Compartir

Derrame ocular: causas y tratamiento

Derrame ocular: causas y tratamiento

El derrame en el ojo, conocido en medicina con el nombre de hemorragia subconjuntival, es una mancha roja y brillante que aparece en la parte blanca del ojo (esclerótica) comúnmente causada por el rompimiento de uno o varios vasos sanguíneos o capilares que se encuentran en esta parte del ojo. Cuando esto ocurre, la sangre no sale al exterior, sino que se queda atrapada en la zona anterior del ojo, entre la esclerótica y la bulbar.

Cuando esta afección se presenta, no suele causar ningún tipo de síntoma o dolor, tampoco hay secreciones o cambios en la visión. La única manifestación de un derrame ocular es el parche rojo de sangre que suele desvanecerse de manera progresiva con el paso de los días. En este artículo de ONsalus, podrás conocer más sobre el derrame ocular: causas y tratamiento.

Causas del derrame ocular

La parte blanca del ojo conocida como esclerótica está cubierta por un tejido transparente llamado conjuntiva bulbar. Esta fina membrana es como una especie de tela muy delgada y elástica que cumple la función de proteger la esclerótica, los ojos y lubricar la cornea. Cuando ocurre un derrame en el ojo es porque se ha roto alguno de los vasos sanguíneos que contiene la conjuntiva bulbar, ocasionando una mancha roja y brillante en la parte blanca del ojo.

No existe manera de prevenir o sospechar que un derrame ocular está por suceder y son muchas las causas por las que puede ocurrir una hemorragia subconjuntival. Lo más común es que esta condición ocurra debido a un aumento súbito de la presión sanguínea, lo cual puede provocar tos y estornudos fuertes que estimulen la ruptura de los vasos sanguíneos. Otros factores que están asociados a las causas del derrame ocular son:

  • Traumatismo en el ojo.
  • Rascarse el ojo de manera muy brusca.
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes mellitus.
  • Medicamentos que alteran la coagulación de la sangre.
  • Infecciones virales.
  • Cirugías oculares.

Cuando la hemorragia ocular ocurre en un recién nacido, se cree que es causada por los cambios de presión sanguínea del bebé durante el parto. Cuando el derrame ocular se convierte en un síntoma frecuente o es muy alarmante, es necesario acudir al oftalmólogo para evaluar cuáles son los factores de riesgo que pueda sugerir la hemorragia.

Tratamiento del derrame ocular

En vista de que el derrame en el ojo no representa una afección peligrosa ni compromete la visión de la persona, no existen tratamientos que ofrezcan curar esta condición en la esclerótica, sino que la mancha roja y brillante se irá desvaneciendo progresivamente por sí sola con el paso de los días. Sin embargo, cuando ocurre una hemorragia ocular es importante que la persona comience a chequear con más frecuencia su presión arterial. El derrame ocular no tiene ningún tipo de relación con la presión del ojo.

Por lo general, el derrame desaparece entre 8 y 10 días después de su formación, aunque puede llegar a durar hasta un mes, y es normal que la parte blanca del ojo se vaya tornando amarilla durante la recuperación. Cuando el derrame está comenzando, la mancha roja puede ser pequeña, sin embargo, con el paso de las horas es normal que aumente su tamaño, por lo que no hay que alarmarse.

Si el derrame ocular llegara a causar irritación molesta en el ojo se puede calmar dicho malestar con el uso de gotas lágrimas artificiales para ayudar a sanar la parte externa del ojo.

Derrame ocular por traumatismo

Cuando el derrame ocular es causado por un traumatismo en el ojo, es imprescindible acudir al médico para examinar el ojo y descartar que haya sufrido algún tipo de lesión interna que requiera tratamiento o cirugía. En estos casos, es importante seguir los siguientes consejos:

  • No ejercer ningún tipo de presión en el ojo.
  • Se puede colocar un parche o gasa en el ojo y hay sangre que sale al exterior.
  • Es importante no tomar ningún tipo de medicamento, ya que pueden interferir en la hemorragia.
  • Camino al centro sanitario es importante mantener la cabeza siempre elevada y hacia atrás para evitar que aumente el derrame.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Derrame ocular: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ojos y visión.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Derrame ocular: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Derrame ocular: causas y tratamiento
1 de 2
Derrame ocular: causas y tratamiento