Compartir

Ejercicios para curar la tortícolis

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 28 septiembre 2016
Ejercicios para curar la tortícolis

La tortícolis es un dolor de cuello muy molesto que puede llegar a limitar la movilidad del mismo, ya que en algunos casos solo se manifiesta a través de la rigidez leve de los músculos y en otras ocasiones se presenta con dolor muy intenso al intentar girar la cabeza. La tortícolis es una afección muy común, de hecho se cree que todas las personas sufrirán esta patología una vez en la vida, ya que usualmente es consecuencia de una mala postura corporal o de una mala noche de descanso.

Además del dolor de cuello esta afección puede estar acompañada de dolor de espalda, rigidez del mentón, dolor de cabeza y tensión muscular en el trapecio y músculos del cuello. Sin embargo, es el dolor y la incapacidad para mover la cabeza lo que resulta más molesto y lo que puede dificultar considerablemente las actividades diarias de una persona. Si estás en búsqueda de una alternativa eficiente para aliviar este malestar, te invitamos a seguir leyendo este artículo de ONsalus donde podrás conocer cuáles son los mejores ejercicios para curar la tortícolis.

También te puede interesar: Remedios caseros para curar la tortícolis

¿Por qué da tortícolis?

La tortícolis es una afección muy común usualmente causada por una posición inadecuada de la cabeza durante un tiempo prolongado, lo cual genera la rigidez y maltrato de los músculos del cuello causando dolor y limitando el movimiento. Si bien es la mala postura corporal la responsable de derivar el malestar en el cuello, existen algunos factores que aumentan el riesgo de padecer tortícolis, conozcamos cuáles son:

  • Dormir con una almohada mucho más alta.
  • Tensar los músculos de la mandíbula durante el sueño, afección conocida como burxismo.
  • Estrés, ansiedad o tensión antes de dormir.
  • Influencia genética o tortícolis hereditaria.
  • Lesión muscular por un golpe, impacto (latigazo) o movimiento brusco de los músculos del cuello.
  • Rectificación de las cervicales.
  • Tortícolis congénita debido a una mala posición de la cabeza del bebé al momento de nacer.

Síntomas de la tortícolis

Si bien el dolor es el síntoma más característico, existen otras manifestaciones físicas que definen el malestar de la tortícolis:

  • Temblor de la cabeza.
  • Dolor de cabeza.
  • Hombro más alto que otro.
  • Dolor cervical.
  • Rigidez y tensión en los músculos del cuello.
  • Movimiento limitado de la cabeza.
  • Dolor sobre los hombros.
Ejercicios para curar la tortícolis - Síntomas de la tortícolis

Ejercicio 1 para curar la tortícolis

Los ejercicios para curar la tortícolis consisten en una serie de estiramientos que permitan que el músculo se relaje y pueda desentumecerse de la tensión y la rigidez adquirida por la mala postura. A medida que los estiramientos van haciendo efecto se podrá recuperar poco a poco la movilidad de la cabeza y disminuirá considerablemente el dolor cervical.

El primer estiramiento recomendado para curar la tortícolis consiste en intentar tocar el hombro con la oreja del lado más afectado. Es probable que no lo logres, lo importante es tratar de bajar la cabeza de lado lentamente y sin forzar el movimiento para que el músculo de vaya estirando y recuperando la movilidad poco a poco, hasta que se pueda tocar el hombro con la oreja sin experimentar ningún tipo de malestar ni dolor.

Lo ideal es repetir este estiramiento 10 veces por cada lado y luego descansar. Si bien puede parecer sencillo este ejercicio, hay que tener cuidado de no lesionar más el cuello y su musculatura, y eso solo lo podremos lograr si no excedemos el número de repeticiones. Haz el estiramiento con la espalda recta, preferiblemente delante de un espejo, con los hombros caídos y a través de movimientos suaves y cuidadosos.

Ejercicios para curar la tortícolis - Ejercicio 1 para curar la tortícolis
Imagen: taringa.net

Ejercicio 2 para aliviar la tortícolis

El segundo estiramiento consiste en intentar girar la cabeza de lado como si quisiéramos ver la parte trasera de nuestro hombro. Una vez que se haya alcanzado la máxima capacidad de movilidad al girar el cuello se debe mantener esa posición estimulando el estiramiento con la ayuda de la punta de los dedos de la mano del lado al que estamos girando.

Lo recomendable es mantener ese movimiento durante un minuto en lado izquierdo y en el derecho. Este ejercicio también se debe realizar girando la cabeza hacia abajo, solo que en este caso ambas manos deben estar sobre la cabeza para ejercer una sutil presión hacia abajo, como si estuviésemos diciendo constantemente "sí". Sabremos que estamos haciendo correctamente estos ejercicios porque al hacer el estiramiento sentiremos la tensión en el trapecio.

Ejercicios para curar la tortícolis - Ejercicio 2 para aliviar la tortícolis

Ejercicio 3 para curar la tortícolis

Sentado en frente de un espejo con la espalda recta, el cuello erguido y los hombro caídos comenzamos a levantar nuestros brazos desde el nivel de los hombros hasta por encima de la cabeza, entrelazando nuestras manos al encontrarse y manteniendo la postura unos segundos para volver a comenzar. Este ejercicio es muy eficaz para desinflamar los músculos del cuello que se extienden hasta el trapecio.

Ejercicio 4 para el dolor de tortícolis

Al igual que en el primer estiramiento, giraremos la cabeza de lado como si quisiéramos tocar el hombro con la oreja, solo que en esta ocasión nos ayudaremos con la mano. Es decir, si estamos de frente y giramos nuestra cabeza de lado hacia el hombro derecho, será la mano derecha la que abrace nuestra cabeza para sutilmente ejercer una presión muy leve hacia abajo. Lo más recomendable es mantener esta posición durante un minuto y luego hacerlo del otro lado.

Ejercicios para curar la tortícolis - Ejercicio 4 para el dolor de tortícolis

Consejos para mejorar la tortícolis

  • Aplica compresas frías en la zona afectada para disminuir la inflamación de los músculos y mejorar el dolor.
  • Evita masajear tu mismo los músculos para evitar que un movimiento inadecuado empeore tu condición. Los masajes para la tortícolis sí funcionan pero deben ser empleados por un especialista en fisioterapia.
  • El dolor se alivia con frío, pero los músculos se relajan con calor. Puedes aplicar una toalla húmeda con agua caliente sobre tus hombros para disminuir la tensión.
  • No levantes ningún tipo de peso ni hagas ejercicio.
  • Mantén tu cuello erguido y evita tener mala postura corporal. Recuerda tener siempre los hombros caídos.
  • Toma analgésicos de venta libre para el dolor.
  • Protege tu cuello del frío para evitar rigidez y temblores en la zona.
  • Si el dolor es constante y no se alivia al cabo de dos días es recomendable que visites al médico para que recete un tratamiento más fuerte y evalúe la necesidad de hacer fisioterapia durante algunas semanas.
  • Cambiar tus hábitos de vida para arreglar la causa que te pueda provocar la rigidez en el cuello.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejercicios para curar la tortícolis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Ejercicios para curar la tortícolis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ejercicios para curar la tortícolis
Imagen: taringa.net
1 de 5
Ejercicios para curar la tortícolis

Volver arriba