Compartir

Desprendimiento de placenta: síntomas, causas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 4 votos
Desprendimiento de placenta: síntomas, causas y tratamiento

El desprendimiento de placenta se da en las mujeres embarazadas y consiste en una separación de la placenta de su implantación uterina, pudiendo tener esta separación diferentes grados, desde unos pocos milímetros hasta el desprendimiento al completo.

Esta condición puede presentarse entre el 0,4 y 3,5% de todos los partos, y a pesar de no ser tan común requiere de atención para evitar complicaciones en la gestación. Por eso en ONsalus te explicamos con detalle lo que necesitas saber acerca del desprendimiento de placenta: síntomas, causas y tratamiento.

    Índice
  1. Causas que producen el desprendimiento de placenta
  2. Síntomas de esta condición
  3. Tratamiento del desprendimiento de placenta
  • Causas que producen el desprendimiento de placenta

    El abruptio placentae o desprendimiento de placenta puede ser consecuencia de algunas causas directas, es decir aquellas que se producen con daños directamente sobre la zona ventral o abdominal, aunque fundamentalmente se produce debido a causas indirectas o factores de riesgo. A continuación, te detallamos los diferentes tipos de agentes que pueden predisponerte a padecer esta condición:

    Causas directas

    Son poco comunes y abarcan condiciones como:

    • Lesión en el abdomen tras una caída, golpe o accidente de coche.
    • Pérdida rápida de volumen uterino tras un parto de un primer gemelo o al eliminar de golpe el líquido amniótico.

    Causas indirectas

    Mucho más comunes, en este grupo destacan algunas situaciones que pueden aumentar el riesgo de padecer de esta condición, por ejemplo:

    • Trastornos en la coagulación de la sangre, conocidos como trombofilias.
    • Consumo de cocaína.
    • Consumo de tabaco.
    • Diabetes.
    • Beber alcohol durante el embarazo.
    • Hipertensión durante el embarazo, dándose aproximadamente la mitad de los casos de desprendimiento de placenta por aumento en la presión arterial de la madre.
    • Antecedentes de desprendimiento prematuro de placenta.
    • Muchos partos anteriores.
    • Edad avanzada de la madre.
    • Ruptura de las membranas con anterioridad, rompiéndose la bolsa antes de la semana 37 de embarazo.
    • Miomas en el útero.
    Causas que producen el desprendimiento de placenta
  • Síntomas de esta condición

    Hay diferentes síntomas y signos que nos indican que estamos ante un posible desprendimiento de placenta, siendo más o menos acentuados dependiendo del grado de separación que haya entre la placenta y el útero materno.

    Algunas de las señales importantes que ameritan tu atención son:

    • Hemorragia, un sangrado anormal en la vagina con paso de sangre por detrás de las membranas y a través del cérvix si la hemorragia es externa, o retención de la sangre detrás de la placenta si la hemorragia es oculta.
    • Útero contraído y dolor en la zona.
    • Shock hipovolémico, tiene lugar a consecuencia de la pérdida de sangre haciendo que el corazón no sea capaz de bombear la suficiente sangre al cuerpo. Esta condición podría hacer que muchos órganos dejen de funcionar, por lo que requiere de atención médica inmediata.
    • Hipofibrinogemia, un trastorno hemorrágico en el cual la sangre no coagula como debiera.

    Los síntomas del desprendimiento de placenta deben ser tomados muy en serio ya que esta condición puede ocasionar el sufrimiento del feto y, en peores casos, su muerte.

  • Tratamiento del desprendimiento de placenta

    El tratamiento del desprendimiento de placenta depende del nivel de sangrado que se produzca en la mujer embarazada. Algunas medidas a tomar son:

    • Si la hemorragia es leve, es decir que no amenaza la vida de la madre ni del feto, y además los tonos cardíacos fetales son normales y la gestación no está cercana al término, es recomendable el reposo para que el sangrado no aumente. Por norma general, la paciente mejorará y será dada de alta si no vuelven a aparecer hemorragias.
    • Si el sangrado continúa o empeora una hemorragia inicialmente leve, hay que recurrir al parto urgentemente para evitar complicaciones. Se realiza entonces una exploración de la vagina y si el cérvix se encuentra dilatado, se procede a la rotura de las membranas para disminuir la incidencia de la coagulación intravascular diseminada.

    Adicionalmente, si se ha recurrido al parto prematuro, en el momento del diagnóstico es habitual administrar a la madre algún fármaco que acelere la maduración de los pulmones en el feto, para disminuir de esta manera los posibles problemas derivados de un parto efectuado antes de término.

    No obstante, debes saber que durante todo el período de gestación debe ser tu ginecólogo quien te asesore y tome las decisiones pertinentes que serán las más adecuadas para tu salud y la del feto. Si padeces algún síntoma que te haga sospechar que presentas alguna alteración durante el embarazo, debes acudir de inmediato a tu médico para asegurarte de no existe ningún problema.

    Tratamiento del desprendimiento de placenta
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Desprendimiento de placenta: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre desprendimiento de placenta: síntomas, causas y tratamiento