Compartir

Dieta para la enfermedad de Crohn

Valoración: 5.0 | 3 votos
Dieta para la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una de esas dolencias que afectan la forma en la que debemos comer. El padecimiento daña una de las estructuras que nuestro cuerpo usa para su alimentación y desecho, el estómago, el duodeno, el colon, los intestinos y el ano. Entre sus síntomas se encuentran la diarrea y las úlceras, la posibilidad de anemia y la pérdida del apetito. En ONsalus te damos algunos alimentos que puedes usar en una dieta para la enfermedad de Crohn.

    Índice
  1. Carnes y verduras
  2. Mariscos y frutas
  3. Una dieta balanceada
  • Carnes y verduras

    Para poder elegir la manera indicada de comer, hay que tener en cuenta que esta dolencia no siempre tiene la misma gravedad en sus síntomas entre pacientes. Cuando la enfermedad de Crohn se manifiesta en toda su intensidad, con una diarrea abundante con sangre y mucosidad, producida por la inflamación en las paredes intestinales, el paciente debe tener cuidado con la lactosa en su dieta, así como con los alimentos que contengan fibra para evitar un cierre o estrechamiento del área intestinal afectada y controlar mucho la ingesta de grasas o evitarlas de lleno. Si eres intolerante a la lactosa, no debes ni mirar productos lácteos que la contengan.

    Se pueden comer carnes tiernas, el pollo sin la piel, pescado blanco, tortillas bajas en colesterol y muy cocidas y embutidos sin grasa. Hay que poner cuidado también en no comer verduras crudas, y a la hora de preparar los alimentos el único condimento permitido será la sal. La manera de cocinar comidas puede ser hervida o asada envuelta en papel de estraza o de aluminio. Por supuesto las bebidas gaseosas están prohibidas al igual que el café, al tener efecto laxante.

    Carnes y verduras
  • Mariscos y frutas

    Luego de tantear estas restricciones y ver cómo avanzan los padecimientos, o si el que padece la enfermedad de Crohn sufre de ataques moderados, se pueden añadir otros alimentos como yogures. Aún no debes ingerir alimentos ricos en fibra a menos que te lo permita el propio especialista, pero además del pescado blanco sí podrás comer gambas y langostinos, así como lomo de cerdo, perdiz y cordero. Eso sí, mucho cuidado todavía con la grasa y los condimentos.

    Comer manzanas y peras cocinadas al horno es una buena idea si se te antoja algo de fruta, y si quieres combinarlas con quesos desnatados, no hay problema. Si lo que quieres son melocotones o peras en almíbar, puedes comerlas pero sin abusar del zumo que traen. A la hora de cocinar los alimentos ya puedes hacerlo al grill y a la parrilla pero sin tostarlos demasiado.

    Mariscos y frutas
  • Una dieta balanceada

    Luego de que se demuestre que esta dieta es tolerada por ti o que la intensidad en que se manifiesta la enfermedad de Crohn es leve, se puede añadir algo de fibra soluble y estofados que no sean tan pesados para el estómago. Aún debes evitar, sin embargo, comer vegetales crudos.

    La enfermedad de Crohn tiene etapas en que no se manifiesta ningún síntoma, pero aún así se debe mantener una dieta equilibrada, variada y moderada, repartir las comidas a lo largo del día y beber suficiente agua. De igual manera, antes de tomar una decisión sobre cómo tratar este o cualquier otro padecimiento, debes consultar con un especialista.

    Una dieta balanceada
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para la enfermedad de Crohn, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre dieta para la enfermedad de crohn