Compartir

Desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento

Desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento

La retina es el tejido que se encuentra en la parte posterior del globo ocular y que es sensible a la luz. Todas las imágenes que traspasan el cristalino se enfocan en la retina, la cual convierte estas visiones en señales eléctricas que se envían al cerebro a través del nervio óptico. Debido a la cantidad de vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la retina, el tejido suele lucir rojo o de color naranja.

Cuando la retina se separa de sus capas de soporte, se habla de desprendimiento de la retina, condición que puede causar visión borrosa, aparición de cortinas negras en la vista, destellos luminosos y sangrado. Esta afección es mucho más común en las personas mayores y puede estar causada por muchos factores. Te invitamos a seguir leyendo este artículo de ONsalus para conocer más sobre el desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento.

Síntomas del desprendimiento de retina

El desprendimiento de la retina, al contrario de lo que la mayoría de las personas podría pensar, no causa ningún tipo de dolor, por lo tanto resulta muy importante conocer sus síntomas y los cambios que provoca en la visión. Esta enfermedad es de progreso lento, por lo tanto sus síntomas también evolucionan poco a poco. Los síntomas del desprendimiento de retina pueden ser:

  • Puntos negros que se mueven a través del ojo dañado como si fueran pequeñas moscas.
  • Cuando el desprendimiento de la retina es causado por una rotura, el síntoma más característico es comenzar a ver destellos luminosos a una velocidad muy rápida. Esta molestia suele ser más intensa en uno de los lados del ojo afectado.
  • Cuando la retina se ha desprendido, aparece una cortina negra en cualquiera de los campos visuales. Esta cortina puede ir aumentando y causar la pérdida total de la visión si el desprendimiento de la retina no es tratado a tiempo por un especialista.
  • La visión se torna borrosa.
  • Cuando el desprendimiento es muy grave, puede presentarse sangrado de los vasos sanguíneos del ojo.
  • Cuando se presenta el sangrado, es posible que el fluido cause opacidad en el ojo impidiendo que la persona vea claramente u ocasionando que no vea absolutamente nada por el ojo afectado.

Estos síntomas pueden estar acompañados de otros dependiendo de la causa que haya producido el desprendimiento de la retina. Por lo general, el primer indicio de esta condición es la aparición de las moscas negras en la visión que progresa a destellos de luz y termina con la aparición de la cortina negra, pero no en todos los casos suele suceder en el mismo orden.

Causas del desprendimiento de la retina

El desprendimiento sensorial de la retina ocurre cuando la capa interna de la misma, conocida como retina neurosensorial, se separa de forma espontánea de su capa externa, conocida como epitelio pigmentario. Este escenario impide que la retina se nutra correctamente, hace que se produzcan fallos en el funcionamiento de dicho tejido y favorece la acumulación de líquido en el espacio formado entre sus capas.

El desprendimiento de la retina puede producirse por muchas causas, pero sin duda la más común es el desgarro o perforación de la retina. Cuando esto ocurre, la filtración de líquidos del ojo es responsable de separar la retina de sus capas, condición que ocurre en la mayoría de los casos debido a la afección conocida como desprendimiento vítreo posterior. Este tipo de separación de la retina también puede ser causa de un golpe muy fuerte o una miopía muy grave. Las personas con antecedentes familiares de desprendimiento de la retina tienen mayor riesgo de sufrir esta condición.

El desprendimiento por tracción es otro tipo de desprendimiento de la retina y suele estar causado por una diabetes mal controlada, antecedentes de operación quirúrgica de retina o por una inflamación prolongada en dicho tejido. Cuando el desprendimiento involucra la mácula, parte de la retina que se encarga de la visión fina y detallada puede resultar muy afectada la visión central del ojo.

Otras causas del desprendimiento de retina

  • El envejecimiento: el humor vítreo o líquido que rellena el globo ocular se une a la retina en la parte posterior del ojo. Con el tiempo, este líquido va cambiando su forma y se aleja de la retina, tirando de la misma y separando un trozo de esta.
  • Miopía grave: las personas con más de 5 dioptrías tienen mayor riesgo de desarrollar desprendimiento de la retina.
  • Enfermedad ocular: aquellas personas que han sufrido de patologías oculares como conjuntivitis infecciosa, inflamación crónica o tumores tienen mayor riesgo de que su retina se desprenda.
  • Traumatismo: cualquier golpe fuerte, pinchazo o lesión durante un accidente puede hacer que se despegue el humor vítreo de la retina y se produzca el desprendimiento.

Tratamiento del desprendimiento de retina

En la mayoría de los casos, esta condición oftalmológica amerita ser corregida con cirugía, la cual puede ser pautada de manera inmediata o a largo plazo, dependiendo del progreso del desprendimiento al momento de llevarse a cabo el diagnóstico. Existen varios tipos de intervención para tratar el desprendimiento de la retina y las menos invasivas pueden llevarse a cabo en el consultorio del especialista médico, tales como los siguientes procedimientos:

  • El uso de láser para sellar los desgarros o agujeros para evitar un desprendimiento total.
  • Realizar una retinopexia neumática, método que consiste en colocar una burbuja de gas en el ojo para que la retina flote nuevamente en su lugar. Este procedimiento es utilizado en casos de un desprendimiento leve.

Cuando los desprendimientos son mucho más graves, la cirugía requiere el uso de anestesia general y sugiere que la persona permanezca hospitalizada después de la intervención para evaluar su progreso. En estos casos, los procedimientos quirúrgicos más utilizados son los siguientes:

  • Introflexión o indentación escleral para empujar levemente y hacia arriba la pared del ojo contra la retina.
  • Vitrectomía para eliminar el gel o el tejido cicatricial de la retina. Esta es la técnica utilizada para tratar los desprendimientos de retina más graves.

Los desprendimientos de retina causados por tracción suelen ser vigilados por el médico durante cierto tiempo antes de que la persona necesite la cirugía. Cuando la cirugía es necesaria, se suele llevar a cabo una vitrectomía. El pronóstico de estos tratamientos es excelente siempre y cuando la mácula no haya estado vinculada en el desprendimiento. Sin embargo, es importante aclarar que no siempre la visión se recupera por completo y que existen algunos casos en que el desprendimiento de retina no se puede operar.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ojos y visión.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento
1 de 2
Desprendimiento de retina: síntomas, causas y tratamiento