Dolor de garganta crónico: síntomas, causas y tratamiento

Dolor de garganta crónico: síntomas, causas y tratamiento

El dolor de garganta es una de las afecciones más molestas que existen, debido al malestar constante que nos impide hablar correctamente, toser, gritar o cantar y que nos obliga a tapar nuestro cuello con una bufanda sin importar en qué época del año nos encontramos. Aunque se trata de un síntoma pasajero que suele estar asociado a gripe, resfriado e infecciones, hay personas que siempre tienen dolor de garganta y no se les quita con nada.

Cuando el dolor de garganta es persistente y no responde a ningún tratamiento se considera que es crónico, y se trata de una afección que no se debe pasar por desapercibida. Quienes sufren esta condición no logran despedirse de la molestia al tragar los alimentos y sienten que sus síntomas son peor por la mañana que al final del día. ¿Qué puede estar causando esta sintomatología? Te invitamos a descubrirlo en este artículo de ONsalus sobre el dolor de garganta crónico: síntomas, causas y tratamiento.

Síntomas del dolor de garganta crónico

El dolor de garganta crónico no es una enfermedad, es un síntoma que puede estar causado por infecciones, virus, o factores externos que puedan irritar cualquier parte de la garganta y causar el dolor. Por lo general, esta molestia está asociada a los siguientes síntomas:

  • Dolor al tragar.
  • Dificultad para hablar con el mismo tono de voz de siempre.
  • Carraspera o ronquera.
  • Pérdida de la voz.
  • Dolor intenso en la mañana y más suave por la noche.
  • El dolor puede ser constante o aparecer y desaparecer por periodos.
  • Dependiendo de su causa, el dolor de garganta crónico puede estar acompañado con ninguno u otros síntomas.

Causas del dolor de garganta crónico

A continuación, mostramos cuáles son las posibles causas del dolor de garganta crónico.

El tabaco

Los cigarrillos están elaborados con una serie de compuestos químicos como el alquitrán que pueden llegar a ser muy nocivos para la salud de la garganta. El tabaquismo puede enfermar seriamente la faringe y la garganta, al punto de poder irritarla e inflamarla constantemente hasta que no se detenga el consumo de tabaco. La exposición constante al humo de tabaco también es perjudicial para las vías respiratorias. En el siguiente artículo te explicamos Qué sucede en tu cuerpo cuando dejas de fumar.

Polución

A menudo, las personas que viven con dolor de garganta crónico viven en lugares muy contaminados, como es el caso de aquellos que viven en las zonas industriales y que respiran todos los gases, químicos y sustancias emitidas por las fábricas. Inhalar aire contaminado o partículas de polvo puede causar enfermedad respiratoria, dolor de garganta crónico e irritación.

Sistema inmune débil

Hay periodos en los que nuestra salud no atraviesa el mejor momento y contamos con un sistema inmune más indefenso que no puede librarse fácilmente de cualquier microorganismo o bacteria que habita en el cuerpo y que pudiera ser la causa del dolor de garganta crónico. Muchos factores pueden llevar a tener las defensas bajas, tales como el estrés, el tabaquismo, la mala alimentación y tratamientos médicos como la quimioterapia.

¿Tensión en las cuerdas vocales?

Sí, esto existe y ocurre cuando las personas fuerzan sus cuerdas vocales, lo cual puede causar un dolor de garganta persistente si no se les ofrece el descanso que requieren. Esta causa de dolor de garganta crónico es más común en profesores de canto, cantantes, artistas de teatro, oradores y educadores.

Alergia

El aire y el medio ambiente están llenos de organismos microscópicos como los ácaros del polvo que pueden desencadenar un importante cuadro alérgico que se manifieste a través del dolor de garganta persistente. El polen, moho, la humedad, fibras y caspas de animales pueden causar alergia y dolor de garganta. Las personas que son alérgicos a un alimento y no lo saben pueden presentar dolor de garganta crónico.

Infecciones bacterianas o virales

De estas enfermedades, la más común es la faringitis, patología causada por las bacterias estreptococos y que para su debido tratamiento sugiere la ingesta de antibióticos. Además, los virus del resfriado común y de la gripe también pueden causar este malestar, sin embargo, una vez que la afección sana el dolor de garganta desaparece. Algunas personas experimentan episodios repetitivos de amigdalitis.

Respirar por la boca

A menudo, aquellas personas que sufren de sinusitis y mantienen una respiración exclusivamente oral presentan garganta irritada de forma crónica debido a la sequedad excesiva que genera tener siempre la boca abierta. Las personas que duermen con la boca abierta también son más propendas a sufrir dolor de garganta al despertarse.

Cáncer o tumores

Como mencionamos anteriormente, fumar en exceso durante mucho tiempo puede causar irritación crónica de la garganta, lo cual puede derivar en un cáncer de garganta. La irritación constante puede originar la aparición de tumores.

Otras causas del dolor de garganta crónico son:

  • Reflujo gástrico.
  • Habitaciones muy secas.
  • Infecciones crónicas.
  • Malestar psicosomático.
  • Aumento del tamaño del bocio o glándula tiroidea.

Tratamiento para el dolor de garganta crónico

Ante la presencia de dolor de garganta por mucho tiempo, resulta importante acudir al médico para comenzar a realizar un chequeo exhaustivo que permita definir qué está causando dicho síntoma y cómo debe ser tratado. Es probable que el médico de cabecera remita a la persona a un otorrinolaringólogo para que examine de forma más profunda la cavidad de la laringe y la faringe con un espejo o fibroscopio. También será necesario palpar el cuello en búsqueda de protuberancias o aumento de la glándula tiroidea. Si llegara a existir la sospecha de cáncer de garganta, será necesario realizar una biopsia y radiografía.

El tratamiento del dolor de garganta crónico dependerá de su causa y en casos de contaminación o tabaquismo la solución será evitar o eliminar por completo la exposición a los factores desencadenantes del dolor. Por esta razón, el tratamiento puede contemplar: dejar de fumar, mudarse, tratar el reflujo gástrico, terapia hormonal para la hormona tiroides.

Cuando el dolor es causado por episodios repetitivos de amigdalitis, es necesario extirpar dicha parte del cuerpo para que la molestia cese y la persona recupere su calidad de vida.

El tratamiento del cáncer de garganta dependerá de la ubicación del tumor y el estadio de la enfermedad.

Consejos para aliviar el dolor de garganta crónico

  • El uso de humidificador puede ser de gran ayuda para mejorar la irritación de la garganta.
  • Hacer gárgaras de agua con sal puede ofrecer alivio a la inflamación de la garganta y al dolor. Para hacerlas, mezcla una cucharada de sal con una taza de agua tibia y haz gárgaras de 30 segundos cada una hasta que se termine la mezcla.
  • Prueba a consumir pastillas para la garganta que puedes encontrar en cualquier farmacia y que están elaboradas con ingredientes sedantes que ofrecen calmar el dolor de manera casi instantánea.
  • Toma mucho líquido para mantener la garganta hidratada y combatir así la sequedad. La sopa, el agua y los zumos de frutas son de gran ayuda para tratar el dolor de garganta crónico.
  • El té caliente de jengibre, miel y limón puede ayudar a calmar el dolor de garganta debido al efecto antibacteriano de la miel y el jengibre.
  • Acude al médico después de un mes con constante dolor de garganta. Por más inofensivo que parezca este síntoma, es importante acudir a un especialista cuando aparece sin causa aparente.

Descubre más tratamientos naturales en el artículo Remedios caseros para el dolor de garganta.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dolor de garganta crónico: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.