Compartir

Demencia senil: síntomas, tipos y tratamiento

Demencia senil: síntomas, tipos y tratamiento

La demencia senil es un síndrome caracterizado por la pérdida de capacidades psíquicas, especialmente las cognitivas, del sujeto que lo padece. En este caso, se debe a la edad avanzada y es detectable por la pérdida de memoria que conlleva, los trastornos de sueño, los cambios repentinos de personalidad y otros problemas mentales.

Esta enfermedad degenerativa afecta fundamentalmente a ancianos y es crónica, por lo que además de dificultar su vida cotidiana, también supone un cambio en todo su entorno familiar, que debe adaptarse al problema. Se considera que la demencia es la causa principal de incapacidad en la tercera edad, afectando al 20% de las personas mayores de 80 años. En ONsalus te contamos los síntomas, tipos y tratamiento de la demencia senil.

También te puede interesar: Alteraciones de la memoria: tipos y ejemplos

Tipos de demencia

La demencia senil, pero, no es la única clase de demencia que existe. A continuación te contamos cuales son las más frecuentes:

  • Demencia fronto-temporal: esta alteración degenerativa se caracteriza por la presencia de sustancias anómalas en las neuronas de los lóbulos frontal y temporal y causa problemas relativos a la esfera de la personalidad.
  • Demencia vascular: debido a un accidente cardiovascular, la circulación sanguínea deja de regar una parte del cerebro, originando la muerte de las neuronas afectadas. La hipertensión o la hipercolesterolemia son algunos de los factores de riesgo.
  • Demencia multiinfarto: este tipo de demencia se ocasiona por la sucesión de varios infartos o embolias cerebrales que dejan como consecuencia diversas áreas infartadas residuales, lo que deriva en síntomas neurológicos.
  • Enfermedad de Binswanger: se trata de un subtipo de demencia vascular debida a la hipertensión arterial, en la cual se sufre una degeneración que limita la cantidad de sangre que llega al cerebro. Las células privadas de oxígeno se deterioran y mueren.
  • Demencia por cuerpos de Lewy: esta enfermedad provoca que se acumulen una serie de depósitos anormales de proteína por todo el cerebro, incidiendo sobre las funciones de algunos neurotransmisores; eso repercute, entre otros, en la percepción o la conducta.
Tipos de demencia

Síntomas de la demencia senil

Entre los principales síntomas, pueden producirse los siguientes:

  • Pérdida de memoria: constituye el signo más visible de esta enfermedad. Al principio, suele revelarse con la incapacidad de recordar ciertos detalles y empeora con el tiempo, pudiendo terminar con el olvido de personas cercanas o acciones realizadas.
  • Problemas de lenguaje: la enfermedad produce dificultades para hablar con normalidad, leer, escribir, comprender, razonar, repetir y realizar otras acciones pertenecientes al lenguaje y la comunicación.
  • Problemas motores: otro de los síntomas más notables de la demencia senil es la incapacidad de utilizar las habilidades manuales de manera correcta, lo que se traduce en torpeza en los movimientos, dificultad para vestirse o limpiarse y tendencia a caerse.
  • Problemas de lógica mental: del mismo modo que ocurre con el lenguaje, también se produce una incapacidad para concentrarse, reconocer, planificar o aprender.
  • Problemas de personalidad: la demencia también suele producir alteraciones en la personalidad y el carácter, con la aparición de síntomas de depresión, apatía, timidez, nerviosismo, obsesión, conductas agresivas, etc.
  • Problemas físicos y trastornos de sueño: además, también pueden darse dificultades para controlar la orina y comer con normalidad, o presentarse insomnio y somnolencia durante el día.
Síntomas de la demencia senil

Tratamiento de la demencia senil

La demencia senil no tiene cura y tampoco es posible recuperar las partes dañadas del cerebro. La medicación puede contribuir a disminuir algunos de los síntomas; sin embargo, lo más efectivo durante la demencia senil es recibir el cuidado de los más cercanos y realizar algunas rutinas que mejoren la vida cotidiana.

Especialmente, es importante rodear al sujeto de amigos y familiares, de modo que el recuerdo se vea estimulado, y realizar ejercicios de memoria o lecturas diarias para ejercitar la mente. Una dieta adecuada y un ejercicio moderado regular también son factores a tener en cuenta, de manera que su salud física se vea fortalecida.

Proporcionarle el apoyo necesario, tanto por parte de la familia como de cuidadores, es imprescindible para garantizar la correcta calidad de vida del paciente.

Tratamiento de la demencia senil

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Demencia senil: síntomas, tipos y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Demencia senil: síntomas, tipos y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Maria
No estas confundiendo Demencia Senil con Alzheimer. Veo que los síntomas son iguales a los que se describen con Alzheimer. A pesar de que tienes un artículo que los diferencia pero siento que se contradicen. El problema de no llamar las cosas por su nombre es que las personas no toman medidas a tiempo y generan confusión. Ya hay muchos artículos que informan que la demencia senil no existe y que ha disfrazado la Enfermedad de Alzheimer
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Aunque los síntomas de ambas condiciones son parecidos demencia senil y Alzheimer no son lo mismo. El segundo es una enfermedad, mientras que el primero es un producto de la edad.

Aunque en ocasiones la demencia senil viene provocada por la enfermedad del Alzheimer, no siempre que hay un deterioro cognitivo es por esta enfermedad.

Demencia senil: síntomas, tipos y tratamiento
1 de 4
Demencia senil: síntomas, tipos y tratamiento
Volver arriba