Compartir

Consejos para tratar una ampolla en el pie

Por Pablo Roca. 1 febrero 2016
Consejos para tratar una ampolla en el pie

Las ampollas en el pie son una de las dolencias que padecemos con más frecuencia. Estos bultos molestos, pueden aparecer tanto en el talón, como en la planta del pie o la parte superior, y son consecuencia de la rozadura de la piel con el zapato al caminar o realizar ejercicio, en la mayoría de los casos. Su aparición dificulta caminar con normalidad y es común cometer algún error a la hora de tratar de eliminarla, como extraer la piel. Es conveniente adoptar una serie de medidas para evitar su reaparición, además de saber cómo tratar la ampolla. Por ello, en este artículo de ONsalus explicaremos algunos consejos para tratar una ampolla en el pie.

Ampollas, ¿por qué?

Nuestros pies están en constante movimiento, y en el caso de practicar un deporte, se convierten en una herramienta fundamental que debe ser cuidada en consecuencia. Cuando nuestra piel padece un exceso de fricción, esta reacciona llenando de líquido el espacio de las dos capas de la piel: epidermis y dermis. Las ampollas pueden ser indoloras o ir acompañadas de dolor, enrojecimiento o el levantamiento de la piel. Cuando aparecen en los pies, lo más común es que se deba al roce continuo de la piel con los zapatos y, por ello, debemos seguir una serie de consejos para prevenir y tratarlas. Normalmente, estos bultos con líquido se curan por sí mismo pasado un tiempo, aunque podemos llevar a cabo una serie de prácticas que faciliten su desaparición.

Consejos para tratar una ampolla en el pie - Ampollas, ¿por qué?

Cómo prevenir las ampollas

Tanto si estamos acostumbrados a realzar deporte como a caminar, prevenir las ampollas será uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta. Por un lado, debemos escoger un calzado adecuado, en el que nuestros pies se sientan cómodos. Cuando compramos zapatos nuevos, debemos alternarlos durante los primeros días con otros zapatos, hasta que estos se adapten a nuestro pie. En la mayoría de ocasiones, las ampollas aparecen durante los primeros días en los que se utiliza calzado nuevo. Del mismo modo, las personas que realizan deporte frecuentemente, deben evitar estrenar calzado en los días de competición, y alternar el calzado antiguo con el nuevo durante los entrenamientos. Asimismo, el uso de calcetines es otro factor a tener en cuenta para evitar las rozaduras de los pies con los zapatos y prevenir las ampollas, puesto que actúan como una barrera entre estos.

Consejos para tratar una ampolla en el pie - Cómo prevenir las ampollas

Facilitar su desaparición

En el caso de que no se hayan tomado medidas y tus pies presenten alguna ampolla, no hay que desesperarse, puesto que no supone un problema grave más allá del dolor y la incomodidad que puede generar. En el caso de que queramos tratar las ampollas en el pie y facilitar su desaparición, podemos optar por contribuir al drenaje del líquido que contiene la ampolla. Para ello, podemos coger una aguja y pinchar la superficie de la piel de la ampolla, sin hundir la aguja en exceso. El objetivo es dejar que el líquido salga sin dañar la piel ni provocar su desgarro; la piel de la ampolla debe permanecer para proteger la herida por la que se formó, tan solo queremos sacar el líquido. Una vez hemos extraído el líquido, debemos desinfectar la zona con algún antiséptico, como yodo. Para ello, cogemos un algodón y lo impregnamos con el antiséptico, para aplicarlo sobre la ampolla suavemente. Después, debemos cubrir la ampolla con una gasa o una tirita. Debemos evitar cualquier tipo de vendaje adherente que pueda pegarse en la zona donde esta la ampolla, puesto que resultará más fácil cambiarlo.

Consejos para tratar una ampolla en el pie - Facilitar su desaparición

Remedios caseros para las ampollas

Existen varios remedios caseros para tratar las ampollas una vez han aparecido.

  • Aloe vera. Una de las plantas con mayores aplicaciones para la piel. En el caso de las ampollas, permitirá que la herida cicatrice antes, y que estas se queden para aliviar el dolor y escozor. Debemos aplicar un poco de gel de aloe vera sobre la ampolla sin presionar y cubrirla con una venda.
  • Bicarbonato de sodio. Otro remedio casero para las ampollas en los pies es a través del bicarbonato de sodio. Lavamos los pies con agua caliente y los secamos. Después, mezclamos un poco de agua con una cucharada de bicarbonato y un poco de agua oxigenada. Mojamos un algodón con la mezcla y empapamos la ampolla varias veces al día. Esto permitirá tratar las ampollas facilitando su curación.
  • Ajo. Conocido por sus propiedades antisépticas y desinfectantes, el ajo es un excelente remedio para curar ampollas en los pies. Debemos picar 3 dientes de ajo y añadirlos a un par de gasas. Aplicamos sobre la ampolla y cubrimos con la gasa durante 15 minutos. Después retiramos la gasa y limpiamos el ajo lavando los pies en agua. En este artículo puedes descubrir los beneficios del ajo para nuestra salud.
Consejos para tratar una ampolla en el pie - Remedios caseros para las ampollas

¿Cuándo acudir al médico?

Lo importante a la hora de tratar las ampollas de los pies es evitar que estas se infecten. Por ello, es importante cuidar la ampolla aplicando algún antiséptico y manteniendo la zona limpia, además de evitar posibles rozaduras hasta que esta desaparezca. En el caso de que la ampolla aumente de tamaño en vez de reducir o presente un aspecto muy enrojecido, debemos acudir al médico porque lo más probable es que se haya infectado, por lo que su curación será algo más complicada.

Consejos para tratar una ampolla en el pie - ¿Cuándo acudir al médico?

Aspectos a evitar

Hay una serie de prácticas erróneas concebidas como efectivas a la hora de tratar las ampollas de los pies, pero que pueden generar infecciones o retrasar la curación de las mismas.

  • No usar un hilo a través de la ampolla, puesto que no resulta eficaz para retirar el líquido y puede causar infecciones.
  • No utilizar el calzado que ha generado las ampollas, hasta que la ampolla haya sanado por completo.
  • Mantener la ampolla limpia y evitar el contacto de estas con cualquier objeto sucio.
  • No lavar los pies con agua muy caliente o con sustancias que puedan irritar la piel.
  • Proteger la zona con algún vendaje después de cada curación, para evitar el contacto de esta con agentes externos.
Consejos para tratar una ampolla en el pie - Aspectos a evitar

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para tratar una ampolla en el pie, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Consejos para tratar una ampolla en el pie

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consejos para tratar una ampolla en el pie
1 de 7
Consejos para tratar una ampolla en el pie

Volver arriba