Compartir

Dejar de fumar con láser

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 22 julio 2016
Dejar de fumar con láser

Cada vez se comprueba más que el humo de tabaco es letal para la salud, no solo para el fumador sino para quienes lo rodean. Por esta razón la población de fumadores disminuye cada vez más y, médicos y clínicas, buscan opciones que permitan ayudar a quienes aún no se han desprendido de un vicio tan nocivo. Entre los nuevos avances y terapias antitabaco que ofrece la medicina, resalta un tratamiento con láser de diodo que ofrece dejar de fumar sin pasar los estragos del síndrome de abstinencia.

Abandonar el tabaco no es un tarea fácil, pues el consumo constante de nicotina genera en el cerebro una sensación de bienestar, dado que esta sustancia estimula la producción de la hormona dopamina, responsable de regular los estados de ánimo. Por esta razón la abstinencia de nicotina causa depresión, angustia, ansiedad y una serie de síntomas que solo las personas más decididas logran aguantar. Si estás pensando en despedirte del cigarrillo para siempre y consideras que necesitas ayuda para poder lograrlo con éxito, te invitamos a leer en en este artículo de ONsalus cómo dejar de fumar con láser.

También te puede interesar: Dejar de fumar con acupuntura

En qué consiste el tratamiento con láser para dejar de fumar

El tratamiento con láser para dejar el cigarro tiene como objetivo reducir al mínimo los síntomas característicos del síndrome de abstinencia para lograr que la persona se sienta bien y estable al tiempo que deja el cigarro, lo cual, evitaría una recaída. Los síntomas de abstinencia son:

  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Necesidad imperiosa de fumar.
  • Dificultad para descansar.
  • Dolor de cabeza.
  • Insomnio.
  • Disminución del pulso cardíaco.
  • En el artículo ¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia del tabaco? encontrarás una explicación en profundidad de todos estos síntomas y el tiempo que se tarda en poder superarlo.

Estos síntomas suelen aparecer a las 48 horas siguientes de haber dejado de fumar y pueden persistir hasta tres semanas o un mes. No obstante, el deseo de fumar puede tardar hasta años en desaparecer, sobre todo en momentos importantes, de celebración o tensión. Del manejo y control de los síntomas del síndrome de abstinencia depende que una persona consiga el objetivo de dejar de fumar. A continuación veremos cómo el láser puede hacer que este proceso sea más llevadero.

Terapia de láser para dejar de fumar

Se trata de un método natural que ofrece controlar esa dependencia física al estímulo de las endorfinas -o hormonas del bienestar- y que es causado por el consumo constante de nicotina. Por lo tanto, estamos hablando de un tratamiento indoloro que permite aliviar o inhibir el síndrome de abstinencia a través de una única sesión que estimula por medio del láser de diodo puntos claves de acupuntura.

Durante el proceso, existe una primera fase donde el médico o especialista conversa con el futuro exfumador para ayudarlo a entender el cambio de vida al que se está sometiendo y las modificaciones que va a presentar para comprobar si en verdad está decidido a fumar o puede tratarse de un caso donde la recaída es más predecible que el éxito. Para dejar de fumar, con láser, acupuntura o tratamiento en pastillas es necesario querer abandonar el hábito para siempre, de lo contrario ningún tratamiento será lo suficiente mágico como para alcanzar el éxito.

Dejar de fumar con láser - En qué consiste el tratamiento con láser para dejar de fumar

¿Cómo funciona el tratamiento con láser para dejar de fumar?

Como mencionamos anteriormente, se trata de una sola aplicación de láser de diodo, el cual estimula a la persona mediante el método infrarrojo y dichos estímulos viajan a través del sistema nervioso central, lo cual causa una liberación considerable de endorfinas, sustancias que tienen un efecto sedante en el organismo y que regulan muchos procesos biológicos como el estado de ánimo y, muy importante, la dependencia a las drogas. Las aplicaciones de láser se realizan en puntos de acupuntura como manos, orejas, nariz, piernas, muñecas y piel, es totalmente indolora y brinda a la persona una sensación de bienestar y placer.

Dejar de fumar con láser - ¿Cómo funciona el tratamiento con láser para dejar de fumar?

¿Es eficaz dejar de fumar con láser?

Se dice que la eficacia de este método es muy parecida al efecto placebo, que ocurre cuando te dan una pastilla y te dicen que si te la tomas te vas a curar, aunque dicha pastilla no contiene ningún componente activo.

Sin embargo, se estima que en 80% de los casos el tratamiento es totalmente efectivo siempre y cuando la persona esté muy decidida a dejar de fumar. Incluso, la mayoría de las personas que se han sometido a esta terapia aseguran que al terminar la aplicación de láser de diodo experimentan casi ningunas ganas de fumar y cero ansiedad, lo cual es de gran ayuda para comenzar a dejar de fumar por cuenta propia.

El éxito de este tratamiento también consiste en que la persona entienda que ninguna terapia antitabaco es mágica, y que por lo tanto habrá síntomas que aparecerán, pero en menor medida. Por ejemplo, personas que han dejado de fumar con láser y que han tenido un vicio importante durante muchos años, confiesan que les fue más sencillo dejar de fumar pero que, sin embargo, durante el proceso aumentaron un poco de peso, alrededor de 4 o 6 kilogramos de más, ya que la ansiedad o las ganas de comer más seguido no se quitaron del todo. En estos casos, cuando se presenta mucha ansiedad y es difícil controlarla, vale la pena hablar con el médico y evaluar una segunda sesión que refuerce la estimulación sensorial.

Dejar de fumar con láser - ¿Es eficaz dejar de fumar con láser?

Efectos secundarios

Más allá del aumento de peso, que puedes combatir con los consejos que te damos en el artículo dejar de fumar sin engordar, no se asocia ningún otro efecto secundario o consecuencia al tratamiento con láser para dejar de fumar. De hecho, es importante aclarar que la ansiedad y ese deseo imperante por comer varias veces al día no es motivado por el estrés, es una reacción del cuerpo que necesita sustituir el hábito del tabaco y la nicotina por cualquier otro factor que cause placer, en este caso la comida.

La terapia con láser para dejar el cigarrillo no tiene contraindicaciones, de hecho puede aplicarse en mujeres embarazadas o en proceso de lactancia y en personas que han sufrido infartos, que tienen arritmia, que han padecido un accidente cardiovascular o que están siendo sometidas a tratamiento de quimioterapia. Por ser indolora y no invasiva no presenta ningún riesgo para la salud de las personas y está exenta de todo tipo de complicaciones, por el contrario, es un tratamiento ambulatorio que no dura más de una hora.

¿Sabes lo que sucede en tu cuerpo cuándo dejas de fumar? En este artículo te lo explicamos, para que te decidas de una vez por todas a acabar con este hábito tan nocivo y puedas volver a recuperar el control de tu cuerpo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dejar de fumar con láser, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Dejar de fumar con láser

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar de fumar con láser
1 de 4
Dejar de fumar con láser

Volver arriba