Transtornos de ansiedad

Dolor mandibular por ansiedad: causas y cómo aliviarlo

 
Magce Bonilla
Por Magce Bonilla. 30 septiembre 2022
Dolor mandibular por ansiedad: causas y cómo aliviarlo

Algunas veces, la ansiedad es una de las causas que produce tensión y dolor mandibular, ya que en circunstancias de angustia, estrés crónico o preocupación, la persona tiende a apretar la mandíbula y rechinar los dientes sin darse cuenta, incluso mientras duerme. Esta rigidez en la articulación de la mandíbula puede ser puntual o aparecer gradualmente y mantenerse durante periodos prolongados, generando dolor y gran sensibilidad en los dientes, que en situaciones graves, pueden llegar a partirse. Por todo ello, es fundamental estar atentos a estos síntomas para evitar que se produzcan otros malestares, como dolor de cabeza, de mentón y de oídos.

En este artículo de ONsalus, te explicamos acerca del dolor mandibular por ansiedad, cuáles son sus posibles causas y cómo aliviarlo, ¡sigue leyendo!

Índice
  1. Estrés
  2. Alteraciones psicoemocionales
  3. Bruxismo
  4. Síndrome de Burnout
  5. Histeria
  6. Cómo relajar la mandíbula por estrés

Estrés

El estrés continuo y no controlado, a veces, causa tensión mandibular, que puede aparecer en cualquier lado de la mandíbula, incluso, en ambas partes. Esta dolencia, normalmente, se manifiesta de manera repentina o gradual y, además, permanece por largo tiempo. Una persona con niveles altos de estrés puede ver afectada la musculatura y articulación mandibular, volviéndola más tensa y restringiendo y alterando sus movimientos, al igual que su expresión facial.

¿Qué hacer?

Para aliviar el dolor mandibular por estrés, es fundamental acudir a un psicólogo o especialista afín para precisar los factores que activan esta sensación y establecer herramientas adecuadas que puedan minimizarlo. También es importante lograr un buen descanso para intentar relajar de manera general los músculos del cuerpo. En este sentido, la meditación y los ejercicios de yoga ayudan a reducir el estrés y a modificar las emociones, permitiendo un estado de calma y bienestar emocional. Asimismo, según la consideración médica, algunos medicamentos puntuales como antidepresivos pueden minimizar los episodios de estrés.

Dolor mandibular por ansiedad: causas y cómo aliviarlo - Estrés

Alteraciones psicoemocionales

Las alteraciones psicoemocionales son una causa potencial de generar dolencias crónicas mandibulares. Las personas que sufren desórdenes mentales, estrés postraumático, somatización y depresión, tienden a padecer disfunción temporomandibular, manifestando gran dolor al abrir la boca, al masticar alimentos o al hablar; rechinamiento de los dientes y asimetría en los movimientos articulares. Por ello, es fundamental atender el estado emocional para lograr aliviar la dolencia mandibular.

¿Qué hacer?

En estos casos, es necesaria la valoración detallada por parte del especialista para precisar adecuadamente el estado emocional de la persona. Normalmente, las terapias y ciertos medicamentos como antidepresivos ayudan a minimizar las alteraciones psicoemocionales. A medida que se controle y regule la salud mental, la tensión mandibular comenzará a mejorar de manera gradual.

Bruxismo

El bruxismo es un trastorno que conduce al rechine y tensión en los dientes que la persona que lo sufre puede realizarlo tanto en el día como en la noche. Esta afección puede ser lo suficientemente intensa como para producir dolores en la mandíbula, daños en los dientes y dolor de cabeza.

Por lo general, el bruxismo está vinculado a factores físicos, psicológicos y genéticos de la persona, por lo que en situaciones de ansiedad, frustración o estrés, puede aparecer el acto de crujir los dientes. No obstante, otros trastornos médicos y de salud mental como la enfermedad de Parkinson, la demencia, los trastornos gástricos y la hiperactividad, entre otros, podrían potenciar el bruxismo.

¿Qué hacer?

El tratamiento del bruxismo dependerá de su intensidad. Si la situación es grave, ciertos medicamentos, evaluaciones odontológicas y cambios de hábitos ayudan a calmar el dolor de mandíbula y reducir el daño en los dientes. En este sentido, tomar relajantes musculares o fármacos para controlar la ansiedad y el estrés permiten relajar los músculos de la mandíbula.

Asimismo, las férulas y protectores dentales evitan que los dientes se dañen por el rechinamiento y presión que ejerce la persona al cerrar la boca. También mantener la posición correcta de la boca y la mandíbula según las indicaciones del dentista permite significativamente aliviar esta dolencia.

Dolor mandibular por ansiedad: causas y cómo aliviarlo - Bruxismo

Síndrome de Burnout

Este síndrome es una condición que suele manifestarse en personas que trabajan o prestan servicios de manera directa con otras personas, como los docentes, personal de salud, psicólogos, entre otros. Justamente trabajadores que en su rutina laboral suelen quedar agotados tratando de cumplir todas las expectativas, compromisos y un alto desempeño con todas aquellas personas a su cargo.

En circunstancias, cuando lo planificado y pautado no se cumple y las metas trazadas se hacen cuesta arriba, suele aparecer en estos profesionales síntomas de fatiga, ansiedad y depresión que pueden desencadenar dolor de mandíbula, ya que la angustia, el nerviosismo y el desespero de tratar de hacer que todo salga bien genera que los músculos involucrados en la mandíbula se contraigan. La persona presiona los dientes de manera inconsciente y ocasiona una tensión en la mandíbula significativa que lleva a un gran dolor y limita la rutina de la persona.

¿Qué hacer?

El tratamiento debe realizarse de manera integral, tomando en cuenta el aspecto psicológico, los hábitos alimenticios y, en algunos casos, considerar el tratamiento farmacológico según los niveles de estrés y ansiedad. Para ello, las terapias psicológicas cognitivas-conductuales, la activación de técnicas de relajación y respiración y una buena alimentación son de gran ayuda.

Histeria

La histeria es una enfermedad nerviosa crónica, que se manifiesta con mayor frecuencia en las mujeres. Es una patología en la que la persona presenta preocupaciones crónicas por síntomas físicos, que no tienen un origen claro o identificable.

Normalmente, la persona histérica manifiesta preocupaciones psicológicas, que exterioriza en forma de dolencia física. En tal sentido, suele tener síntomas físicos y psíquicos como trastornos motores, sensitivos y sensoriales. Por ello, en situaciones de histeria, se puede evidenciar tensión en los músculos de la mandíbula y dolor en toda esa área, además de manifestar pesadez al caminar y comer. El sistema nervioso tiende alterarse, por lo que la persona afectada puede tener dificultad para masticar, tragar y digerir los alimentos y, en ocasiones, presenta también cierta parálisis facial.

¿Qué hacer?

Tratar este tipo de trastorno, necesariamente, amerita de evaluaciones psiquiátricas para precisar el estado emocional de la persona y poder indicar las psicoterapias adecuadas. El tratamiento debe controlar los síntomas para que no interfieran en su calidad de vida y, en consecuencia, contrarrestar los dolores físicos, entre ellos, la tensión mandibular.

Cómo relajar la mandíbula por estrés

Es fundamental aprender a relajar la mandíbula a través de ejercicios claves para lograr aliviar el dolor que causa la tensión de los músculos asociados a ella. En este sentido, existen una serie de ejercicios útiles muy recomendados por los fisioterapeutas, como los siguientes:

  • Masaje continuo y circular en la zona de la articulación temporomandibular con cuidado, empleando 2 o 4 dedos. De esta manera, la musculatura comenzará a relajarse y se calmará el dolor.
  • Masaje en la sien y por encima del pómulo, también con cuidado y utilizando los dedos índice para relajar y aliviar el dolor de cabeza.
  • Realizar ejercicios de movilización y relajación de la articulación, abriendo y cerrando la boca con delicadeza, y desplazando el hueso inferior de la mandíbula de derecha a izquierda.
  • Realizar un tirón de orejas para reducir la presión del hueso temporal, muy importante en la articulación de la mandíbula. Para ello, en una posición cómoda, estira el lóbulo de la oreja con cuidado hacia abajo con el dedo índice y pulgar, varias veces, para relajar los tejidos.
  • Es importante poner en práctica estiramientos cervicales, llevando cada oreja hacia un hombro, y manteniendo la tensión por 20 segundos de forma suave y progresiva para obtener una efectiva relajación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dolor mandibular por ansiedad: causas y cómo aliviarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Bibliografía
  • Araya, C. y col (2011). Trastornos ansiosos y desórdenes temporomandibulares en funcionarios de un centro de salud familiar en la comuna de Concepción, Chile. [Documento en Línea]. Disponible: http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:ysEpJj8lg2QJ:www.scielo.cl/scielo.php%3Fscript%3Dsci_arttext%26pid%3DS0718-381X2011000300005&cd=14&hl=es-419&ct=clnk&gl=ve
  • Cruz-Fierro, N. y col. (2016). Síntomas de ansiedad, el manejo inadecuado de las emociones negativas y su asociación con bruxismo autoinformado. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-ansiedad-estres-242-articulo-sintomas-ansiedad-el-manejo-inadecuado-S1134793716300306
  • Willeman Bastos Tesch, L.V. y col. (2014). Trastornos temporomandibulares y dolor orofacial crónico: al final ¿a que área pertenecen? [Documento en Línea]. Disponible: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-80462014000200002
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Dolor mandibular por ansiedad: causas y cómo aliviarlo