Durezas en los pies: por qué salen, cómo quitarlas y remedios caseros

Durezas en los pies: por qué salen, cómo quitarlas y remedios caseros

Un número importante de personas presentan durezas en los pies, estas lesiones son muy comunes y no son graves pero requieren ser tratadas a tiempo para evitar molestias en esta parte del cuerpo.

El uso de calzado inadecuado es uno de los principales causantes de las llamadas durezas en los pies. Los zapatos muy estrechos, el calzado hecho de material duro o poco flexible y el excesivo calor en los pies son algunos de los factores que pueden propiciar la aparición de este engrosamiento de la piel.

La aparición de estas lesiones puede ir acompañada de dolor e incomodidad, limitando así la deambulación de las personas que las presentan. Para más información, continúa leyendo este artículo de ONsalus sobre las durezas en los pies: por qué salen, cómo quitarlas y remedios caseros.

Por qué salen durezas en los pies

Las durezas en los pies o hiperqueratosis son lesiones engrosadas que aparecen en la capa superficial de la piel de los pies debido a un aumento de células muertas y descamadas. Este aumento de células muertas está ocasionado por una excesiva o continuada presión debido al uso de un calzado inadecuado o una mala pisada.

Entre las causas de las durezas en los pies más comunes, encontramos:

  • Sequedad de la piel.
  • Problemas de circulación.
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Constante fricción o roce en sitios específicos de los pies.
  • Mala pisada.
  • Deformidades del pie.

Existen zonas del pie que son más propensas a presentar durezas, como la planta de los pies, los talones o los puntos de apoyo de los dedos. Así mismo, las personas que usan con frecuencia zapatos de tacón alto o zapatos muy ajustados tienen mayor probabilidades de presentarlas.

Cómo quitar durezas en los pies

En el caso de que las durezas en los pies se encuentren en un estado avanzado u ocasionen molestias, es importante acudir a un podólogo profesional para tratarlas adecuadamente. Se debe evitar la eliminación de las mismas por propios medios, ya que existe el riesgo de contaminar la zona y contraer infecciones.

En el caso de durezas en los pies leves o para prevenir su reaparición, puedes llevar a cabo los siguientes cuidados en tu día a día:

  • Remojar los pies en agua tibia por unos minutos.
  • Exfoliar los pies con sal gruesa o cremas exfoliantes, de esta forma, se eliminan las células muertas.
  • Utilizar una piedra pómez para quitar las durezas en los pies producidas por la acumulación de células muertas en las zonas expuestas.
  • Usar remedios caseros, cremas hidratantes o aceites naturales que hidraten las áreas resecas de los pies diariamente para curar y evitar las durezas.

Este procedimiento se puede realizar de 2 a 3 veces a la semana para mantener los pies perfectamente hidratados y libres de durezas.

Por otro lado, en el mercado, existen varias opciones electrónicas que permiten eliminar las durezas en los pies, una de ellas son las limas electrónicas, las cuales se encuentran especialmente diseñadas para quitar las durezas en los pies en casa de forma sencilla. Estos aparatos constan de un mango que se adapta a la mano y se maneja de forma sencilla y cómoda. Poseen un motor de alta potencia, además de un rodillo y una lija que permite su deslizamiento y la posterior eliminación de las durezas en los pies.

Remedios caseros para la durezas en los pies

Existen remedios caseros para eliminar las durezas en los pies que pueden ser de gran ayuda. Entre los que ofrecen mejores resultados, encontramos:

  • Aspirina: conocida científicamente como ácido acetilsalicílico, tiene efecto antiinflamatorio, por lo que se utiliza en la producción de cremas y exfoliantes. Es también de gran ayuda en el tratamiento de hongos en los pies. Tritura 6 aspirinas, seguidamente, mézclalas con agua hasta formar una pasta y aplícala en las zonas con durezas. Deja actuar durante 30 minutos y retira con abundante agua. Por último, exfolia la piel.
  • Bicarbonato de sodio: posee propiedades astringentes, contribuye a eliminar las células muertas, razón por la cual actúa como un exfoliante. En un litro de agua caliente, agrega 2 cucharadas de bicarbonato. Sumerge los pies durante 20 minutos y, luego, exfolia con una piedra pómez. Realiza este tratamiento unas 2 o 3 veces a la semana.
  • Miel: la miel humecta la piel de forma natural, se debe aplicar en las zonas de los pies donde existen durezas y resequedad. Además, tiene efecto antibacteriano y previene la aparición de infecciones por hongos.
  • Manzanilla: tiene efecto antiinflamatorio y analgésico, se prepara una infusión en un litro de agua tibia y se introducen los pies en esta infusión durante unos minutos.
  • Vinagre de manzana: es otra manera de quitar las durezas en los pies, contribuye a reblandecer la dureza. Se necesitan 100 ml de vinagre de manzana mezclados con 1 litro de agua tibia, esto se puede aplicar a modo de loción sobre el pie o se sumergen los pies en la solución.
  • Aceite de oliva: los ácidos grasos del aceite de oliva permiten regenerar la piel de los pies cuando presentan durezas y grietas. Masajear los pies con unas gotas de aceite de oliva le proporciona a la piel la lubricación necesaria para erradicar o prevenir la aparición de estas lesiones.

Cómo prevenir las durezas en los pies

Si quieres prevenir la aparición de durezas en los pies, es necesario que sigas la siguientes recomendaciones:

  • Utiliza calzado cómodo: se debe evitar el uso de zapatos fabricados con material rígido o plásticos, estos permiten la aparición de lesiones en los pies como durezas, heridas o rozaduras. Alterna el uso de zapatos de tacón con modelos de zapatillas bajas, de esta manera, evitarás la constante fricción y lograrás que los pies transpiren mejor.
  • Uso de medias o calcetines: se recomienda el uso de medias de algodón o de fibra natural y que se adapten de forma cómoda a tus pies.
  • Mantener una buena higiene de los pies: los pies en el momento de la ducha se deben lavar con abundante agua y jabón, también se puede utilizar piedra pómez y alguna crema exfoliante que permita mantener esa piel libre de células muertas.
  • Hidratar los pies: la aplicación de cremas hidratantes permite mantener la humedad de la piel y evitar la aparición de durezas en los pies. Se recomienda el uso de cremas en los pies antes de dormir e incluso después del lavado.
  • Usa almohadillas para los pies si las necesitas: si eres propenso a la aparición de estas lesiones, debes utilizar las almohadillas para evitar rozaduras y la aparición de las durezas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Durezas en los pies: por qué salen, cómo quitarlas y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.