Densitometría ósea: qué es y para qué sirve

Densitometría ósea: qué es y para qué sirve

La densitometría ósea es una prueba diagnóstica que tiene como finalidad medir la densidad de calcio existente en los huesos, indicándonos si existe osteoporosis o hay algún riesgo de fractura ósea. Para su realización pueden emplearse rayos X, isótopos radiactivos o ultrasonidos, siendo el primero de todos el método más utilizado. En ONsalus te explicamos qué es y para qué sirve una densitometría ósea, de forma que tengas toda la información necesaria en relación a esta técnica.

Qué es la densitometría ósea

Como hemos mencionado anteriormente, la densitometría ósea es una técnica de diagnóstico que nos permite medir la densidad de calcio que hay en los huesos, utilizando por norma general los rayos X.

Se recurre a la densitometría ósea para hacer un diagnóstico efectivo de osteoporosis, una enfermedad ósea que se identifica por una disminución en la densidad de los huesos que en consecuencia desemboca en una fragilidad de los mismos. Gracias a la densitometría ósea se puede poner un tratamiento adecuado en las etapas más precoces de esta alteración, para evitar que evolucione desfavorablemente; y además conociendo el grado de osteoporosis podemos saber el riesgo de fracturas que presentan los huesos del paciente.

Cuándo hacerse una densitometría ósea

Debes hacerte una densitometría ósea si estás en alguna de las siguientes situaciones:

  • Has tenido alguna fractura causada por una fragilidad en tus huesos.
  • Tienes antecedentes familiares de osteoporosis, y además eres una persona delgada, alta y fumadora.
  • Tomas alguna medicación que favorece la disminución mineral ósea, o presentas alguna patología que disminuye la absorción del calcio como la insuficiencia renal o el raquitismo.
  • Eres una mujer en etapa postmenopaúsica sin tratamiento hormonal con estrógenos.
  • Presentas alguna enfermedad asociada a pérdida ósea como el mieloma múltiple, la diabetes tipo 1 o alguna alteración renal o hepática.
  • Padeces hiperparatiroidismo, una alteración en la cual la hormona paratiroidea está por encima de los niveles normales, provocando que los huesos liberen más calcio a la sangre y perdiendo ellos este mineral.
  • Presentas alguna enfermedad genética que afecta a la formación del hueso, como por ejemplo la osteogénesis imperfecta.

Para qué sirve y cómo se hace una densitometría ósea

Cuando queremos saber el nivel de calcio y la cantidad de mineralización del hueso recurrimos a esta técnica, procediendo en el centro médico de la siguiente manera para su realización:

  • Accederás a un vestidor donde te facilitarán una bata o te den indicaciones para que te quites todos los elementos metálicos que lleves encima.
  • Cuando estés preparado y con la indumentaria adecuada, pasarás a la sala donde se encuentra el aparato con el que se va a realizar la densitometría ósea. Siempre encontrarás un sillón o camilla que tendrá la maquina al lado, teniendo esta dos brazos, uno que va por encima del sillón y otro por debajo.
  • A continuación, tendrás que recostarte en el sillón y el personal médico te indicará la forma de colocarte exactamente, dependiendo de la zona que quieran medir y examinar. Una vez estés en la postura adecuada, tan solo tienes que mantenerte quieto y relajado.
  • Un técnico sanitario manejará el aparato y empezará a medir la densidad ósea del hueso, para ello se envían rayos X que saldrán del brazo inferior de la máquina y que se recogerán en el brazo superior.
  • Durante este procedimiento no vas a sentir nada, es muy sencillo y rápido. Enseguida te indicarán que puedes retirarte porque la prueba ha terminado y ya solo falta esperar los resultados.

Interpretación de los resultados

Cuando te entreguen el informe con los resultados de la densitometría ósea, debes fijarte fundamentalmente en los valores de los siguientes datos:

* T-score es el número de desviaciones estándar de la densitometría ósea en relación al valor medio de la población de 20 a 39 años del mismo sexo, es decir es una comparación entre tus resultados y los de dicha población.

  • Si el resultado de este cociente es mayor a -1 se considera normal.
  • Si la puntuación se encuentra entre -1 y -2.5, la persona presenta osteopenia, una disminución en la densidad ósea que a la larga puede terminar en osteoporosis.
  • Si la división da un resultado menor de -2.5, el diagnóstico de la persona es de osteoporosis, y por tanto la probabilidad de sufrir alguna fractura es mayor.

* Z-score es el dato que indica el número de desviaciones estándar con respecto al valor medio de densitometría en la población del mismo sexo y edad, es decir que en este valor se relacionan tus valores con los de las personas de sexo y además de tu edad. Esta puntuación por sí sola no es determinante y por tanto, no podemos diagnosticar osteoporosis basándonos en este valor. Sin embargo, debido a la disminución progresiva de la densidad ósea con el paso de los años y debido a la Z- score que relaciona el valor de cada persona con individuos de su mismo sexo y también edad, nos sirve para complementar los valores de la T- score.

Recuerda que será tu médico especialista quién te indique si debes realizarte esta prueba diagnóstica para evaluar si padeces osteopenia u osteoporosis y de esta manera ponerte un tratamiento adecuado con la finalidad de disminuir la fragilidad de tus huesos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Densitometría ósea: qué es y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .