causas de que puedas padecer miedo escénico es que te sientas inseguro sobre lo que vas a exponer ante el público. Ya sea una conferencia, una presentación o una obra teatral, es importante que profundices en el tema, que te conviertas en todo un experto y que domines lo que vas a mostrar a la gente. Si esta parte la tienes trabajada, el momento de la exposición no será tan complicado pues estarás seguro que de los conceptos los conoces y los has trabajado a la perfección.

Por tanto, uno de los consejos que en ONsalus te damos es que ahondes en el tema que vas a tratar (en el caso de una obra de teatro, ensaya y memorízate el texto de principio a fin) para, así, tener ese trabajo bien preparado antes de presentarlo ante nadie externo. Esto te dará una seguridad en ti mismo que es necesaria para poder realizar una exposición oral ante más personas. En este otro artículo te damos consejos para superar la inseguridad.

Y de nada te servirá tener toda la teoría en la cabeza si no se la intentas explicar a nadie. Practicar el discurso es esencial para poder triunfar en tu conferencia y, además, que un familiar o amigo pueda darte algunos consejos sobre si hay algo que no termina de entender bien o si podría mejorarse. Igual que los artistas ensayan durante horas antes de salir al público, tú también deberás ensayar tu intervención para que el resultado sea el mejor posible; todo esto contribuirá a que encares este evento con mayor seguridad en ti mismo y, por tanto, reduzcas el miedo escénico.

Consejos para superar el miedo escénico - Estudia en profundidad y practica

Sé positivo y relájate

También es muy importante alejar los sentimientos negativos de tu cabeza y fomentar una actitud positiva que te permita subir al escenario lleno de buenas energías y seguridad en tu discurso. En lugar de pensar en todo aquello que puede fallar deberás dar un vuelco a tu mente y procurar ver el lado bueno de las cosas; una buena técnica es decirte frases motivadoras mirándote delante de un espejo para, así, reforzar, tus buenas vibraciones y sentimiento: "Todo saldrá bien", "Lo has practicado mil veces", "Lo sabes a la perfección", etcétera. En este artículo hay más consejos interesantes sobre cómo ser más positivo que pueden ayudarte a cultivar una visión más optimista de las cosas.

Del mismo modo es esencial que intentes relajarte para disipar los nervios, por eso, realizar una serie de 10 respiraciones profundas antes de subir al escenario puede ser una idea perfecta para lidiar contra la ansiedad y comenzar con tu cuerpo perfectamente oxigenado. Si tienes tiempo, también te recomendamos que te pongas una música relajante y procures hacer aunque sean 5 minutos de meditación, es una práctica más que recomendable para fomentar una actitud positiva, relajada y tranquila.

Consejos para superar el miedo escénico - Sé positivo y relájate

Usa soportes tecnológicos

La tecnología puede ser tu mejor aliada para poder controlar el miedo escénico y sentir que el auditorio no está todo el rato pendiente de ti sino que, en ocasiones, centra su atención en el material audiovisual que les has preparado. Esta es una de las mejores maneras de conseguir tomar el mando de tu discurso al sentir menos la presión del público y, sobre todo, sirve para personas que deban hacer conferencias, presentaciones o charlas de cualquier tipo, en el caso de los actores esta técnica no sirve.

Usar herramientas como el Powerpoint, por ejemplo, o poner un breve vídeo de presentación te ayudará a sentirte cómodo en el escenario, relajar los nervios primarios y poder comenzar con tu discurso de forma más controlada. Si quieres sentirte más seguro puedes incorporar diferentes vídeos de 1 minuto que presenten los conceptos que quieres remarcar y, después, apoyarte con las diapositivas, es una técnica que te irá permitiendo momentos de relajación donde podrás coger aire y reordenar tus ideas.

Consejos para superar el miedo escénico - Usa soportes tecnológicos

Consejos para triunfar en un escenario

Te hemos dado unos consejos para superar el miedo escénico pero, a continuación, vamos a darte un listado de recomendaciones que ayudarán a que tu intervención sea todo un éxito. Comenzamos:

Aprende a improvisar

Por muy bien que lleves preparado tu discurso es posible que ocurra algún imprevisto que tengas que superar sin que nadie se dé cuenta. Por ejemplo, si olvidas un nombre exacto o si te olvidas de una frase (en el caso de los artistas), lo mejor es que tires de la improvisación e intentes que nadie se percate de que ha ocurrido algo que no estaba preparado.

Nada de cafeína

Si sueles ponerte nervioso al hablar en público, te recomendamos que evites cualquier producto con cafeína ya que podrá alterarte sobremanera y hacer que tus nervios se pongan a flor de piel. Lo mejor es que optes por beber agua durante el discurso para hidratarte y para combatir uno de los signos más concurrentes: la sequedad bucal.

Llega pronto

No hay nada más angustioso como llegar tarde o muy justo para hacer una presentación. Llegar pronto te permitirá adecuarte al espacio, subirte al escenario sin público y comenzar a adaptarte a lo que será tu intervención. Si llegas con el tiempo justo no habrás tenido tiempo a interactuar con el espacio ni a conocerlo por lo que podrías ponerte aún más nervioso.

Habla despacio

Un signo de nerviosismo es hablar demasiado rápido. La voluntad de querer pasar ese maltrago lo antes posible hacer que el emisor comience a pronunciar su discurso de forma muy acelerada haciendo que los oyentes puedan perder parte del enunciado y, además, dejando demasiado en evidencia que están nerviosos. Hablar despacio, mirar a la gente e intercalara alguna que otra broma son técnicas perfectas para simular que no estás nervioso aunque por dentro estés temblando.

Consejos para superar el miedo escénico - Consejos para triunfar en un escenario

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para superar el miedo escénico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario sobre Consejos para superar el miedo escénico

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consejos para superar el miedo escénico
1 de 6
Consejos para superar el miedo escénico

Volver arriba