Compartir

Costra láctea: causas y tratamiento

Por Ingrid Cruz, Auxiliar de farmacia. 3 marzo 2016
Costra láctea: causas y tratamiento

La costra láctea es un padecimiento bastante común en los recién nacidos y en niños hasta los tres años de edad, también se le conoce como dermatitis seborreica del lactante. La costra láctea consiste en que se forman escamas gruesas de color amarillo o blanco en el cuero cabelludo del bebé, generalmente es una afección que puede tratarse en casa con elementos naturales, sin embargo debes prestar atención en caso de que la dermatitis no ceda y afecte otras áreas de la vida del bebé, como problemas para ganar peso. En ONsalus te explicamos las causas y tratamiento de la costra láctea.

Causas de la costra láctea

La costra láctea se produce en las áreas donde hay mayor cantidad de glándulas sebáceas como las cejas, pestañas, pliegues de la nariz, orejas, el área del pañal, en la parte de atrás del cuello y en las axilas e incluso puede segregar líquido de colore amarillo.

Las causas de la costra láctea no están muy claras, sin embargo se cree que es se debe a lo siguiente:

  • Es generada por una producción de grasa excesiva por parte de las glándulas sebáseas.
  • Crecimiento de un hongo llamado Malassezia, el cual crece en el sebo, la grasa propia de la piel, y produce la costra láctea.

También existen algunas factores de riesgo que predisponen a padecer de esta afección:

  • Climas extremos.
  • Tener la piel grasa.
  • Enfermedades del sistema inmunitario.
  • Estrés.

La dermatitis seborreica se presenta en bebés, pero también en adolescentes, por ser en esta etapa en la que los cambios hormonales son constantes. Hay que destacar que la costra láctea no supone ninguna incomodidad para el recién nacido , no es contagiosa y no está relacionada con la mala higiene y generalmente desaparece por sí sola.

 

Síntomas de la costra láctea

Cada bebé es distinto por lo que la costra láctea desarrollará un aspecto diferente pero los síntomas más comunes de la costra láctea son:

  • Escamas gruesas amarillas o marrones en el cuero cabelludo.
  • Las mismas costras pueden aparecer en otras áreas.
  • Zonas de la piel con aspecto graso o aceitoso.
  • Pérdida del cabello.
  • Enrojecimiento, sobre todo en los niños más grandes, ya que tienden a rascarse.
Costra láctea: causas y tratamiento - Síntomas de la costra láctea

Cómo tratar la costra láctea

El tratamiento dependerá de la gravedad de la costra láctea. En caso de que exista una infección se deberá recetar antibióticos, así como algún champú especializado o cremas con hidrocortisona. Pero como hemos mencionado anteriormente el tratamiento puede llevarse a cabo en casa siguiendo estos consejos para tratar la costra láctea:

  • Masajea el cuero cabelludo del bebé, ya sea con un cepillo de cerdas muy suaves o con tus dedos, no solo ayudarás a eliminar las escamas sino que mejorarás la circulación en esa área.
  • Lava el cabello del bebé cada día hasta que las escamas desaparezcan. Usa un champú especial, que por lo general están compuestos de selenio, zinc u otros compuestos orgánicos.
  • Cuando las costras hayan sido eliminadas lava su cabello dos veces por semana.
  • En caso de que las escamas no se aflojen, te recomendamos aplicar aceite mineral o vaselina en el cuero cabelludo, 30 minutos antes de lavar su cabello.
  • Asegúrate de eliminar toda la grasa de su cuero cabelludo, sino ayudarás a que se sigan formando las escamas por el exceso de grasa.
  • Evita quitar las costras con tus uñas, ya que podrían causar lesiones o producirse una infección.

Cuándo consultar al médico

Usualmente la costra láctea no tiene mayores complicaciones, puedes detectarla en casa y tratarla naturalmente, pero si notas algunos de los aspectos que te mostraremos a continuación, será necesario consultar al pediatra:

  • Si las costras no desaparecen luego del tratamiento o empeoran.
  • La dermatitis se presenta en áreas extensas de la piel.
  • Hay líquido o pus en las costras.
  • La costras son dolorosas.
  • Las costras se notan calientes.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
Costra láctea: causas y tratamiento - Cuándo consultar al médico

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Costra láctea: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Costra láctea: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Costra láctea: causas y tratamiento
1 de 3
Costra láctea: causas y tratamiento

Volver arriba