Compartir

Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia

Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia

La cirugía de nariz, clínicamente conocida como rinoplastia, es uno de los procesos quirúrgicos más complejos, dado que su principal objetivo es remodelar o modificar completamente la nariz, sea por fines estéticos o para mejorar su funcionalidad.

Aunque sus beneficios son muchos y variados, la operación de nariz tiene un hándicap: el postoperatorio. A continuación, en ONsalus, hablamos de cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia, uno de los momentos clave que te permitirán obtener los mejores resultados.

También te puede interesar: Propiedades de la arcilla verde

Qué es una rinoplastia

Una rinoplastia se trata de una intervención quirúrgica cuyo objetivo es modificar la nariz. Esta operación cuenta con dos principales beneficios: estéticos y funcionales, dado que es una operación recurrente para aquellas personas que desean:

  • Corregir imperfecciones
  • Suavizar los rasgos
  • Corregir el perfil
  • Modificar la nariz por completo
  • Eliminar deformidades

La rinoplastia es una operación frecuente a la que recurren muchas personas. No obstante, se trata de una intervención con resultados a medio o largo plazo y que requiere de unos cuidados específicos si se desea una recuperación óptima.

Eso sí, si estás pensando en hacerte una rinoplastia, te recomendamos que acudas a un centro con experiencia para asegurarte unos buenos resultados.

Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia - Qué es una rinoplastia

Recuperación de la rinoplastia

Las horas posteriores a la operación son claves para poder recuperarse adecuadamente y lograr los mejores resultados de la rinoplastia. Si bien es cierto que los pacientes pronto pueden realizar algunas de sus tareas habituales después de la intervención (tan solo uno o dos días después), todavía pasarán unas semanas antes de que puedan volver a llevar una vida completamente normal y empezar a apreciar los primeros resultados.

Inflamación en el postoperatorio de la rinoplastia

Tras 24 horas de haberse realizado una rinoplastia, el paciente se encontrará con la cara hinchada y percibirá molestias, obstrucción nasal o dolor de cabeza. Todos estos síntomas son muy habituales y frecuentes, pero pueden tratarse mediante analgésicos o descongestionantes.

No obstante, la clave de las siguientes horas después de la rinoplastia requiere de reposo y de mantener la cabeza elevada, por lo que se recomienda permanecer en cama durante el primer día de postoperatorio.

Los hematomas alrededor del ojo, así como la hinchazón, también es un síntoma normal que irá en aumento durante los dos o tres primeros días tras la operación, pero que desaparecerán por sí mismos en un par de semanas.

Hemorragias después de la rinoplastia

Otro aspecto que debes tener en cuenta durante el postoperatorio son las hemorragias que pueden producirse, es decir, no te asustes si ves que te sangra la nariz, ya que es algo normal. En este sentido, se recomienda no sonarse la nariz con fuerza durante una semana, a fin de dejar que los tejidos cicatricen adecuadamente.

Si llevas tapones en la nariz o una escayola, siempre dependiendo del tipo de rinoplastia practicada, debes saber que los primeros se retirarán en un par de días, mientras que la segunda se retirará transcurridas una o dos semanas. En ambos casos, mientras tengas los tapones en la nariz o bien la escayola deberás respirar por la boca.

Antes y después de la rinoplastia

Después de una rinoplastia notarás un antes y un después. Es normal que durante el postoperatorio te sientas mal, pero no debes preocuparte por tu aspecto, aunque te veas con la cara demasiado hinchada o amoratada.

A medida que transcurran los días, tu rostro cada vez estará mejor y, con él, también tu estado de ánimo. No obstante, debes ser consciente de que los resultados de la operación tardarán unas semanas más en hacerse visibles.

Consejos para el postoperatorio de la rinoplastia

Si quieres que los resultados de la rinoplastia sean perfectos, deberás llevar a cabo unos cuidados específicos durante tu recuperación. Sigue las instrucciones del cirujano o del médico especialista que está llevando tu caso, para que el postoperatorio sea apacible y los resultados de la intervención sean exitosos. A continuación, te dejamos algunos consejos y recomendaciones habituales:

  • Sigue las instrucciones del médico: tómate los medicamentes prescritos por el médico para reducir el dolor y las molestias (analgésicos y descongestionantes).
  • No hables ni gesticules: intenta hablar lo menos posible durante los primeros días de recuperación. Asimismo, evita gesticular con la cara, reír o llorar, para no interrumpir el asentamiento de los tejidos.
  • No hagas esfuerzo físico: durante los primeros días evita el esfuerzo físico o todas aquellas actividades que requieran de contacto. Evita realizar determinadas tareas domésticas, mantener relaciones sexuales o practicar deporte como el correr o el nadar durante el postoperatorio. Tu médico te indicará cuándo puedes volver a la normalidad en este sentido.
  • No mastiques ni comas cosas calientes: procura comer alimentos que no estén muy calientes y que tampoco requieran masticar mucho.
  • No bebas alcohol: no podrás beber alcohol durante las dos primeras semanas de recuperación.
  • No fumes: está prohibido fumar durante los primeros meses tras la rinoplastia, dado que la cicatrización podría verse afectada. Evita, también, ser fumador pasivo en la medida de lo posible.
  • No te expongas al sol: no tomes el sol durante los primeros meses y evita la exposición a climas fríos o viento.
  • Cuidado con las gafas: si usas gafas, deberás hacerlo con cuidado. Pide a tu médico la autorización para llevar lentillas durante los primeros días, para evitar el peso de la gafa sobre la nariz.
  • No te suenes la nariz: evita sonarte la nariz con fuerza y, en caso de querer estornudar, procura que sea con la boca abierta.
  • Duerme bocarriba: a la hora de dormir, hazlo siempre boca arriba. Evita tumbarte de lado o con la nariz sobre la almohada durante los primeros días.

Estos son los consejos más habituales que deberás seguir en caso de practicarte una rinoplastia. No obstante, es importante que consultes con tu médico cuáles son las medidas que deberás tomar, a fin de llevar a cabo una recuperación adecuada y no intervenir en el proceso de asentamiento y cicatrización. Solo atendiendo a los cuidados y la recuperación lograrás unos resultados exitosos tras practicarte una rinoplastia.

Ahora que ya has leído este artículo sobre cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia, puede que también te interese este otro artículo de ONsalus sobre Bichectomía: qué es, resultados y riesgos.

Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia - Consejos para el postoperatorio de la rinoplastia

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Tratamientos estéticos .

Escribir comentario sobre Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Yolanda
muy buenos consejos a tener en cuenta. yo quiero operacion y estoy informandome. gracias!!

Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia
1 de 3
Cuidados y recuperación del postoperatorio de una rinoplastia

Volver arriba