Compartir

Dieta para la diverticulitis

Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. 31 agosto 2016
Dieta para la diverticulitis

Los divertículos son una especie de bolsas que se ubican en la parte interna del intestino, especialmente en el colon, que cuando se inflaman e infectan provocan una afección que conocemos con el nombre de diverticulitis.

Esta enfermedad es bastante común, mayoritariamente entre las personas que pasan los 50 años de edad. Los divertículos aparecen a causa de la presión en el colón, factores como el sedentarismo, el estrés o la obesidad pueden aumentar el riesgo de sufrirlo, sin embargo, esencialmente está relacionado con el estreñimiento y una falta de fibra que ralentiza los movimientos intestinales.

Teniendo en cuenta esto, con una buena y precisa alimentación se podría prevenir, evitar y tratar los síntomas y problemas derivados de esta enfermedad, es por eso que desde ONsalus te hemos diseñado una dieta para la divertivulitis que incluye todos aquellos alimentos que te van a favorecer en su tratamiento.

Cuestión de fibra

Como ya te hemos comentado, los divertículos se producen a causa de la debilidad en la pared intestinal causada por una presión excesiva en el intestino. Esta presión se debe al estreñimiento, por eso la dieta para la diverticulitis deberá ir dirigida a evitarlo. Como seguramente sabrás, la fibra es nuestro mejor aliado a la hora de prevenir el estreñimiento, por lo tanto, en nuestra alimentación deberemos primar los alimentos ricos en fibra:

  • Frutas: ciruelas, manzanas, plátanos, melocotones o peras.
  • Verduras cocidas: espárragos, champiñones, calabaza, alcachofas, zanahoria, patatas.
  • Zumos y jugos de fruta y verdura
  • Cereales
  • Pan integral
  • Legumbres y frutos secos.

La cantidad de fibra recomendada para una persona adulta sana se encuentra sobre los 20 y los 35 gramos al día, en tu caso, es recomendable consumir unos 10 gramos más de los establecidos, aunque siempre es mejor consultar con tu médico para establecer una rutina y una cantidad exacta de fibra. Si no estás acostumbrado a comer tanta fibra y te sientes lleno puedes probar con suplementos dietéticos que te faciliten el tránsito intestinal sin tener la necesidad de estar comiendo constantemente.

El agua es esencial

Ya se sabe de la importancia del agua en nuestra vida, de hecho, un 70% de nuestro cuerpo está hecho de este preciado líquido. El agua también es indispensable para ir de vientre con regularidad y evitar hacer excesiva presión en nuestro colón. Se recomiendo beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día, más en los hombres que en las mujeres, pero la cuestión esencial es mantener los niveles de hidratación correctos en nuestro cuerpo.

No es tan importante beber los litros justos sino satisfacer las demandas del organismo, ya que si, por ejemplo, salimos a correr a pleno sol y sudamos mucho, necesitaremos un aporte extra de agua.

También debemos tener en cuenta que un 20% del agua diaria que ingerimos lo hacemos a través de los alimentos, por lo tanto, como en esta dieta aumentamos sustancialmente las frutas y las verduras -grandes portadores de agua- quizás no es necesario subir mucho los vasos de H20 que necesitarás.

Dieta para la diverticulitis - El agua es esencial

Vigilar con los residuos

En esta dieta para la diverticulitis también tenemos que advertirte de algunos productos que pueden causarte daño. Hay ciertos alimentos que provocan residuos que no son procesados por nuestro intestino y que, una vez tienen que salir, se pueden alojar en las paredes e inflamar los divertículos. Las semillas o la piel y la cáscara de algunas fruta pueden ser uno de los causantes, por eso recomendamos vigilar aquello que se come para evitar que nuestro cuerpo genere alguno de estos residuos:

  • No comer semillas, en el caso del kiwi, el melón o la sandía se puede comer la fruta siempre que se quiten las semillas.
  • Frutas como la cereza, las uvas o las fresas se recomienda no comerlas dada la dificultad de quitar las semillas y los restos que generan.
  • Si comes frutos secos o palomitas debes masticar a consciencia y correctamente para que no se pueda depositar ningún residuo en los divertículos.

Otros consejos para la diverticulitis

Para finalizar la dieta para la diverticulitis te daremos otros consejos que debes poner en práctica:

  • Masticar correctamente para facilitar la digestión y posterior expulsión de los alimentos.
  • El incremento de la fibra en la dieta debe ser gradual, de otro modo podría provocarte flatulencia y otros síntomas.
  • Evita bebidas como el té o el café que pueden irritarte el estómago.
  • Ves al baño cada vez que tengas ganas, no reprimas las ganas de ir.
  • Practica ejercicio regular, unos 30 minutos diarios.
  • Si vas de vientre, evita hacer esfuerzos excesivos qeu puedan aumentar la presión de tu colon.
  • No uses laxantes, aunque te puedan producir un alivio momentáneo a la larga aún irritan más tu intestino y son causantes de estreñimiento.
  • No comas azúcar refinado ya que no aporta nada a nivel nutricional y si que fomenta la putrefacción intestinal que causa los divertículos.
  • En este artículo encontrarás los alimentos que provocan estreñimiento.
Dieta para la diverticulitis - Otros consejos para la diverticulitis

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para la diverticulitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Dieta para la diverticulitis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dieta para la diverticulitis
1 de 3
Dieta para la diverticulitis

Volver arriba